Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Crean comisión para impulsar túnel de baja altura en Cristo Redentor

 |   21 de agosto del 2009

Incluye la construcción de un cruce ferroviario en la Cordillera de los Andes, que unirá Chile con la Argentina y Brasil.


       Los ministros de Obras Públicas de Chile, Sergio Bitar, y de Transporte de Argentina, Juan Pablo Schiavi, y sus respectivos equipos técnicos sostuvieron una jornada de trabajo para avanzar en los compromisos adquiridos por las Presidentas Bachelet y Fernández.

Tras una extensa jornada de trabajo efectuada en Santiago, los ministros de Obras Públicas de Chile, Sergio Bitar, y de Transporte de Argentina, Juan Pablo Schiavi, acordaron la creación de un equipo de trabajo binacional permanente que imprimirá celeridad a los proyectos túnel de baja altura en el paso Cristo Redentor, en la Región de Valparaíso, y el paso Agua Negra, en la Región de Coquimbo.

Sergio Bitar sostuvo que “hemos dado un paso más en una línea histórica: los países tienen que ver las obras de esta magnitud desde una perspectiva, de lo que ha ocurrido entre el Centenario y el Bicentenario. Hace 100 años construimos el ferrocarril trasandino, que se constituyó en una inversión muy grande respecto de la fuerza económica de ambos países. Hoy estamos pensando en un gran túnel, uno de los más grandes del mundo, pero que en cuanto a la proporción del producto es menor de lo que fue  100 años atrás. Por lo tanto, son inversiones realizables”

A su turno, el secretario de Transporte argentino, Juan Pablo Schiavi, afirmó que el túnel de baja altura “es prioridad Presidencial muy importante, porque me parece que es la chance de una fenomenal integración regional de América del Sur entre Chile, Argentina y también Brasil, recuperando esa visita que hizo la Presidenta Bachelet al Presidente Lula, tomando eso como parte de la construcción de política regional. Y están los dos proyectos (Agua Negra en la Región de Coquimbo), que son dos proyectos de conectividad que van a hacer que estemos más juntos, más integrados, más desarrollados y con chance de poder exportar al mundo nuestros productos de mejor manera”.

El Corredor Bioceánico, declarado de interés público por ambos gobiernos, incluye la construcción de un cruce ferroviario en la Cordillera de los Andes que unirá  por tren Chile con la Argentina y su destino final será el puerto de Santos, en Brasil.

En el caso argentino, según Schiavi, “este proyecto deberá ser complementado con la puesta en valor del ferrocarril que une la ciudad de Buenos Aires con la ciudad de Mendoza, que será uno de los principales alimentadores del proyecto del túnel”.

El Tren Trasandino Central unirá la localidad argentina de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, con la Región de Valparaíso, con una longitud de 202 kilómetros. Entre las obras más importantes y complejas de esta parte del Corredor, se destaca la traza de un túnel de baja altura que cruzará la Cordillera de los Andes, que permitirá atravesarla en su parte más complicada.

De esta manera se conseguirá descomprimir el tráfico que circula por el Paso Cristo Redentor y se alcanzará una solución superadora para el transporte de cargas entre los Océanos Atlántico y Pacífico, para potenciar el intercambio comercial dentro del continente y con los mercados de Asia.

Respecto del paso Agua Negra, el ministro Schiavi señaló que “fue importante y es un proyecto que requiere de una decisión más fuerte de los gobiernos, pues compromete mayor cantidad de presupuestos públicos, así que los hemos puesto bajo el paragua de un estudio económico financiero que la República de Chile está efectuando”.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar