Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

American Airlines apuesta al transporte de carga

 |   30 de enero del 2013

La aerolíneas renueva su flota y se posiciona como una de las opciones más importantes para el traslado de cargas en Latinoamérica a través de su división American Airlines Cargo.

Luego de 40 años, American Airlines encara una renovación que transita en paralelo con su nueva flota. Si bien la compañía no cuenta con aviones cargueros puros, la utilización de sus bodegas y su enorme cantidad de frecuencias, la colocan como una de las opciones más importantes para el traslado de cargas en Latinoamérica.

Afortunadamente hay muchos países en esa región donde la economía crece a un ritmo más rápido que en otras partes del mundo.

“American Airlines Cargo opera en todo el mundo, pero en estos últimos diez años, nuestros negocios con Latinoamérica han crecido de manera notable”, dijo a Transport & Cargo Carmen Taylor, Managing Director Cargo Sales para el sureste de los Estados Unidos, Caribe y América Latina.

Para Taylor, “gobiernos como los de Perú, Colombia, Chile, y Brasil, han realizado excepcionales esfuerzos para vender sus productos en el mundo entero”.

La mayoría de la carga llega a Miami y desde allí, la compañía ofrece distintas conexiones en Asia, y Europa con aviones propios o a través de sus líneas asociadas.

“Enviamos mucha carga de San Pablo a Dubai. Nosotros no vamos a dicho destino, pero ofrecemos a los clientes volar con nosotros hasta Madrid, y luego por Emirates a Dubai. Esto es una posibilidad única muy apreciada por los clientes porque les permite reducir costos”, resaltó Taylor.

Una década atrás, el 95% de la carga llegaba a Miami, y principalmente se distribuía en Los Estados Unidos. “Hoy el panorama cambió. La mayoría de la carga que llevamos desde Perú, en gran parte espárragos, va con destino a Londres. Las flores de Colombia, arriban a Miami, y de aquí las llevamos a Japón. Logramos un nicho de mercado que es único, porque tenemos vuelos a muchísimas partes del mundo y hemos ayudado a nuestros clientes a abrir mercados que no tenían hasta ahora. Miami es actualmente el punto de mayor movimiento en el sistema mundial de cargas de la compañía”, manifestó Carmen Taylor.

Sin continuidad

El mercado argentino es visto como de exportación estacional. “Hay semillas a principios y berrys a fines de año. Después busca lo que puedas encontrar”.

Sin embargo, cuando llega la temporada para estos productos, no hay capacidad que alcance con ninguna línea aérea, y todos se sirven de esta demanda para obtener las ganancias que necesitan para sobrevivir el resto del año. “Hace un tiempo había un tráfico importante de cuero que iba por avión, que se ha perdido y hoy va por barco”, recalcó la ejecutiva de American Airlines.

Para paliar tal situación, Taylor destacó la labor que desarrolla Angel Zaninovich gerente regional de cargas de American Airlines para Argentina, Uruguay y Paraguay, quien logró un negocio para el año entero como el del salmón. “Lo traemos de Chile en camiones hasta Ezeiza y de allí se embarca a los Estados Unidos. Es fantástico tener el salmón todo el año aunque el margen de ganancia sea bajo, y se requiera volumen para tener una rentabilidad aceptable”, reconoció Taylor.
El tráfico de bajada se compone principalmente de tecnología informática, teléfonos celulares, e industria automotriz. Con Brasil también destaca el tráfico de partes de aviones. Hace tres años, la compañía desarrolló un servicio especializado para el traslado de productos farmacéuticos bajo temperatura controlada. Este segmento ha crecido más de 1000% en muy poco tiempo.
“Las expectativas a futuro son muy buenas. Si bien la economía latinoamericana se vio afectada por la crisis global, tiene una fuerte base establecida y sobrevive a lo que pasa afuera de la región. La única baja pronunciada fue la de Brasil en la segunda parte de 2012, pero estimo que se va a arreglar en poco tiempo”, reflexionó Taylor.

Mañana, entra en servicio el primer Boeing 777-300. Por fuera lucirá el nuevo logo y diseño, pero también habrá varios detalles innovadores en su interior para mostrar el cambio que está encarnado la compañía.

Otro gran cambio, es el paso hacia una aerolínea global. Hoy, más de un 30% de sus vuelos son internacionales, y esta tendencia se afianza. American anunció que empezará a volar a Seul desde Dallas, a Dusseldorf desde Chicago, a Dublin, por New York, y a Lima y Bogotá desde Dallas. En Miami se añadirán dos destinos en Brasil, Porto Alegre y Curitiba, y con gran éxito sigue la frecuencia a Manaos que arrancó hace siete meses.

Con Argentina hay cinco frecuencias diarias, tres son a Miami y las dos restantes a New York y Dallas. Con una capacidad promedio de entre 20 y 25 toneladas por vuelo, se genera una oferta diaria de entre 100 y 120 toneladas de carga pura.

Fuente: Cronista.com


Notas relacionadas

Te podría interesar