Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

FIEL analizó presente y futuro de la actividad logística

 |   30 de agosto del 2016

Los indicadores económicos que más impactan en la actividad logística muestran un 2016 con leves bajas y un 2017 que mejora en forma simétrica. Las elecciones legislativas del año próximo se presentan como una instancia clave que, en cierta forma, definen las políticas económicas del gobierno que aspira a ganar popularidad para llegar fortalecido y obtener el apoyo necesario para continuar con sus reformas.

El pasado 24 de agosto se realizó el clásico encuentro organizado por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) enfocado en el análisis de las variables económicas y sindicales que impactarán en la actividad logística en el último trimestre de este año y durante 2017. 

UNA TRANSICIÓN COMPLEJA
La primera presentación de la jornada estuvo a cargo de Eduardo Fidanza de Poliarquía, quien realizó un análisis de la coyuntura política y social que se puede esperar en el futuro cercano. El analista indicó que se está viviendo un cambio muy grande o “demasiado grande” en lo político, de un gobierno de democracia autoritaria electoral, con muy poca tolerancia al pluralismo político, a una concepción que fomenta el pluralismo. Al respecto, se preguntó si un cambio de esta magnitud es acorde a la cultura de nuestro país y si finalmente este pluralismo podrá afirmarse. 
En el contexto de su análisis político, Fidanza presentó algunos datos puntuales de opinión pública relevados por su consultora con el fin de visualizar la evaluación de la situación actual y expectativas que muestra la sociedad. De esta forma señaló que un 40% de los encuestados se pueden definir como “optimistas realistas”, que le hacen el “aguante” al gobierno pero que nos son incondicionales; un 37% de “pesimistas” que están en contra del gobierno; y un 20% de “optimistas absolutos” que dan su apoyo al gobierno de forma incondicional.  
UN 2017 MEJOR
El análisis del contexto económico contó con la disertación de Juan Luis Bour, economista de FIEL, quien señaló, en relación a los malos indicadores económicos que muestran las estadísticas, que “estamos viendo una foto y debemos ver la película”, y que la actual recesión es la cuarta que se presenta en los últimos ocho años: 2009, 2012, 2014 y 2016.
Indicó que la economía muestra una reacción del agro pero con caídas en industria y construcción, y que las mediciones del mes de agosto reflejan una recesión profunda pero con elementos diferenciales. En cuanto a la situación fiscal, si bien se presenta muy desequilibrada cuenta con financiamiento, por lo que el esquema fiscal es más laxo, el déficit de 2015 fue de 6,2% del PBI y en 2016 será de 7,3%. “Las importaciones y las exportaciones han caído, hay déficit comercial y de cuenta corriente, ambos altos, que tiene que ser financiado. Gasto público primario crece a 30% anual, mientras antes lo hacía a 40%, estos es por baja de subsidios y otros gastos. La inflación ha mostrado una baja el último mes y se espera lo mismo para los próximos meses, y se espera que la tasa de interés también baje, hacia fin de año, a cifras cercanas al 25%”.
Para 2017 adelantó una importante expansión del gasto público, por lo que el objetivo de bajar el déficit será muy difícil de alcanzar el año próximo, y un rebote de la actividad económica impulsado por el consumo. “Hay problemas de macro y una agenda de reformas estructurales por descubrir en el mediano plazo. Vamos a un 2017 mejor pero más por rebote que por crecimiento”, concluyó.
POTENCIAR EL NORTE ARGENTINO
El ingeniero José Ascárate, Coordinador de infraestructura Unidad Plan Belgrano, dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros, se refirió a las características del “Plan Belgrano”, unidad ministerial en las 10 provincias del norte argentino, cuyo objetivo es brindar igualdad de oportunidades y promover el progreso de sus habitantes.
El Ing. Ascárate detalló la difícil situación que afrontan las provincias del norte argentino, que se encuentran rezagadas del resto del país en sus principales indicadores económicos y sociales, situación que motivó el desarrollo de este plan, cuyas funciones básicas son asesorar a la Jefatura de Gabinete de Ministros en materia de obras de infraestructura, servicios públicos, producción, reducción de indicadores de pobreza.
CONFLICTIVIDAD SINDICAL CRECIENTE
Como todos los años el análisis de la situación sindical y sus posibles efectos en la actividad logística estuvo a cargo de Lucio Zemborain, de Zemborain y FADEEAC, quien adelantó un intenso futuro cercano.
En cuanto a lo que se puede esperar del movimiento sindical en el corto plazo, Zemborain señaló que, “si se analiza lo que ocurrió con los distintos gobiernos, el movimiento sindical trata de una forma a los gobiernos peronistas y de otra al resto, lo que evidencia que el sindicalismo es más propenso a la realización de paros ante gobiernos no peronistas” y adelantó que en los próximos 60 o 90 días puede haber un fuerte paro en reclamo por la situación laboral.
Se refirió también al creciente índice de siniestralidad y conflictividad que registran las ART, “hace 20 años se vivía una situación similar a la actual en cuanto al crecimiento de la siniestralidad en las ART. Hoy por cualquier cosa hay una demanda: en 2007 se registraban 23 demandas por cada 100.000 trabajadores por año, mientras que hoy son más de 100. Esto lleva las alícuotas de las ART muy caras para las empresas. Algo hay que hacer y en el gobierno están trabajando en eso. Sin embargo es necesario que la solución a este tema llegue a través del congreso y no se recurra a un decreto”.

