Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Gobierno sube un 20% tarifas portuarias

 |   2 de septiembre del 2011

Privados rechazan la iniciativa y alertan por una pérdida de competitividad de Montevideo.

Tras dos meses sin una definición, finalmente el Poder Ejecutivo aprobó un decreto que autoriza un aumento del 20% en las tarifas portuarias en dólares que se producirá una vez publicado en el Diario Oficial.

La Administración Nacional de Puertos (ANP) había elaborado su presupuesto para el ejercicio 2012 sin considerar este ajuste ya que el mismo no fue aprobado antes del 31 julio pasado como habían solicitados las autoridades. El titular de la ANP, Alberto Díaz dijo que el ajuste se aplicará sobre “todas las tarifas” (mercaderías, pasajes y buques) y que los recursos extrapresupuestales que se obtendrán en lo que resta de este año por este motivo deberán reasignarse para volcarlos a inversión de infraestructura. Pese a ello, para el ejercicio 2012, la ANP había previsto un alza de tarifas que incluía una nueva paramétrica para calcular estos impuestos que promediaba el 12%.

Rechazo

El gerente general de Montecon -el operador privado que opera en los muelles públicos de la ANP-, Juan Olascoaga dijo que la suba de las tarifas portuarias “a raja tabla atentará contra la competitividad del puerto en un futuro porque significará un aumento de las tarifas y puede condicionar la pérdida de transbordo de Montevideo ya que tiene un canon doble”. Además, dijo que incrementará la brecha competitiva entre la terminal especializada -Terminal Cuenca del Plata (TCP)- y la de los operadores privados de los muelles públicos. “Todo esto hace que TCP aumente su monopolio en el negocio de contenedores”, criticó.

Sin embargo, Díaz defendió el incrementó y recordó que las tarifas “no se ajustan desde 1993. Quizás podamos estudiar alguna rebaja de negocios puntuales que puedan verse afectados en función de sus costos reales”, adelantó. Agregó que con este estudio técnico se “comprobará si es relevante o no” el ajuste aprobado del 20% para todas las tarifas. “Que el crucerista pague US$ 1 o US$ 1,20 no hace caer esta actividad”, ejemplificó. Por su parte, el presidente del Centro de Navegación, Mario Baubeta, comentó a El País que lo ideal sería aplicar un ajuste escalonado y no genérico. Pero reconoció que era necesario subir los recursos de la ANP porque se requieren más obras de infraestructura. “Vamos a escuchar todos los planteos. Seguramente habrá algunos que sean de recibo y otros que no. Siempre es más fácil rebajar que subir las tarifas”, culminó Díaz.

Fuente: El País, Uruguay

 


Notas relacionadas

Te podría interesar