Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

La calma antes del huracán

 |   15 de junio del 2015

Todas las predicciones confirman el gran potencial que presentan los yacimientos de Vaca Muerta. El gran desafío para la logística nacional consiste en dimensionar correctamente las altas exigencias de este proyecto, sobre todo en cuanto a la necesidad de inversiones en capacitación y equipamiento, para dar el salto cuantitativo y cualitativo que le permita crecer junto a esta inminente revolución energética.

Desde hace más de un siglo en Argentina se explotan hidrocarburos convencionales, los cuales se encuentran en formaciones porosas y permeables (algo así como en una esponja). Hace unos pocos años empezamos a hablar de hidrocarburos “no convencionales”,“Shale Gas” y “Shale Oil”, estos términos hacen referencia al petróleo y al gas alojados en formaciones muy poco porosas y prácticamente impermeables, lo que requiere para su extracción la utilización de técnicas de estimulación hidráulica, fractura o comúnmente llamado “Fracking”, que consiste en inyectar a presión un fluido formado básicamente por agua y arena (99,5%), más el agregado de algunos aditivos químicos(0,5%), extremadamente diluidos. Como dato de color podemos decir que el proceso de Fracking para shale lleva una presión de 11.000 libras pulgadas (una cubierta de auto lleva 30 libras pulgadas).

 

EL MOMENTO INDICADO

 

Quienes trabajan en la industria de los hidrocarburos saben desde hace décadas del potencial del shale, de hecho la formación Vaca Muerta y Los Molles (Formación por debajo de Vaca Muerta con potencial) fue publicada en 1931 por Charles Edwin Wencover, Geólogo estadounidense quien, de hecho, recorría Neuquén y Mendoza desde hacía muy poco tiempo, contratado por la Standard Oil de California (hoy Chevron), prospectando el prometedor territorio. Sin embargo en aquellos tiempos no existía la tecnología que hiciera posible estos emprendimientos y tampoco los costos permitían siquiera soñar con su explotación, pues bien… hoy esa situación se ha revertido.


Esta formación de 32.000 km2, que abarca las provincias de Neuquén, Río Negro, Mendoza y La Pampa, prevé potencialmente producir unos 27 billones de barriles de shale oil y 802 billones de pies cúbicos de shale gas, lo que hace suponer unos 400 años de producción para consumo interno de Argentina (es necesario tener en cuenta que lo estimado para las formaciones Vaca Muerta y Los Molles son “recursos técnicamente recuperables” y no reservas probadas, es decir, no existe la certeza total de que exista tal recurso, sino la presunción. Tampoco que, de existir, la totalidad del recurso resulte económicamente viable de explotar). En el país ya se extrae shale gas desde fines de febrero de 2013 en el Yacimiento Orejano, en Neuquén, que está aportando gas a la red nacional a través de la empresa Transportadora de Gas del Norte.

 

EL ROL DE LA LOGÍSTICA EN EL SHALE

 

Considerando los volúmenes mencionados, la logística del petróleo tendrá un crecimiento inconmensurable y el mayor desafío lo tendrán las empresas nacionales que se quieran subir a este proyecto. Actualmente hay solo un puñado de empresas, algunas regionales otras de alcance nacional, con perfil de servicios integrales. Este espacio deberá disputarse con las multinacionales que tienen el “know how”, pero claramente el desarrollo es demasiado grande y habrá lugar para aquellos que apuesten al proyecto, que tiene una arista compleja que es la curva de aprendizaje para los nuevos jugadores y una arista más positiva que es que todavía se está a tiempo de emprender.Si bien las tarifas y el ROI de la industria son más que aceptables, hay que tener en cuenta que el nivel de inversiones a realizar es muy importante, lo que podría reducir la cantidad de nuevos jugadores en la industria. Otra característica particular es que existe una mayor formalidad en cuanto a los contratos de servicios entre cliente-proveedor pero, así como son formales, en general los horizontes contractuales no superan el año. En este sentido, el cumplimiento de los servicios comprometidos es medido muy exhaustivamente, lo que hace que mantener al cliente esté bajo revisión en periodos muy cortos de tiempo, en base a la utilización de métricas operativas para obtener la revalidación de calificación como proveedor para dicho cliente.

 

Existe un detalle que para los logistas no resultará extraño, teniendo en cuenta sus experiencias y anécdotas con clientes, solo que aquí se repite con mayor crudeza: en la industria petrolera los requerimientos son “para ya” y se debe estar disponible y en orden de marcha para poder brindar el servicio. Esto da fidelidad y confianza, particularmente en una industria como ésta, donde una falta de servicio hasta en los procesos más pequeños puede afectar fuertemente la economía de la cadena de valor ya que, en general, estos servicios se brindan a empresas que proveen materiales, piezas, equipamiento, etc. para el desarrollo del pozo. Otro de los servicios que sufre este stress operativo es el transporte de equipos a un pozo o yacimiento, donde además de la disponibilidad del equipamiento adecuado impactan la correcta capacitación del personal, por ejemplo en el respeto de las velocidades máximas, que por cierto son diferentes según el área que se esté transitando:hay una velocidad dentro del yacimiento, otra para las rutas de campo y otra velocidad para las rutas comunes interpoblacionales de asfalto, así como contar con las certificaciones actualizadas de las unidades, entre otros requisitos específicos.

 

RRHH CAPACITADOS UNA MATERIA PENDIENTE Y URGENTE

 

El personal capacitado es uno de los puntos más débiles del proceso logístico y se registra una rara competencia interna en la industria. Quienes se formaron en ingeniería o carreras afines, lo que les permite profesionalizarse en logística, y se encuentran en las cuencas petroleras argentinas se debaten entre volcarse a actividades más operativas como la logística o insertarse en las actividades directas de los yacimientos. Esto hace que las empresas de logística tengan un duro desafío a la hora de retener talentos y bajar los índices de rotación en sus “pay roll”, de hecho algunas empresas tienen sus propios planes de formación interno, casi una universidad doméstica, con alto perfil de capacitadores, para estimular a actuales y nuevos integrantes de la compañía. Podríamos decir que en los últimos años Argentina, comparada con el resto de Latinoamérica, avanzó mucho en capacitación de logistas desde lo operativo hasta el management, pero ahora aparece una nueva etapa donde las normas de seguridad y los procedimientos son muy estrictos y la especialización en el área petrolera será la gran vedette de los próximos 10 años. Actualmente en el denominado corredor petrolero (Córdoba, Mendoza, Neuquén, Comodoro Rivadavia) hay distintas áreas educativas privadas y públicas de universidades nacionales y tecnológicas, que en sus carreras de ingeniería y geología están trabajando arduamente con las empresas que necesitarán personal para sus desarrollos en áreas más específicas en torno a las actividades de extracción, lo que también representa un desafío para los actores educativos en logística, que deberán acompañar el crecimiento de las compañías prestadoras de servicios para la industria petrolera.
Existe una clara necesidad de profesionalizar las áreas operativas ante la demanda de nuevas perspectivas de negocios. Las empresas que presentan estas necesidades detectan algunas fallas en el sistema educativo, al menos en las regiones donde se desarrolla esta industria, lo que conlleva a trasladar personal de otras provincias con el impacto económico y social del desarraigo.
Algunos tips del déficit educacional en las regiones petroleras:

 

• Escuelas secundarias con escasa orientación a la industria petrolera.
• Graduados universitarios con formación generalista.
• Mercado competitivo en constante crecimiento que recluta de un mismo semillero.
• Fuerte impacto en la cultura organizacional (profesionales vs. no profesionales, cambio de paradigmas a través de nuevas visiones).

 

ACCESOS E INFRAESTRUCTURAS ACTUALES

 

Trenes: Tenaris, una de las subsidiarias de Techint y principal productora mundial de caños sin costura para la industria del petróleo, está inaugurando una base de operaciones logística en la localidad de Senillosa, a solo 40km de la ciudad de Neuquén. Según los estudios, para los volúmenes que demandará Vaca Muerta y para lograr una entrega “just in time”, será necesario un mix de servicios logísticos que tienen al tren como columna vertebral para poder eficientizar el proceso. Por otra parte YPF operará una formación cedida por el Ministerio de Interior e Industria, el material rodante (81 vagones y 2 locomotoras) proviene del Belgrano Cargas y está a cargo de YPF la reparación y puesta en valor del material ferroviario. Las formaciones serán operadas por personal de la empresa privada Ferro Expreso Pampeano en la traza que une al Puerto de Buenos Aires, pasa por Bahía Blanca y finaliza en Plaza Huincul en Neuquén. Las ideas fuerza de este proyecto son bajar entre un 25 y 35% los costos de transporte y, por otro lado, acarrear “arena especial”, principal insumo de las petroleras para no convencionales que actualmente arriba al puerto Buenos Aires. La segunda faz del proyecto es de más largo plazo, y será traer arena de minas del interior del país. Éstas aún están por descubrirse, pero desde la petrolera confían en que están muy próximos al hallazgo y el gran desafío para el ferrocarril será unir las minas de arena con los yacimientos. En otro sector de la comarca petrolera, más precisamente en Cinco Saltos, auguran con mucha expectativa la posibilidad de puesta en marcha del tren que une Cipolleti con Barda del Medio o Contralmirante Cordero, unos 45 kilómetros, ya que la ruta existente actualmente se está congestionando por vehículos particulares e industriales. Se trata de una línea concesionada por Ferrosur Roca que no opera actualmente. Si bien se propuso como un proyecto de transporte público de pasajeros, donde la inversión es de 12 millones de pesos, el sector empresario está mirando este tramo como un corredor muy importante por la posibilidad de llegar en su punta de línea hasta rutas que unen áreas de yacimientos como Loma Campana o Los Caldenes. 

 

Carreteras: Si tomamos la actualidad del desarrollo de Vaca Muerta en un estado incipiente, todo está por empezar. Los accesos por ruta desde la ciudad de Neuquén a los yacimientos que están comenzando a operar actualmente, como por ejemplo Loma Campana (hoy cuenta con alrededor de 260 perforaciones y deberá llegar a 2800 aproximadamente), están con cierto grado de congestión. Para llegar desde Neuquén a Añelo existen dos posibilidades, una directa que es por ruta RP 7 directo a Añelo, o la ruta menos usada que es Neuquén – Cipolletti por la 151 y luego por RP 7 hasta Añelo. Por cualquiera de las dos opciones habrá que hacer unos 70 km por la ruta 7, donde hoy conviven equipos de gran porte, camionetas petroleras y automóviles de las zonas urbana de la región, esto ya representa un verdadero peligro. Si bien está en desarrollo la prospección exploratoria, por lo que no podemos suponer cuáles serán las rutas más usadas, es fácil divisar que habrá que realizar fuertes inversiones en autovías para llegar a las principales poblaciones donde se ramifica cada yacimiento.

 

Parques Industriales: El Parque Industrial de Neuquén está completo con poca capacidad de expansión, Añelo tiene un parque ya casi completo. Senillosa, a 20 km de Neuquén, es un parque que está en desarrollo y tiene capacidad de expansión en casi 100 hectáreas más.


UN FUTURO POSIBLE

 

Seguramente si seguimos algunos pasos en firme la próxima década nos dejará un escalón más arriba del que actualmente estamos en logística, ya que habremos desarrollado una nueva rama dentro de la industria que se agregará al actual árbol. Veremos una foto donde se habrán posicionado empresas de origen nacional en una porción más grande de la actual torta. El gran desafío para Argentina será pasar de ser un país con petróleo a un país petrolero, y es un desafío que abarca a todas las profesiones, entre ellas la de los logísticos. Dependerá de cuánto demoremos en aprontarnos para correr la gran carrera, que comenzó sus preparativos hace unos tres años pero todavía no se largó.

 

MÁS ALLÁ DE LA COYUNTURA

 

La industria global ha reconocido el gran potencial de la comarca. Desde hace varios años este proyecto se encamino muy seriamente y es de considerar que cuando esto pasa muy pocas son las posibilidades de volver atrás. La actual coyuntura del precio del barril en los mercados internacionales solo podrá escalonar un poco el arribo de desarrolladores, pero la estatal YPF estará con su desarrollo a máxima potencia habida cuenta de la carencia energética de Argentina, lo que hace que no esté diariamente mirando el indicador del precio externo.

 

(*) El autor es Socio Gerente del Parque de Servicios Logísticos en Neuquén, Presidente de la Consultora MCorp & Co.


Notas relacionadas

Te podría interesar