Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Crece la tasa de mermas en el sector retail

 |   28 de noviembre del 2013

La consultora Hasar compartió las conclusiones del 7º Censo Nacional de Mermas y Prevención de Pérdidas en el sector retail y destacó un incremento del 1.70%.

Hasar Consultoría presentó las conclusiones del 7º Censo Nacional de Mermas y Prevención de Pérdidas, el informe que proporciona datos acerca de los ratios y causas de mermas en el sector retail de Argentina. El estudio fue realizado con el patrocinio de Sensormatic y el auspicio de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).
Elaborado en base a información aportada por las principales cadenas de supermercados del país, el censo reveló que la merma a nivel nacional sobre ventas del año 2012 fue del 1,70 %, lo que equivalió a más de 1.439 millones de pesos de pérdida para estas empresas. Los resultados, notablemente más altos que los de 2011 -1,48% de merma, 896 millones de pesos en pérdidas-, responden en parte al aumento en ventas del sector, aunque de todos modos representan un incremento en términos relativos. Según Enrique Vitale, responsable de Hasar Consultoría, los números de este año ponen fin a una tendencia a la baja que venía observándose desde hace varios períodos. 
“El año 2012 ha deparado un crecimiento generalizado de la tasa de merma; los valores se han disparado a cifras que creíamos cosa del pasado. Dada la exigua rentabilidad que tradicionalmente maneja este sector, es imprescindible comprender la magnitud de la problemática, así como la necesidad de analizarla y enfrentarla”, señala Vitale. 
Como todos los años, el estudio contó con la participación de las cadenas de supermercados más importantes del país: Carrefour, Coto, Día, Disco, Cooperativa Obrera, Cordiez, Cormoran, Josimar, Jumbo, La Anónima, La Reina, Libertad, Toledo, Wal Mart y Zanetti Golosinas. Estas empresas representan el 78% del total de facturación del sector retail  -que en 2012 alcanzó los 108.216 millones de pesos-, y un 90% si se toman en cuenta los metros cuadrados de los salones de ventas. 
Entre las causas de las mermas, el Censo mostró que se debieron principalmente a:
Hurto Externo 23.69%
  • Sustracción de productos en bolsas de aluminio.
  • Ocultar mercancías en prendas, bolsos y carteras.
  • Consumo de alimentos en el local.
Hurto Interno 15.44%
  • Despachar mercadería sin facturarla.
  • Consumo en la tienda.
  • Cambio de los códigos de la mercadería.
  • Mercadería camuflada en la ropa o maletines.
Errores Administrativos 12.30%
  • Error en la elaboración y grabación de de los documentos. 
  • Error de tipeo del cajero/a.
  • Errores en el registro, durante la recepción de mercadería. 

Desperdicios 10.46%
Averías 8.26%
A diferencia de lo que sucedió el año pasado, los guarismos correspondientes a pérdidas por Vencimientos son relativamente marginales (6,20% versus 19,95% en 2011). En contrapartida, se observa un significativo aumento en lo que respecta a hurto externo (23,69% versus 19,89% en 2011). Este incremento se verifica pese a la continuidad en la distribución del presupuesto de seguridad de las cadenas. Según el estudio, al igual que el año pasado, el mayor porcentaje de esta inversión fue destinado a recursos humanos dedicados a tareas de vigilancia interna y externa (63,22%), seguido por la compra y mantenimiento de equipos y tecnología (12,07% y 13,72%, respectivamente). Con respecto a las medidas de prevención más utilizadas por las empresas que formaron parte de la muestra, continúan destacándose: la auditoría interna, estanterías bajo llave en depósito, guardias uniformados, outsourcing y etiquetas electrónicas (Sistema EAS), entre otras. 
“La administración de las mermas es un asunto de gran complejidad. Los resultados de este año evidencian que mantener vigentes ciertas medidas de seguridad y prevención no garantiza tasas de pérdida similares a las de años anteriores. Combatir adecuadamente las mermas exige, más allá de los esfuerzos particulares de cada empresa, una estrategia de prevención colectiva”, indica Vitale. “Participar de este tipo de iniciativas mediante la puesta en común de las experiencias es un comienzo. La elaboración de recomendaciones comunes al sector sobre cómo prevenir y proceder frente a las mermas generaría un valor agregado muy importante. Para ello, la lectura sistemática y pormenorizada de este reporte puede resultar un buen punto de partida”, concluye.

Notas relacionadas

Te podría interesar