Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Arrancó el seguro para el traslado de contenedores

 |   8 de junio del 2011

Usuarios y entidades relacionadas al comercio exterior reconocen las bondades del nuevo sistema Transporte Argentino Protegido.

Comenzó a operar el Transporte Argentino Protegido (TAP). Si bien los contenedores, la carga y las terminales portuarias tienen sus seguros, cuando un contenedor sale del puerto queda atrapado en una zona que no cuenta con una cobertura integral.

Son varios los actores del comercio exterior que reconocieron las bondades de este nuevo sistema. “Estoy totalmente de acuerdo con cualquier acción que tienda a mejorar la seguridad de la carga. Hasta ahora existía una zona gris que estaba sin cubrir, sobre todo en el retiro de los contenedores vacíos, muchas de los cuales circulan sin seguro por la calle. Me parece una medida importante a nivel seguridad. No le genera ningún trámite extra al exportador e importador. Es una manera sencilla de estar cubiertos. En ese sentido, me parece práctico”, dijo Gustavo López, presidente del Centro Despachantes de Aduana de la República Argentina.

Diseñado por APC “una empresa que unificó procesos administrativos y opera como centro de cobro unificado de los trámites portuarios- Bereau Veritas, Ivetra, Ace Compañía de Seguros, El Comercio Compañía de Seguros y La Buenos Aires, del grupo HSBC, el seguro protege al contenedor por daños a terceros, que hoy no existe; protege por reclamo a los transportistas por daños y robos; y protege a los transportistas de los reclamos de las compañías de seguros por robo de carga.

Más responsabilidades

El despachante de Aduana en los últimos años ha tomado una responsabilidad mucho mayor. Como ejemplo, está el caso de la digitalización de las carpetas y la guarda que la AFIP ha confiado al despachante para que pueda conservar esa documentación. “En el caso del TAP, por más que la iniciativa venga de una entidad privada seguramente el importador y exportador nos pedirá consejo al respecto. Le diremos que a nivel costo deberán analizarlo ellos, pero a nivel seguridad lo evaluamos nosotros y allí entendemos que se trata de una medida importante porque está cubriendo la mercadería que va dentro del contenedor y al tercero que pude ser damnificado por ese. La Aduana apunta a ser más segura. Esto es un poco más de esto y nosotros no podemos estar ajenos a eso”, recalcó Gustavo López.

Por su parte, el presidente de APC, Ricardo Belfi, aseguró que TAP apunta a “establecer una metodología en la seguridad de los contenedores y cumplir con las normas fuera de los puertos, sin entorpecer sus operaciones”. Será la CIRA quien audite el sistema, asegurándole a sus socios el buen funcionamiento de los procesos. El certificado por contenedor se activará apenas cruce las fronteras del puerto. El plazo de la cobertura es de 90 días y finaliza al ingresar a la terminal. El costo es de $ 240 por unidad. El seguro cubre, por u$s 80.000, la mercadería y, por u$s 800.000, a daños a terceros. En la manipulación del contenedor interviene un variado número de personas, las cuales responden y defienden intereses que no siempre van de la mano.

El objetivo del TAP es cubrir las fallas que presenta la logística local y buscar soluciones donde antes solo había conflictos difíciles de dirimir. Un tema a destacar es que el sistema soluciona la falta de uniformidad, complementariedad y universalidad cubriendo los vacíos de control y también las discrepancias en las coberturas de seguro existentes en la actividad.

Fuente: CRONISTA (Transport & Cargo)


 


Notas relacionadas

Te podría interesar