Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

El país es el más eficiente en materia logística

 |   18 de julio del 2012

Así lo revela la tercera edición del informe del Banco Mundial "Vincularse para competir", que compara la situación de más de 150 naciones.

Singapur lideró el mejor desempeño de la tabla, seguido de Hong Kong y Finlandia. Chile se ubicó en el puesto 39 de la evaluación, lo que significó un incremento de diez puestos en relación a lo registrado en la encuesta de 2010, desplazando a otros países de la región como Brasil, que bajó del lugar 41 al 45, México (47) o Colombia (64). Cabe destacar que para la clasificación, se hicieron más de seis mil evaluaciones a casi mil transportistas internacionales, que clasificaron a los ocho países extranjeros con los que su empresa opera de manera más frecuente, en seis temas específicos: eficiencia del proceso de despacho de organismos de frontera, como aduana; calidad de la infraestructura para el comercio exterior y el transporte (puertos, ferrocarriles, carreteras, tecnología de la información); facilidad para concertar embarques a precios competitivos; competencia y calidad de los servicios de logística; capacidad para rastrear envíos y frecuencia con la que los embarques llegan al destinatario en el plazo acordado.

Para el economista senior del departamento de Comercio Internacional del Banco Mundial, Jean-François Arvis, el crecimiento de Chile se debió al aumento de la percepción de la calidad de la infraestructura para logística y transporte y el funcionamiento de Aduanas. Son precisamente estos dos puntos los fuertes del país en el ranking.

“Puertos, conectividad vial, centros de almacenaje y distribución, medios de transporte, son ejemplos donde ha habido fuertes inversiones que han permitido potenciar a Chile como líder logístico en la región”, explica Neil Taylor, presidente de la Asociación Logística de Chile (ALOG Chile). Agrega que, por otro lado, Aduanas ha ido facilitando los procesos de comercio exterior, “pero aún tiene mucho que implementar, por ejemplo, en la digitalización de sus trámites para eliminar el papeleo físico que demora y sube los costos. Un gran paso se dará en 2013 cuando comience a operar el Sicex (Sistema Integrado de Comercio Exterior), que significará el inicio de un gran avance en la facilitación del comercio exterior”, dijo.




Uso de tecnología


La incorporación de tecnología en el proceso y la gran competencia y atomización del área de transporte están dentro de las principales debilidades del sistema chileno. De hecho, Chile queda en el puesto 54 en la capacidad para que los embarques lleguen en el plazo previsto. La lejanía de países importantes aumenta las posibilidades de inconvenientes en el camino, explica Taylor. “Se ha calculado que todo el proceso previo puede demorar hasta 21 días. Aduanas, con el Sicex, espera bajar a 11 días, gracias a la digitalización de los procesos”, expresó.

Para Juan Pablo Fuentes, director del Instituto de Logística y Transporte de Chile, el problema es que “cuando nos miramos con países logísticamente desarrollados como EEUU o los de Europa, nos damos cuenta de que hay una brecha importante en tecnología”. De hecho, el director de Ingeniería Logística y Transporte de la U. Andrés Bello, Juan Pedro Sepúlveda, acota que si bien las empresas sí invierten en tecnología, no están analizando los datos de los mismos con el fin de mejorar el servicio, saber cuáles son las rutas más óptimas o en qué puerto es mejor cargar. Escenario que también influye en la calidad del servicio.

“Hay un exceso de demanda, por lo que la preocupación de la calidad va disminuyendo”, indicó.

 

Fuente: www.df.cl


Notas relacionadas

Te podría interesar