Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

En busca del auto más seguro del mundo

 |   17 de julio del 2009

Mercedes-Benz presentó el ESF Concept 2009, un auto experimental que interpreta determinadas situaciones críticas en el tránsito.


       El ESF Concept es considerado un vehículo “inteligente” capaz de ver, sentir, reaccionar y actuar con autonomía si detecta un riesgo grave de accidente.

Gracias a una singular combinación de sistemas de asistencia a la conducción, puede interpretar determinadas situaciones críticas en el tránsito. Si bien este vehículo incorpora alrededor de 15 novedades, se destacan las siguientes:

• FAROS: cuentan con una cámara térmica de largo alcance que supervisa el entorno del vehículo detectando, por ejemplo, peatones o animales marcándolos en la imagen de la pantalla, facilitando la percepción del conductor. También cuenta con luces automáticas que detectan el sentido de circulación de los vehículos en la ruta y regulan de forma progresiva los faros, de modo que ofrezcan en cada momento el mayor alcance posible sin encandilar a los otros conductores. Esto último ya se ofrece hoy en el nuevo Clase E Sedán y Coupé, a través del Intelligent Light System.

• PRE-SAFE: es un sistema que aplica tecnologías que detectan un potencial riesgo de colisión y preparan al auto y a sus ocupantes ante un eventual impacto. El experimental Clase S 400 Hybrid, al encontrarse ante una colisión inminente, activa un freno auxiliar que crea una gran fricción con el piso al abrir un airbag desde el suelo del vehículo. Esta increíble novedad no sólo permite que el auto se estabilice contra la superficie, logrando una rápida desaceleración del vehículo para llegar con menos velocidad al impacto, sino que también permite levantar al vehículo unos 8 centímetros, evitando de esta manera que pueda deslizarse bajo el paragolpes del vehículo de adelante.

• PRE-SAFE Plus: este sistema infla la parte externa de los asientos alejando al pasajero unos 5 centímetros de las puertas ante un choque lateral. Esto se complementa con unos airbag centrales ubicados entre los ocupantes que evitan que estos se golpeen entre sí. También cuenta con bolsas de aire en los cinturones de seguridad para reducir la presión que recibe el cuerpo en un choque.

• PRE-SAFE Structure: se trata de una estructura de metal inflable ubicada en las puertas del vehículo. Estos airbags metálicos reducen en gran medida los impactos laterales al inflarse mediante gas a presión en décimas de segundo. Con el fin de ahorrar espacio, estas barras están plegadas si no necesitan actuar.

No es casualidad que Mercedes-Benz haya elegido el Clase S 400 Hybrid para realizar este prototipo, ya que la familia S fue pionera en incorporar nuevos y revolucionarios elementos de seguridad a sus modelos. Fue el mismo Clase S, el primer auto en tener airbag de serie como así también el primer ABS electrónico a las cuatro ruedas.

Mercede-Benz a lo largo de su historia ha sido pionera en los avances más significativos del mundo automotor. Desde la creación del primer automóvil del mundo en 1886, la marca fue aportando distintas novedades que la mantuvieron a la vanguardia en la tecnología, revolucionando la industria automotriz.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar