Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

FIEL presentó sus Proyecciones Económicas

 |   3 de octubre del 2013

Las toneladas a transportar en 2014 no presentarán grandes variaciones respecto a 2013, el desafío de los operadores logísticos estará relacionado con sostener la rentabilidad en base a la planificación y la eficiencia.

En el inicio del tradicional encuentro organizado por FIEL, Sergio Berensztein (Poliarquía) brindó su análisis del escenario político actual, claramente marcado por la coyuntura de un año electoral. Al respecto indicó que los resultados de las últimas elecciones primarias mostraron que claramente existía un “lugar pendiente” en el arco político, y que Sergio Massa supo aprovechar, siendo actualmente el político mejor posicionado. Sobre el oficialismo, señaló que quien se presenta como el sucesor natural de Cristina Kirchner es Daniel Scioli, y que tras las elecciones de octubre próximo lo que se espera es un fuerte reordenamiento dentro del peronismo y también de las distintas agrupaciones sindicales. Para el analista el PRO de Mauricio Macri desaprovechó los últimos diez años en que no se pudo establecer con una propuesta a nivel nacional, mientras que los radicales lograron una elección mejor de la esperada pero que presentan “muchos contendientes para un solo lugar”.
UN MUNDO QUE SE REORDENA
El encuentro continuó con el “análisis macroeconómico 2014” a cargo de Juan Luis Bour de FIEL, quien señaló que el mundo desarrollado continúa con una recuperación económica débil, motivo por el cual la Reserva Federal de Estados Unidos decidió no quitar los estímulos económicos aplicados como consecuencia de la última gran crisis financiera internacional, lo que configura un contexto más optimista para la expansión de nuestra región. 
Pronosticó que entre 2014 y 2016 nos encaminamos a un problema de diagnóstico, y que la economía argentina dejará de crecer debido a que presenta muchos desfasajes, “para 2013 se estima un crecimiento del 2.8%, mientras que para 2014 será de 1.3%, la región se desacelera y Argentina se frena” resaltó.
Indicó también que el viento favorable debido a los precios internacionales de los commodities se mantendrá en cierta medida, ya que la cosecha en los Estados Unidos no resultó tan buena como se pronosticaba, mientras que en Argentina las estimaciones para la cosecha 2013/2014 son buenas, lo que constituye un factor alcista y con impacto positivo. 
ANÁLISIS DEL SECTOR LABORAL
El análisis de la actualidad laboral y sindical, y sus proyecciones, estuvieron a cargo de Lucio Zemborain, quien indicó que después de las próximas elecciones de octubre es posible que se produzca un reordenamiento sindical, teniendo en cuenta que muchos sectores ya están “coqueteando” con Sergio Massa, por lo que es esperable que el año próximo el sindicalismo adopte una postura más beligerante.
Se refirió luego a la actualidad judicial y a las problemáticas derivadas de los avances de la jurisprudencia que están generando un alza de costos para los empresarios. Al respecto, señaló que por ejemplo la “Ley Antidiscriminación” está siendo mal usada por los empleados, quienes alegan hechos discriminatorios frente a los despidos legítimos, así como planteos de violencia laboral que muchas veces no son genuinos. 
ECONOMÍA, FLUJOS Y VOLÚMENES
Jorge Jares de Diagnóstico y Coaching Logístico (DyC), realizó la presentación más esperada por los empresarios del sector, el análisis de los flujos logísticos para 2013/2014, que analiza los mismos teniendo en cuenta el panorama económico y también las cuestiones laborales y sindicales del país.
En primer lugar señaló que los flujos logísticos presentan un comportamiento muy disímil, complejo, y que las variables económicas impactan de forma distinta de acuerdo al sector, “algunos van a registrar crecimiento, otros van a mantener su nivel de actividad actual, algunos van a ver decrecer sus volúmenes, pero en forma general podemos decir que vamos a tener un 2014 en el que deberemos manejar volúmenes similares a los de 2013, y tal vez levemente superiores” destacó. 
