Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

DES: El soporte tecnológico de la transparencia

 |   18 de mayo del 2017

Cuando surgió la necesidad de visibilizar las operaciones de comercio exterior vinculadas con los Depósitos Fiscales la mejor solución, consensuada con Aduana, fue la implementación de una innovación tecnología de última generación. Así nació el DES (Dispositivo Electrónico de Seguridad).

El uso de tecnología para el seguimiento y control de las cargas gestionadas a través de los Depósitos Fiscales no es novedad, sino que su aplicación se remonta al año 2002 con el nacimiento del DES (Dispositivo Electrónico de Seguridad). Sin embargo a lo largo de los años las diversas administraciones aduaneras buscaron darle su propia impronta al sistema de trazabilidad utilizado para las operaciones de los Depósitos Fiscales, pero lo cierto es que el desarrollo e implementación de la tecnología que posibilitó que la Aduana contara con el control total y en tiempo real del tránsito y ubicación de todas las cargas operadas por los Fiscales surgió a partir de la iniciativa de CADEFIP, la cámara que agrupa a los Depósitos Fiscales en Argentina.


Un poco de historia   

Los Depósitos Fiscales nacen por la necesidad de espacio operativo por parte de la Aduana para operar las cargas de importación y exportación que ingresaban al reducido Puerto de Buenos Aires, que por esos años había cedido gran parte de sus terrenos para posibilitar el desarrollo del barrio más joven de la ciudad, Puerto Madero.

A raíz de esta necesidad se comienzan a operar a través de depósitos privados las cargas que por falta de capacidad operativa en las terminales no alcanza a gestionar la Aduana. Con el correr de las operaciones se hizo evidente la necesidad de contar con un esquema operativo que posibilitara el control de los contenedores en tránsito entre el puerto y los Fiscales, para asegurar no solo el cumplimiento del traslado de los mismos a los depósitos declarados, sino también la integridad de la carga y su no contaminación durante el trayecto.

De esta manera surge en mayo de 1999 la Resolución General de Aduana 592/99, firmada por el entonces director Osmar De Virgilio, mediante la que se resolvía que el traslado de mercaderías desde el lugar de arribo al Territorio Aduanero hasta el de su recepción en un Depósito Fiscal, atravesando la Zona Secundaria Aduanera, sería efectuado por el importador a través de un Despachante de Aduana, mediante la presentación de una Declaración Detallada en el SIM. Esto generó un gran problema porque los costos de operar con Depósitos Fiscales se incrementaban significativamente haciendo inviables las operaciones, ante esta situación los fiscales demandan a la Aduana y la justicia valida su reclamo.

Visibilidad tecnológica y transparencia

La solución a este conflicto llegó de la mano de la implementación de tecnología por iniciativa de CADEFIP, que impulsó el desarrollo del DES y sus sistemas asociados para permitir el seguimiento en tiempo real de todos los contenedores en tránsito hacia y desde los depósitos fiscales. Sobre este proceso consultamos a Carlos Bernacchi, presidente de SAETECH, empresa proveedora de tecnología para la operación de fiscales autorizada por Aduana, y responsable del desarrollo de estos dispositivos como socio tecnológico de CADEFIP.

 

É. L: ¿Cómo fue la implementación de los primeros DES en las operaciones de transporte vinculadas con los Depósitos Fiscales?

Carlos Bernacchi: El DES nace en 2002 como una opción a la reglamentación de la Aduana para brindar más seguridad a las operaciones sin impactar considerablemente en los costos de las operaciones. Tras el conflicto que generó la resolución de Aduana que exigía la intervención de un despachante para realizar los tránsitos hacia los fiscales, CADEFIP y el organismo oficial analizaron la solución y estuvieron de acuerdo en que era el mejor camino a seguir. Se levantó el juicio y se firmó un acuerdo para trabajar en este sentido. La solución propuesta originalmente por Aduana de la declaración detallada sumaba un actor más, con sus consiguiente costos, y no brindaba ninguna seguridad al tránsito de los contenedores como sí lo brindan los DES.

Por su parte CADEFIP le donó a la Aduana el sistema informático que habíamos desarrollado en conjunto y con él Aduana montó la policía aduanera para realizar el seguimiento online de todos los tránsitos. Al día de hoy llevamos movidos más de 1 millón de contenedores con 14 intentos de robo frustrados,  y solo un antecedente de robo concretado.

 

É. L: ¿Cuál fue el impacto que esta implementación generó en las operaciones?

