Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Crecen los Centros Logísticos Clase A en la zona Oeste del GBA

 |   13 de noviembre del 2012

Su cercanía al puerto, la rápida conectividad con rutas y los menores costos de las tierras y locaciones, son algunas de las razones por las cuales la zona Oeste se presenta como una incipiente alternativa frente a las zonas Norte y Sur del GBA.

El mercado de centros de distribución está muy consolidado y con buenas perspectivas, según evidencia el reciente crecimiento que registra la zona Oeste del Gran Buenos Aires, en donde actualmente hay más de 30.000 m2 en desarrollo. Los números son favorables para la región históricamente más relegada por este mercado, que siempre estuvo a la sombra de la Zona Norte y la Zona Sur del Conurbano. Según la consultora Cushman & Wakefield, la tasa de vacancia en el GBA Oeste alcanza el 5%, contra el 12% que mantiene actualmente la Zona Norte, en donde se concentra el 60% de los centros logísticos clase A.

La demanda total del mercado está representada en un 52% por empresas de servicios (logística), 32% industria (alimentos y bebidas, textil, automotriz) y 16% comercio (artículos para el hogar y supermercados). Este mercado tiene la particularidad de estar integrado por un 80% de locatarios, aproximadamente, por lo que sólo un 20% de los centros de distribución están ocupados por sus propietarios. Esto se debe a una estrategia de las empresas productoras que prefieren tercerizar el espacio para disponer de capital que pueda ser reinvertido en su propia actividad.

Lo cierto es que la Zona Oeste está despertando el interés de las compañías que tienen un tráfico intenso hacia el puerto y hacia las rutas de distribución en el área metropolitana. En opinión de Roberto Mateo, de la inmobiliaria que lleva su apellido, existen dos causas que explican el fenómeno: los buenos accesos y los valores locativos.

“La autopista ofrece una muy buena conectividad con el Norte y el Sur del GBA, está cerca del Camino del Buen Ayre y de las rutas 6, 5 y 8. Además, tiene muy buena entrada a la Capital Federal”, reconoce Mateo. Otra de las ventajas del área es que es segura para el transporte de productos, por lo que cumple con una de las exigencias de las compañías aseguradoras.

Agustín Weiss, de la inmobiliaria Castro Cranwell Weiss S.A, coincide con su colega. Para Weiss, es fundamentalmente la diferencia de valores con GBA Norte –en donde el metro cuadrado está alrededor de los 8 dólares– lo que provocó el desplazamiento de los inversores hacia el Oeste. “Hoy, este corredor presenta un alto crecimiento. Su ubicación estratégica, equidistante de los más importantes puertos, aeropuertos y nudos carreteros del país, más su menor incidencia en los costos de la tierra que el Norte, hacen de esta zona un polo de atracción para los desarrolladores de este tipo de proyectos”, sintetiza.

De acuerdo al análisis de Cushman & Wakefield, la Zona Oeste se presenta como una buena alternativa para las inversiones. Aún más, la consultora encuentra “una demanda insatisfecha de naves medianas, en torno a los 20.000 m2, de depósitos Clase A listos para ocupar”.

Para responder a esta demanda creciente, se encuentra en construcción el Centro Logístico Acceso Oeste en Moreno. El proyecto es un emprendimiento de Tretia Desarrollos, que invirtió 9 millones de dólares para la instalación de depósitos clase A, con superficies flexibles destinadas a alquiler de entre 3.000 y 15.000 metros cuadrados. La primera etapa, cuya inauguración está prevista para diciembre de este año, comprende una nave de 15.600 m2 cubiertos, divisible hasta en cuatro módulos de entre 3.500 y 4.000 m2, donde cada uno de ellos contará con su propio edificio de servicios y oficinas. De este modo es posible la convivencia de hasta cuatro empresas diferentes optimizando así los costos fijos de la operación logística. Con respecto a las restricciones al dólar, el mercado se adaptó sin problemas. Cuenta Cynthia Zupan, responsable comercial de Tretia, que “si bien el valor por metro está calculado en dólares, los contratos se ofrecen en pesos al cambio oficial”.

Están en proceso de finalización otros dos emprendimientos, West Logística y Naves Logísticas General Rodríguez. El primero está emplazado en La Reja, sobre el Acceso Oeste y comprende una superficie de 5 hectáreas en las cuales ya se construyeron 8.000 m2 y se sumarán 22.000 m2 más los próximos meses. El emprendimiento cuenta con seguridad las 24hs, control de acceso y balanza entre otros servicios, y se comercializa desde los 24 pesos el metro, en módulos de 500 a 3.000 metros. El segundo, en General Rodríguez, estará ubicado en un terreno de 10.000 m2 en el Acceso Oeste y Ruta 24. El precio de alquiler del metro cuadrado comienza en los 25 pesos para módulos desde los 2.000 metros.

Fuente: Clarín


Notas relacionadas

Te podría interesar