Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Crece el transporte de carga ante la bajada del río

 |   23 de enero del 2009

No obstante, el 60% de las máquinas siguen paralizadas. Sólo se realizan traslados de importación, ya que la exportación es prácticamente nula.

La grave crisis financiera mundial sigue afectando en gran medida al sector de transporte de cargas. Los precios del flete cayeron en un 50% y la actividad en su conjunto sigue deprimida en un 60%, según informó Julio Gamarra, titular de la Asociación de Transportistas de Carga del Paraguay.

Sin embargo, lentamente la actividad se va acrecentando, ante la bajante del río Paraguay, que produjo el desembarco de los productos de importación en el puerto de Pilar y otros en la Zona Norte. Es el caso de Concepción, desde donde las mercaderías son trasladadas hasta Asunción por vía terrestre.

Otro hecho que lleva a especular sobre un leve repunte en la actividad es el inicio de la zafriña (el traslado de la soja tempranera) con el vaciamiento de los silos, así como el traslado del clínker de la Industria Nacional del Cemento, de la ciudad de Vallemí a Villeta.

A pesar de este repunte, los precios del flete siguen deprimidos debido a que, ante la falta de trabajo, los transportistas compiten en llevar los productos. Esta necesidad de conseguir algún trabajo los lleva a bajar los precios.
 
Según Gamarra, la actividad del sector está centrada en el traslado de los productos de importación y generalmente los camiones viajan vacíos hasta los lugares de embarque, ante la falta de exportación.

Indicó también que la exportación de chatarras está paralizada y todavía no comienzan los envíos de banana. La actividad maderera no llega a compensar al gran volumen de camiones de carga que existe en el país.

“El problema real es que para cada trabajo que se presenta ahora, tenemos un promedio de 8 a 10 camiones que pueden hacerlo; uno trabaja y unos 9 quedan sin hacer nada”, explicó.

La bajante del río Paraguay produce serios contratiempos a los exportadores e importadores, pero produce cierta actividad en el sector transporte de carga terrestre.

Gamarra manifestó que en el transcurso de los próximos días se espera aumentar la actividad gracias al incremento del traslado de la zafriña de los silos; sin embargo, manifestó su preocupación por el bajo costo del flete. “Es por ello que insistimos al Gobierno que el gasoíl debe bajar más”, acotó el transportista.

Son al menos unos 2.500 camiones los que quedan sin mucha actividad y lentamente comienzan a trabajar en traslados menores, situación que genera la continuidad del problema.


Notas relacionadas

Te podría interesar