C. B: El cambio que trajo el DES fue trascendental y la misma Aduana  mediante sus estadísticas documenta la efectividad del mismo, de hecho fue declarado como “de interés fiscal”, por el mismo Abad en el año 2005. Hoy en día este sistema está considerado por la Organización Mundial de Aduana (OMA) como una solución innovadora de la Aduana argentina, ya que sigue los preceptos de facilitación del comercio sin perder el control de las cargas, y su utilización se está expandiendo hacia otros países: Colombia, Uruguay y Paraguay han tomado este desarrollo y actualmente también lo están estudiando en Brasil. La implementación del DES al permitir el seguimiento online de todos los tránsitos también resultó fundamental para definir responsabilidades y brindar transparencia a todas las operaciones.

 

É. L: ¿Existen otras aplicaciones posibles para esta tecnología?

C. B: Estos dispositivos constituyen una herramienta logística que podría agilizar muchísimo los tránsitos aduaneros, reduciendo costos y mejorando la competitividad. En la actualidad ya hay muchos exportadores que utilizan los DES para controlar que no les abran los contenedores y se los “contaminen” con otros productos. Ya se han registrado varios casos de este tipo vinculados con el tráfico de drogas por ejemplo.

Por eso hemos propuesto a la Aduana que para el circuito de exportación, desde los fiscales a la Aduana, también se implemente el PEMA, porque creemos que es el momento de implementarlo como herramienta válida, aunque no sea de carácter obligatorio.

En el contexto global, la OMA está tratando de que todas las aduanas “hablen el mismo lenguaje” a través de un modelo de datos que los organismos ya están adoptando paulatinamente, y se está impulsando también la identificación a través del código de producto lo que posibilitaría la trazabilidad punta a punta de los mismos. Estas implementaciones permitirían hacer millones de acciones en pos de la agilidad y transparencia del comercio exterior. La identificación unívoca y el pasaje automático por frontera son los grandes cambios que se vienen y en eso estamos trabajando y avanzando.

 

É. L: ¿Técnicamente cómo es el funcionamiento de los DES?

C. B: Cuando Estados Unidos liberó la tecnología GPS para uso comercial, ya que en sus inicios era solo para uso militar, viajamos para conocer en profundidad esta tecnología y para establecer alianzas con las empresas más avanzadas comercialmente en su implementación. Hicimos acuerdos con empresas inglesas y canadienses y trajimos los primeros equipos a la Argentina. Las primeras pruebas que realizamos para el seguimiento de vehículos en tránsito funcionaron tan bien que los clientes comenzaron a pedir servicios adicionales, como controlar las puertas de los contenedores, etc. Para desarrollar e implementar cada una de estos requerimientos debíamos recurrir a estas compañías especializadas, que en ocasiones no interpretaban las necesidades particulares que presenta nuestro país. Por eso finalmente decidimos comenzar a desarrollar nosotros mismos los sistemas: firmware, hardware y software. A partir de ese momento tanto el equipo como la idea y el desarrollo de nuestros productos son argentinos.  

En cuanto a la conectividad, los primeros DES funcionaban con un solo chip de telefonía, luego tuvimos que reformular los equipos y el software para que funcionaran con las dos redes de comunicación existentes en Argentina. Cuando comenzamos a salir del ámbito del AMBA, debimos sumar conectividad satelital para evitar las zonas sin señal que se registran en muchas regiones del país. Finalmente para no quedar atados a la disponibilidad de un solo prestador hoy en día tenemos contratados dos canales de satélites, en compañías diferentes.

 

É. L: ¿Pueden ser afectados por los inhibidores de señal que suelen utilizar los piratas del asfalto?

C. B: Los inhibidores de señal son generadores de ruido. Nosotros tenemos otro tipo de equipo fijos en los móviles, con detección de inhibición que avisan cuando detectan el accionar de estos dispositivos. Como nuestros equipos son desarrollos propios pudimos realizar estas adaptaciones que de otra forma hubieran resultado muy costosas y casi imposibles. Cuando el equipo detecta que lo están inhibiendo de forma automática detiene el camión sin depender de ninguna orden ni señal de la base. Ante esta situación, como la señal se encuentra interrumpida, no sabemos con precisión qué es lo que está sucediendo por lo que automáticamente se dispara un alerta, a partir de la cual comenzamos a hacer inteligencia para ubicar el vehículo e inmediatamente enviamos nuestros móviles.

Adicionalmente nuestros equipos DES cuentan con detectores de proximidad que disparan un alerta cuando alguien se le acerca más de lo necesario. Esto es útil porque en uso los mismos se instalan en lugares inaccesibles en el contexto de una operación normal.


Notas relacionadas

Te podría interesar