Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Nuevos estándares habilitan despegue de IoT

 |   24 de junio del 2019

Un nuevo estándar del World Wide Web Consortium hará que el IoT avance rápidamente.

Fue presentado ahora al público mundial hace pocos días en Siemens Alemania.

Internet de las cosas (IoT) permite por ejemplo que las máquinas cooperen de manera

independiente, evalúen datos de sensores para controlar los sistemas de manera más

eficiente y reduzcan el consumo de energía. Pero la implementación práctica es hasta hoy

compleja, dado que todas estas máquinas y elementos de control no hablan el mismo

idioma. Las estructuras de datos de los objetos tales como sensores y motores varían de

un fabricante a otro.

“Hasta ahora los modelos de datos de las distintas redes, máquinas y sensores han

tenido que convertirse laboriosamente para lograr soluciones integradas para la

transformación digital», explica Markus Reigl, quien dirige el Departamento de

Estandarización de Siemens. Esta confusión babilónica de idiomas es una de las razones

más importantes por las que Internet de las cosas está todavía en su infancia.

Pero después de cinco años de trabajo, el World Wide Web Consortium (W3C), el

organismo más importante para los estándares de Internet, ha acordado un estándar

básico que facilitará la cooperación de las cosas en Internet.

Ello viene a iniciar una nueva era, donde todas las máquinas, dispositivos y sensores

hablarán un mismo idioma, haciendo que las soluciones complejas de IoT sean mucho

más fáciles y rápidas de implementar.

La descripción de “cosa” es, por así decirlo, una tarjeta de negocios de cualquier objeto

que se comunica con otros objetos a través de Internet. Cada objeto se convierte así en

un bloque de datos digitales que se caracteriza por elementos que definen propiedades

(ej. si un interruptor está activado o desactivado), información sobre acciones y eventos

(ej. que la batería está pronta a acabarse) y otros metadatos semánticos relevantes (ej.

dónde se encuentra un objeto, o el número de serie del fabricante).


Notas relacionadas

Te podría interesar