Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

El país tiene los costos de transporte más altos de la región

 |   27 de julio del 2012

Son un 10% más elevados que en Chile y Colombia, debido a que la principal forma de traslado es por vía terrestre.

A comienzo de año, mover un producto de Salta a Buenos Aires costaba un 40% más que traerlo de China, pero hoy debido a numerosos problemas, que se fueron sucediendo y que tienen al dólar en el centro del protagonismo, cuesta casi un 50% más.

Un desfasaje que se suma a la cadena de inconvenientes que, además de la competitividad, preocupa a la actividad del comercio exterior. En muchos casos influye la alta incidencia de la mano de obra (cercana al 30%), que genera -por otra parte- que cualquier aumento salarial impacte de lleno en las tarifas de servicios y, por supuesto, en el encarecimiento de un producto.

Los países como Argentina, que están lejos de los grandes centros de consumo mundial, tienen que atender los costos de la logística relacionados con las operaciones de comercio exterior, si quieren mejorar su integración en la economía mundial.

En ese marco, el 84% de lo que se transporta en el país se lleva en camión, el 14,5% en tren y el 1,5% en barco, contrariamente de lo que ocurre en los países desarrollados. De acuerdo con datos de la Federación de Entidades Empresarias de Auto transporte de Cargas (FADEAAC), el 50% de lo que se transporta suele ir por tren, el 40% por los caminos y el 10% restante por vía marítima.

Por su parte, Jorge Tesler, presidente y fundador de Tecnología, Gestión e Innovación (TGI), una de las consultoras líderes en logística, aseguró que “el costo del transporte en función del PBI de la Argentina es el más alto de la región y se encuentra un 10% por encima del que se aplica en países como Chile y Colombia”. Para que un sistema de transporte sea eficiente, el camión no debería recorrer más de 400 kilómetros.

El problema consiste en que en la Argentina, por los grandes problemas de infraestructura que afectan la red ferroviaria, ocurre todo lo contrario: se movilizan cargas desde Jujuy o Salta a Buenos Aires en camión, con recorridos de más de 1.500 kilómetros, a pesar de que se trata de un medio de transporte mucho menos eficiente y más costoso.

En el caso de que una firma desee ingresar al país algún producto desde China, deberá contratar un flete Shanghái-Buenos Aires, que tiene un valor cercano a los US$ 1.800 para un contenedor de 20 pies (destacando que los valores son a los primeros días de este mes). En cambio, una empresa radicada en Salta, que pretenda mover una carga similar hacia el puerto de Buenos Aires, deberá contratar un flete terrestre y hacer frente a una erogación de US$ 2.660; es decir, casi un 50% más, teniendo en cuenta el ejemplo anterior.

Para tener una idea de la mayor competitividad que tendrían los productos argentinos, si la red ferroviaria estuviese en condiciones, alcanzaría con saber que para mover un contenedor desde Tucumán a Buenos Aires en tren, una empresa debería pagar apenas US$ 1.000, casi tres veces menos.

Se conoce que un productor sojero deberá enfrentar un mayor costo para mover la carga dentro del país que para enviarla por vía marítima hacia Europa o China. Por ejemplo transportar en camión 28 toneladas de soja desde Salta hasta el puerto de Santa Fe puede tener un costo de US$ 100 por tonelada. Esa misma carga, si se destina al puerto chino de Shanghái, terminará costando unos US$ 55 por tonelada.

Fuente: El Tribuno de Salta, Argentina


Notas relacionadas

Te podría interesar