LOS NÚMEROS DE LA LOGÍSTICA
A su turno Jorge Jares, de DyC, presentó las “Proyecciones Económicas para Operaciones Logísticas 2016/2017”. Al respecto anticipó un contexto externo tranquilo, sin amenazas ni euforias. El PBI de Brasil comienza a mostrar signos de mejora, lo que es buena noticia para el sector exportador, y la demanda de flujos logísticos va a ser muy diferente en cada caso. En líneas generales el especialista se refirió a un 2016 de contracción y a un 2017 que comienza a mejorar: “prácticamente todas las industrias caen en 2016, pero se espera que crezcan un porcentaje simétrico en 2017. Las importaciones suben en 2017 un 8,5%, lo que representa 8 millones más de toneladas a transportar. La cosecha también se espera que crezca 11% en 2016/2017. En consumo y las inversiones también se recuperan en 2017, 3,6% y 6,6% respectivamente”.
Jares brindó también algunos datos de interés, como la firme tendencia creciente que registra el uso de los bitrenes en el país, la comprobación de que la incorporación de metros de depósitos clase AAA es independiente de los flujos y dependiente de la productividad, y la pérdida de 6 millones de toneladas de carga registrada por el modo ferroviario.
En conclusión, se espera un entorno externo estable, demanda de bienes se recupera en 2017 y crecerán los flujos logísticos de importación.
VISIÓN EMPRESARIA
El cierre del encuentro contó con un panel empresario en el que los ejecutivos Hernán Sánchez, Director Comercial de Celsur; Enrique Rivas, Vicepresidente de Loginter; Gustavo Figuerola, Presidente de TRP – DP World y David Bottaro, Director General ID Logistics, compartieron la visión de sus empresas sobre la situación actual y sus expectativas. Finalmente Carlos Musante, Director Técnico de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), quien ofició de moderador del panel, se refirió a la falsedad de las informaciones difundidas por los medios que señalan a la actividad logística como parte responsable del aumento de precios y, por ende, de la inflación, y sostuvo que las mismas carecen de todo análisis técnico, como fue luego admitido por las mismas fuentes de la información. En este sentido, señaló también que si bien se habla de un desaceleramiento general de la inflación en el último mes, el sector logístico todavía debe enfrentar los aumentos pendientes por paritarias y las esperadas subas de combustible.  
 

Notas relacionadas

Te podría interesar