Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

ARLOG realizó el último desayuno del año sobre Logística Sustentable

 |   15 de octubre del 2010

Fernando Balzarini y Alberto Anesini disertaron sobre la necesidad de integrar al sector logístico políticas que respeten el medio ambiente.

La Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG) realizó, el pasado 13 de octubre, el 7° y último desayuno del año dedicado a la actualización y capacitación de sus asociados y, en esta oportunidad, el tema central fue la Logística sustentable o “Green Logistics”.

Las disertaciones estuvieron a cargo de Fernando Balzarini -ex presidente de ARLOG y managing director de Miebach Consulting- y Alberto Anesini -director del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en el Programa de Industria de Servicios y Ambiente-.

Balzarini explicó que el desafío de los países latinoamericanos es adaptar sus economías a las políticas sustentables de los países desarrollados que están “pensando en “green” en todos los aspectos de la vida cotidiana”. Y detalló que en el sector logístico hay cuatro factores que deben impulsar esta tendencia: nuevas regulaciones (sobre la huella de carbono, por ejemplo), nuevas inversiones por parte de los gobiernos que estimulen a las empresas, nuevas tecnologías que incentiven los combustibles alternativos, nuevos valores que concienticen sobre el cuidado del medio ambiente.

Las razones por las que se deben implementar estrategias de logística sustentable, según el profesional, son: para incrementar la competitividad, por los incentivos financieros, para anticiparse a futuras legislaciones y para mejorar la eficiencia en la cadena de abastecimiento. Las acciones mediante las cuales se puede llevar esto a la práctica son el ahorro de energía, la mejora en el transporte, la utilización de fuentes de energía renovables, la mejora y reutilización del packaging y la concientización de los recursos humanos.

Según una encuesta realizada por Miebach, el transporte terrestre es la alternativa que presenta más oportunidades de mejoras (83 por ciento). Por otra parte, indicó que, mediante la incorporación del transporte intermodal, se puede combinar la eficiencia del combustible cuando se utiliza el tren con las fortalezas logísticas del camión. De esta manera, se minimiza la cantidad de combustible requerido, se reduce la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera y se reducen los costos asociados a la operación. Sobre todo teniendo en cuenta que la industria logística es responsable del 20% de las emisiones de dióxido de carbono en el mundo.

En la actualidad, indicó, varias empresas estudian su huella de carbono en términos de emisión en los procesos de producción y distribución. Algunas de las que implementaron una estrategia de “Green Logistics” informaron reducciones de entre 20 y 30% en sus emisiones de carbono, el 90% en transporte y distribución. También se están inclinando por el uso de autoelevadores eléctricos, celdas de hidrógeno y equipos híbridos.

Balzarini enfatizó que la conciencia sustentable en la actividad logística se genera con el tiempo, por ello “lo que ya es una realidad en los países centrales lo será en el mediano plazo en la Argentina”. Las políticas de corto y mediano plazo sugeridas por el profesional son: planificar mejor los inventarios para reducir los metros cuadrados de los centros de distribución, estudiar las redes de distribución para un ahorro de recorridos, reducir el tamaño del packaging, diseñar edificios con conceptos “green”, pensar los procesos para prevenir situaciones. En definitiva, “planificación y eficiencia son palabras green” concluyó.

Por su parte, Alberto Anesini expuso sobre el uso del biodiesel en motores de trabajo pesado, sus mitos y realidades.

“Argentina es el quinto productor mundial por lo que tiene capacidad para exportar” informó y agregó que “hay capacidad instalada suficiente para proveer los 600 millones de litros anuales que se van a necesitar, en plantas que cumplen con las especificaciones de calidad”.

El INTI promueve el uso del aceite vegetal en camiones pesados ya que ofrece un mejor rendimiento del motor y disminuye la emisión de gases que recalientan el planeta.

A su vez, Anesini propuso desarrollar y promover las tecnologías que permitan la producción distribuida y sustentable de la energía necesaria en cada comunidad, para mantener y expandir la calidad de vida actual, respetando el medio ambiente y la ecuación alimentaria.


Notas relacionadas

Te podría interesar