Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

El sector logístico, un aliado en el libre comercio

 |   9 de abril del 2013

Las empresas de logística, a nivel mundial, están comenzando a diversificar sus servicios y establecer sedes en varias regiones, agilizando el proceso de entrega y envío de paquetes.

Como consecuencia de los tratados de libre comercio, el crecimiento de los países en desarrollo, el fortalecimiento de alianzas trasnacionales, entre otros cambios, el sector logístico ha empezado a cobrar una fuerza indescriptible convirtiéndose en un aliado y facilitador importante para los mercados que, hoy por hoy, se masifican y exigen un intercambio de productos, bienes y servicios más ágiles.

Es por esta razón que las empresas de logística, a nivel mundial, están comenzando a diversificar sus servicios y establecer sedes en varias regiones, agilizando el proceso de entrega y envío de paquetes. Un ejemplo es FedEx, cuya labor pasó de envío y recepción de paquetes a un asesoramiento comercial y logístico.

En la opinión de los directivos de FedEx, con este tipo de servicios especializados no sólo las grandes empresas sino las PYMES se ven favorecidas para responder a las demandas de un mercado mundial más exigente, que “busca productos de buena calidad en menor tiempo posible”.

Pero la globalización no solamente ha influido en los servicios logísticos, en el caso de las compañías del sector, Fedex asegura que han tenido que recurrir a nuevas adquisiciones y alianzas con organizaciones de logística regionales, para proveer servicios y soluciones más completas.

Por este motivo, en 2011, la multinacional estadounidense adquirió la compañía MultiPack en México y el año pasado Rapidão Cometa en Brasil para facilitar la cadena de suministro en dos economías claves de América Latina.

Según cifras del Dane, para el último semestre de 2012, con la firma del tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, “en la industria básica se registró un aumento de las exportaciones de 1,6%”, lo que deja al descubierto  la necesidad de contar con un buen esquema de logística, que permita afianzar esos negocios trasnacionales.

Asimismo, este organismo nacional reveló que “Colombia aumentó el superávit de la balanza comercial con Estados Unidos; entre enero-agosto de 2012 fue de US$6.159 millones (superior al mismo período del año anterior)”, lo que permite pensar que a pesar de la desaceleración de la economía estadounidense, las oportunidades para las empresas colombianas son muchas.

Por esta razón, el sector logístico ha visto la necesidad de replantear su accionar, transformar la tecnología con la que contaba hasta hace unos años y brindar a sus clientes nuevos servicios y productos que les permitan alcanzar nichos y mercados de interés especial para desarrollar su negocio.

Fuente: dinero.com


Notas relacionadas

Te podría interesar