Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Empresarios brasileños admiten disminuir las exportaciones

 |   9 de marzo del 2009

Lo hacen debido al conflicto comercial entre ambos países. La medida implica que Argentina deje de comercializar con China.

Desde la Federación de Industrias de San Pablo – FIESP – ratificaron que sus empresarios podrían disminuir en forma voluntaria sus embarques de productos hacia la Argentina debido a la tensa situación en la que se encuentra el comercio bilateral.

El director de Comercio Exterior de la FIESP – Roberto Gianetti da Fonseca – expresó que la decisión de reducir las exportaciones al país es más conveniente que someterse a las políticas de defensa de la competencia del gobierno argentino.

Las importaciones de productos brasileños se redujeron en un 46 por ciento durante el primer bimestre del año y desde el gobierno de Lula entendieron que no es conveniente tomar represalias por supuestas medidas proteccionistas de Argentina, motivo por el cual decidieron buscar actuar en conjunto para pactar barreras comerciales. 

Pese a esto, ministerios como el de Industria y Comercio Exterior sugirieron denunciar a la Argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). Argentina es el tercer socio comercial de Brasil, después de Estados Unidos y China, y en 2008 las transacciones sumaron cerca de 30 mil millones de dólares.

La vuelta atrás de las represalias contra la Argentina se debe, según el análisis de especialistas, al temor de los empresarios brasileños de perder un mercado con el que Brasil tiene el mayor superávit – que fue de más de 4.500 millones de dólares en 2008. Además de existir la preocupación de que Argentina deseche las mercancías brasileñas para sustituirlas por chinas.

Es a raíz de esta situación que se considera la reducción voluntaria de las exportaciones, que tendrá como contraparte que la Argentina se comprometa a no comprar más productos a China.

El acuerdo en cuestión se tratará esta semana en una reunión bilateral que tendrá lugar en Buenos Aires y seguirá siendo foco de atención en el encuentro que tendrán los presidentes Lula da Silva y Cristina Fernández de Kirchner en Brasil el próximo 20 de marzo.

Fuente: La Nación


Notas relacionadas

Te podría interesar