Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Evolucionar para sobrevivir

 |   23 de octubre del 2017

Los cambios en los hábitos de consumo que trae aparejada la era digital y el constante crecimiento del comercio electrónico impulsan la necesidad de optimizar las cadenas de suministros, que deben apoyarse en la tecnología para lograr una gestión más ágil y flexible.

Generalmente dejamos todo lo que es nostalgia para la moda, los filmes y la música, pero si miramos el sector tecnológico, la nostalgia tambien es enorme. Algunos todavía recuerdan la época en que Internet no era una necesidad y ¿los tiempos anteriores al SCM?

Actualmente para las empresas de manufactura, distribución y retail la gestión de la cadena de suministro se ha vuelto tan indispensable que es difícil imaginarse algo diferente. Sin embargo, hace décadas, antes de la movilidad y del Internet de las cosas, no existían ni directores de la cadena de suministro, simplemente había gerentes independientes de transporte, almacén y manufactura, cada grupo operando independiente de los otros.

La visibilidad que ahora damos por sentada, era algo sumergido entre faxes, hojas de cálculo y llamados telefónicos.

El cambio que surgió alrededor de 1996, cuando las empresas empezaron a desarrollar equipos con conocimiento y experiencia colectiva de todo lo que afecta a la cadena de suministro. Estos nuevos grupos llevaron adelante las principales mejoras en planeamiento y conectividad, especialmente entre proveedores, clientes y los sistemas ERP existentes.

Veinte años después, los gerentes y ejecutivos de la cadena de suministro tienen responsabilidades bien definidas y abarcativas que incluyen el flujo de los productos, los distintos sistemas que los administran y el capital humano que los gestiona y realiza las operaciones, mucho más amplio que la mirada de los 90s.


La omnicanalidad una necesidad

Este año, la comunidad de SCM se encuentra frente a un precipicio de otro cambio importante, la transformación digital de la cadena de suministro, de la cual los analistas hablan que ya ha llegado, con las funcionalidades de la omnicanalidad emergiendo como una necesidad para todas las cadenas de suministro competitivas.

Más personas que nunca compran los productos desde sus smartphones y esperan contar con distintas opciones de envío, buenos precios, entrega rápida y customización. Si la competencia ofrece mejores servicios, se pierde mercado. ¿Quién hubiese pensado que aplicaciones móviles como Uber y Amazon hubiesen cambiado el mercado tan rápidamente?

Este ambiente tan increíblemente competitivo es la razón por la cual los ejecutivos de la cadena de suministro deben cambiar el foco pra poder sobrevivir en este sector. En 2017 las empresas prosperan o mueren según su estrategia en la gestión de la distribución.

Por ejemplo, Walmart continúa siendo la empresa de retail mayor del mundo debido a sus súper centros, cientos de miles de SKUs y por contar con información valiosa disponible para sus proveedores, entre ellos Sony, Unilever, y Procter & Gamble. El flujo de la información permite a cada empresa de la red adaptarse rápidamente al mercado.

La conectividad de toda la red ya no es una opción; es una necesidad. Si no lo han hecho todavía, los ejecutivos de la cadena de suministro deben implementar inmediatamente soluciones para la gestión de la cadena que sean más flexibles y ágiles que abarquen al ERP.

Una manera de lograr esta flexibilidad es utilizar una red en la nube para la cadena de suministro. Esta estrategia permite a los socios trabajar con los mismos datos, en tiempo real. También permite no solo expandirse rápidamente, o contratar servicios dependiendo del mercado, también focalizarse en nuevos negocios en lugar de solo en el mantenimiento.

Seamos honestos: ¿cuánto tiempo queda para que todos los proveedores y clientes estén conectados de la forma en que debería ser?

Queda poco tiempo, hay que hacerlo ya.


Foco en el cliente

Además de la digitalización en la cadena de suministro lo que se viene es el foco en el cliente.

El concepto de la experiencia del cliente no es nuevo, las empresas han estado focalizadas en este concepto toda la vida. La diferencia actualmente, especialmente en el caso de empresas que operan geográficamente en distintos lugares y con marcas múltiples, es la auténtica preocupación por lograr una consistencia en la experiencia del cliente. La consistencia va más allá de lanzar un nuevo website o App móvil con el logo y los colores adecuados, o la adopción de tecnología o servicios para competir con Amazon.

Para las empresas, la experiencia del cliente no se crea solo teniendo tiendas, comercio electrónico, servicio telefónico o una cuenta inteligente de twitter. Sino a partir de un entendimiento del cliente, qué busca, algo que va más allá de lo que existe en los estantes, y la posibilidad de replicar el mismo tipo de servicio y experiencia que se ofrece en la tienda en cualquier otro de los canales con los que cuenta la empresa. Y aunque la cadena de suministro es parte de esto, no lo es todo.

(*) El autor es Gerente Comercial Infor Cono Sur


Notas relacionadas

Te podría interesar