En relación a las proyecciones nacionales de los índices que más van a afectar a la actividad logística, destacó que el PBI va a rondar el 2.8% de crecimiento para 2013 y el 1.4% para 2014. Los principales sectores: agro, industria y construcción, van a tener crecimiento pero menor que en 2013, hecho que sin duda va a marcar nuestro nivel de actividad logística. Sobre este aspecto detalló que el agro va a crecer 3.8% y va a estar cerca de los 100 millones de toneladas a transportar. La industria quedaría estable según las proyecciones para el año próximo, y estaría creciendo 0.5%; la construcción que creció un 4% en 2012 y va a crecer 1.8% en 2014. De una manera sorprendente, destacó Jares, este último sector sigue creciendo a pesar de todos los problemas que hay en el mercado inmobiliario por el cepo cambiario, lo que estaría indicando que la gente todavía ve como reserva de valor a este sector. Por otro lado, el sector de máquina y herramientas, que ha tenido un comportamiento razonable durante 2013, no se prevé que siga creciendo el año próximo, puntualizó. La clave de esta merma en el crecimiento, según el analista, está dada en el crecimiento de la inversión bruta interna fija, que continúo creciendo en 2013 un 4%, pero solamente va a crecer un 1.2% en 2014.
EL IMPACTO EN LA ACTIVIDAD LOGÍSTICA
A partir del análisis de los contextos internacional y nacional, y del índice de producción industrial que periódicamente elabora FIEL, Jorge Jares analizó las tendencias de la industria en general y cómo se van a mover los distintos sectores.
Indicó entonces que el sector de “alimentación” va a estar en el 1% de crecimiento este año y un 0.4% el año próximo, manteniendo una cierta estabilidad en sus volúmenes. La industria automotriz, que ha tenido un año estupendo como lo muestran todos los indicadores, a pesar de que esté desacelerándose no va a tener menos de un 12% de crecimiento en 2013, y el año que viene va a crecer solo 2%, pero debe considerarse que es un porcentaje sobre volúmenes altísimos por lo que no representa una mala proyección para todos los sectores logísticos vinculados con la industria automotriz, destacó. El sector de “metalmecánica” va a presentar un bienio positivo, arrastrado por la industria automotriz; “minerales no metálicos” si bien cae en 2014, debido a que está fuertemente ligado a la construcción, ha tenido una buena performance durante 2013; “pasta y papel”, junto con “química y plásticos”, tienen también un bienio positivo con menor crecimiento en 2014, al igual que “siderurgia”. Finalmente indicó Jares que “tabaco y textiles” presentan un comportamiento negativo.
Sobre el flujo logístico agropecuario, indicó el especialista, se espera una producción de los cinco principales granos para la campaña 2013/2014 de 95 millones de toneladas, y que con el resto de los granos alcanzará una producción cercana a las 100 millones de toneladas.
A modo de resumen, el representante de DyC, indicó que la producción nacional transportable por vía terrestre automotor está llegando a sus topes, y que este año serán transportadas unas 306 millones de toneladas, y 307 millones el año próximo, lo que indica que no van a haber grandes variaciones en ese aspecto.
MÁS RECURSOS Y MAYOR EFICIENCIA
Jorge Jares concluyó su análisis de las proyecciones logísticas refiriéndose a los recursos disponibles que posee el sector para hacer frente a los volúmenes antes analizados. Señaló que los sectores logísticos han hecho estos años inversiones muy significativas para mejorar los recursos existentes, como por ejemplo: se registra un crecimiento sostenido año tras año de la incorporación de unidades de transporte de carga y furgones, que desde 2010 a la actualidad presenta casi 100.000 unidades incorporadas, lo que representa una modernización del parque de unidades de transporte realmente importante; los metros cuadrados de depósitos premium también han seguido creciendo, y se estima que van a llegar a 1.200.000m2 a fines de 2013, y 100.000m2 más que se encuentran en construcción estarán operativos en 2014. Estos incrementos, analizó Jares, obedecen en primera instancia a la necesidad de manejar mayores volúmenes que hemos tenido en los últimos años, pero también a la necesidad de generar una productividad mayor.
En contraste con el rol protagónico del autotransporte de cargas terrestre, el analista señaló el estancamiento que sufre el uso del ferrocarril, que en los últimos años se ha mantenido estable alrededor de las 20 millones de toneladas. Aunque indicó que el gobierno últimamente ha priorizado el tema y ha tomado medidas al respecto, algunas más eficientes que otras, pero que muestran una tención de mejorar este modo de transporte que para las características del país y sus cargas resulta imprescindible. 
Finalmente Jorge Jares resaltó que “analizando el crecimiento de recursos con el crecimiento de los volúmenes, los mismos van a ser suficientes para manejar las cargas pero de una manera más eficiente y productiva”.

Notas relacionadas

Te podría interesar