Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Brasil restringe las importaciones para poner un freno a la crisis

 |   27 de enero del 2009

Argentina sería uno de los principales perjudicados. La medida afecta a la importación en un 60 por ciento.

El presidente Lula Da Silva, aplicó nuevas medidas burocráticas a la importación para las compras de productos al exterior. Se trata de un sistema de licencias previas para buena parte de los productos, lo que implica una restricción de un 60 por ciento de las importaciones.

Según la prensa, dicha medida buscaría aminorar el déficit comercial reflejado en la crisis económica, que en lo que va de enero arroja la preocupante cifra de 600 millones de dólares.

Sin embargo, voces oficiales manifestaron que el propósito de la medida no tiene que ver con imponer una barrera a las importaciones, sino con aplicar un “control estadístico” para tener un registro más certero de los productos que ingresan al país.

La restricción tiene como objetivo revertir la caída de las exportaciones y la crisis de la industria brasileña, que llevó a que en diciembre último fueran despedidos 650 mil trabajadores.

La industria del trigo, plásticos, hierro y acero, hierro fundido, cobre y aluminio, bienes de capital, máquinas y aparatos eléctricos, textiles, autopartes, automóviles, instrumentos quirúrgicos y de óptica, son los sectores que representan un 60 por ciento de la importación y, desde el lunes último, deben presentar una licencia previa para liberar sus cargas.

Antes de que fuera tomada esta medida, el procedimiento de importación requería un simple procedimiento a través de Internet. Según el Ministerio, el nuevo mecanismo podría demorar hasta dos días.

 

 


Notas relacionadas

Te podría interesar