Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Definiciones sobre el Túnel Agua Negra

 |   1 de junio del 2017

Se conocieron los consorcios que competirán por la construcción de la obra que conectará los puertos del Atlántico con sus similares en el Pacífico. El proyecto demandará una inversión del orden de los u$s1.250 millones.

Una de las apuestas más ambiciosas en lo que hace a infraestructura acaba de dar otro paso. Mediante un acto oficial llevado a cabo en el Ministerio de Obras de Chile, este miércoles se conocieron los consorcios que apuestan a desarrollar el túnel binacional Agua Negra.

El proyecto contempla la ejecución de dos vías paralelas de casi 14 kilómetros de extensión: una en dirección descendente, desde Argentina hacia Chile, y la otra en sentido inverso.

Ambos países ya obtuvieron financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que aportó u$s80 millones para la puesta en marcha de la megaobra. El emprendimiento demandará una inversión total de u$s1.250 millones.

Entre los nombres prevalecen desde compañías chinas y europeas asociadas a firmas tanto nacionales como chilenas. En concreto, de la compulsa tomarán parte privados de Italia, Francia, Estados Unidos, Chile y Argentina.

LOS POSTULANTES

Entre los locales que van por la obra final vale destacar la presencia de Marcelo Mindlin a través de Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE), la ex IECSA que hasta principios de año operó bajo control de Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. SACDE compite aliada a la asiática PowerChina.

En paralelo, Benito Roggio, participa en sociedad con China Railway, considerada una de las gigantes de la obra pública a nivel mundial. Otro de los “peso pesados” es Techint, que hizo explícita su presencia en alianza con la constructora chilena Besalco SA.

A la par aparece Riva, una desarrolladora controlada por Santiago Riva y que en Capital Federal tuvo a su cargo las remodelaciones tanto del Salón Dorado del Teatro Colón como del Centro Cultural San Martín. La firma también viene teniendo una participación clave en la expansión del Metrobus porteño.

En esta etapa, los postulantes cumplieron con la entrega de antecedentes además de exponer sus respectivas capacidades financieras. Sobre esta base, ambos gobierno avanzarán con otra preselección de ofertas de cara a la construcción.

Superada esta instancia, en un plazo de dos meses se determinara cuáles son los consorcios que seguirán adelante para presentar la oferta económica.

Los trabajos intensivos comenzarán en el transcurso del primer trimestre del año entrante. La idea es que Agua Negra quede concluido en un lapso de entre ocho y diez años.

El macrismo y el gobierno chileno definieron desde un comienzo a este proyecto como un puntal estratégico en pos de acelerar la integración comercial.

EL TÚNEL

La obra atravesará 14 kilómetros del interior de una montaña a una altura media de 3.800 metros sobre el nivel del mar. Los estudios preliminares fueron llevados a cabo por consultoras de Argentina, Chile, Austria, Brasil y Suiza.

 A su paso, el túnel integrará los atractivos turísticos de varias zonas como Valle Fértil, Jáchal e Iglesia, entre otras.

El túnel de Agua Negra es valorado como una pieza clave en la integración comercial entre los dos países y hasta potencialmente con el resto del Mercosur.

En concreto, a través del nuevo corredor bioceánico se conectará el Atlántico con el Pacífico desde Porto Alegre (Brasil) hasta Coquimbo (Chile).

 

Fuente: www.iprofesional.com


Notas relacionadas

Te podría interesar