Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Apoyo de la CGERA al Ministerio de Industria por conflicto con Brasil

 |   19 de mayo del 2011

La disputa comercial con el mayor socio comercial regional de la Argentina, ha generado este comunicado de la Confederación General Empresaria, que advierte sobre las desigualdades y lo injustificado de las trabas impuestas por Brasil a los productos argentinos, y reclama un cambio de actitud de ciertos sectores empresarios de la industria local.

La Confederación General Empresaria (CGERA) junto a otras entidades empresarias que se han manifestado, “están del lado de los intereses de Argentina, apoyan lo actuado por la Ministra Débora Giorgi y el Secretario de Industria, Eduardo Bianchi. Rechazan las medidas que Brasil ha tomado contra la producción nacional de automotores y autopartes, por ser absurda, violenta e injustificada, siendo que Argentina le da un tratamiento preferencial a ese país y le abre su mercado mucho más de lo que Brasil lo hace para Argentina”.

Los empresarios manifestaron que “la Presidenta del Brasil solicita las simplificación de los trámites para las empresas que generan riqueza en su país; sin tomar en cuenta los daños que le produce a sus socio regional, y al mismo tiempo, anuncia incentivos a los exportadores para mejorar su competitividad en los mercados externos, lo que constituiría una verdadera apología del dumping; práctica vedada por la OMC”.

Necesidad de unificar criterios

Los industriales PYME expresaron que “también es incompresible la actitud adoptada por ciertos sectores empresarios. La cámara que reúne a las empresas automotrices debiera tomar igual actitud que el resto de las asociaciones empresarias, ya que tienen regímenes especiales que no tienen otras industrias, pese a la poca integración nacional en sus componentes”. “La balanza comercial con Brasil del complejo automotriz y autopartista es negativa, a pesar de que exportan el 48% de los autos que esta industria produce. Es decir, hay muchos más autos y autopartes brasileñas que nacionales en las calles argentinas. Cabe destacar que las empresas automotrices son las mismas de ambos lados de la frontera, y en muchos casos unas reportan a las otras”.

Marcelo Fernández, Presidente de la entidad dijo que “es necesario solucionar el problema, por los puestos de trabajo que se ponen en riesgo, y lo mejor es empezar a que los privados tengamos una postura única y no pretender defender a un sector en detrimentos de otros”. “La región no es un solo país, y los beneficios del MERCOSUR deben ser para todos. Argentina es el principal comprador de productos industrializados del Brasil, muy por encima del segundo comprador que es Estados Unidos, y su balanza comercial industrial con Argentina los beneficia en U$D 2.300 millones en lo que va del año, siendo que ellos tuvieron durante 2010 una balanza comercial de productos industriales negativa de U$D 70.800 millones” completó Fernández.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar