Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

FIEL presentó sus proyecciones económicas para el año 2013

 |   9 de octubre del 2012

Especialistas de FIEL y empresarios logísticos participaron de la Conferencia Anual sobre Proyecciones Económicas para Operaciones Logísticas 2013 en la que evaluaron la situación del país y la coyuntura internacional.

La Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) realizó, el pasado 3 de octubre, la Conferencia Anual sobre Proyecciones Económicas para Operaciones Logísticas 2013.

Durante el encuentro, distintos especialistas evaluaron el marco económico, financiero, político y laboral para la toma de decisiones estratégicas y coyunturales en los negocios y en el área de logística en particular. 

El Dr. Juan Luis Bour, economista jefe de FIEL, realizó un análisis macroeconómico actual y para el año 2013 para el que destacó dos preocupaciones fundamentales en el contexto mundial: la desaceleración de la economía asiática, sobre todo India y China, por un menor impulso de la demanda interna; y el ajuste del fisco en Estados Unidos de cuatro o más puntos que puede contribuir a una fuerte disminución de la situación económica. “El mundo desarrollado, expresó, está creciendo débilmente”. En cuanto a los países de la región, destacó que Argentina, Paraguay y Ecuador sufren una caída importante en su crecimiento, especialmente causada por la sequía.
En el caso de Argentina, explicó que desde el tercer trimestre de 2011 la inversión interna sufre una caída del 16,5%; la economía durante el segundo trimestre de 2012 no creció y continúa en ese sentido para lo que resta del año con recesión en algunos sectores como el agro (sequía), la industria (la caída de la actividad en Brasil influye en el país) y la construcción (relación entre operaciones inmobiliarias y aumento de costos).  El economista estima que el año finalizará con una inflación del 23,5 o 24%, mientras que para el 2013 se espera que sea del 25%. 

Bour indicó que “la estrategia para impulsar la economía, que se ha enfriado con la disminución de la inversión,  es a través de políticas fiscales expansivas, pero como los ingresos no crecen a la misma tasa que los gastos ha llevado a un aumento del desequilibrio que en la actualidad es cercano al 4,5% del PIB. El problema es tratar de financiar este desequilibrio básicamente con emisión monetaria”. Para finalizar, describió algunas proyecciones para 2013: la recuperación de los volúmenes en el agro; recuperación débil de Brasil (3,5 / 4%); el consumo público se mantendrá expansivo financiado con emisión monetaria; inversión pública financiada con reservas; se mantienen factores negativos que contraen el crecimiento de la economía como los límites al comercio exterior, pago de utilidades y reservas, restricciones cambiarias crecientes; aumento selectivo de tarifas y precios regulados. “Según nuestras previsiones uno debería esperar un segundo trimestre con buena actividad apoyada por el agro, pero con una inversión que no recupera, con leve crecimiento del consumo masivo, una modesta recuperación del comercio exterior y un crecimiento débil de la economía estimado en 2,5%”, concluyó Bour.

El análisis de la situación laboral estuvo a cargo del Dr. Daniel Funes de Rioja -presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL)-, quien sostuvo que el punto de partida para un crecimiento sostenido del empleo fueron los años 2001 / 2001 hasta la actualidad, a excepción de 2008. Indicó que si bien durante el primer trimestre de 2012 el empleo creció, luego se amesetó, por lo que se estima un crecimiento interanual del 2,4%. “El pronóstico a corto plazo es un amesetamiento del empleo formal y un aumento del desempleo joven”, dijo. En este sentido, resaltó su visión para el año 2013 con las siguientes características: alta regulación; centralización laboral; nivel de actividad marcará la tendencia en materia de empleos; el sindicalismo deberá separar sus aspiraciones políticas de las aspiraciones sindicales. Funes de Rioja afirmó que “ninguna sociedad progresa si no tiene reglas de convivencia y una visión de política económica y social hacia adelante”. En este sentido, finalizó su exposición dejando un interrogante: “Se deberá resolver una cuestión de paradigma, si la relación será de cooperación o de confrontación”.

El Ing. Jorge Jares, Director en Diagnóstico y Coaching Logístico (DYC), se refirió a los flujos logísticos para el año 2013 y afirmó que la soja va a tener una demanda de transporte mayor que en 2012. A su vez, indicó que el año pasado se transportaron 6 millones menos de toneladas por vía terrestre, pero se prevé una recuperación para el año próximo.  Destacó que “los trenes de carga en Argentina son un potencial dormido que en algún momento va a tener que despertar”, siendo que en 2012 se transportaron 24 millones de toneladas a través de las seis líneas disponibles. Agregó que los kilómetros promedio que se transportan son 504 y que la mayor dificultad es que se hace en tramos en donde el camión es también competitivo. “El desafío futuro es el crecimiento del transporte de carga por tren”, enfatizó Jares. En cuanto a la evaluación de los centros logísticos, aseguró que hay un crecimiento de los denominados Premium que requieren mayor mano de obra capacitada debido al equipamiento especial con el que cuentan. En 2012, dijo, se construyeron 168 mil metros cuadrados de nuevos depósitos, y su ubicación se está extendiendo hacia el interior del país. En conclusión, expresó que”en 2012 los flujos logísticos contraen sus volúmenes por la mala performance dela gro, la industria automotriz y la disminución de las importaciones”. Las expectativas son que “los flujos logísticos crecerán 13 millones en 2013; los recursos logísticos continuarán con su proceso de modernización y serán suficientes para cubrir la demanda; sin embargo, los costos, la falta de infraestructura y de un Plan Nacional de Transporte Público son amenazas para el sector logístico que repercuten en su productividad”.

El encuentro finalizó con una mesa redonda moderada por Carlos Musante, en la cual participaron los empresarios logísticos Julián Navarro Cinta -Director General de Gefco-, Pablo López -Gerente General de Exologística-, Lucio Zemborain -FADEEAC-, y David Bottaro -Director General de ID Logistics-. Plantearon las dificultades que genera en la relación con clientes y proveedores un índice inflacionario poco transparente y su influencia en el aumento de los costos. Asimismo, Bottaro indicó que se encuentran “muy entusiasmados y optimistas sobre el avance del sector pero no estamos ajenos a los conflictos políticos y económicos del entorno, hay que apuntar al largo plazo y hoy eso es muy difícil de realizar, el problema más importante para la inversión es la política monetaria y las restricciones sobre el dólar, dos cuestiones que tornan preocupante las inversiones futuras”. Para Navarro Cinta se debe trabajar sobre tres ejes estratégicos: “logística de abastecimiento de almacentes, logística en los centros de consumo, y desarrollo del transporte aéreo, marítimo y ferroviario”; a su vez enfatizó que los problemas más grave que observa para 2013 son “energéticos, inflación, déficit público, conflictividad laboral, guerra de medios de comunicación”. Pablo López anticipó que “el próximo año no será fácil ya que arrastra la conflictividad surgida este año, pero se deberán generar márgenes de productividad sostenibles”. Por su parte, Zemborain reconoció que “el empleador deberá recuperar el poder disciplinario y de organización, y que los operadores logísticos deberán estar unidos para enfrentar el desafío de las negociaciones laborales”.


Notas relacionadas

Te podría interesar