Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

La compleja gestión de la logística en las Pymes

 |   4 de junio del 2012

En las compañías más pequeñas, muchas veces, el dueño es quien se ocupa de las compras, atiende el mostrador y también hace los fletes. ¿Cómo organizan su logística las Pymes?

“Las empresas de todo tamaño saben que no cumplir con los tiempos de entrega o entregar la mercadería en malas condiciones, impacta muy fuerte en la fidelidad del cliente”, señala Facundo Casillas, Jefe de desarrollo de negocios de Tasa Logística.

Lo cierto es que aunque tengan menos recursos que una empresa grande, las Pymes tienen en cuenta que una mala logística representa problemas, pérdida de clientes, mala imagen y reducción de ventas. Estas empresas, a su escala, se ocupan de que el producto llegue al cliente en tiempo y forma, pero cada Pyme puede tener necesidades y estructuras logísticas muy diferentes según su rubro, tipo de producto y volumen de envíos.

Cada caso, distintas necesidades

Plumari es una firma que se especializa en tinturas y cuidado del pelo teñido, que desde 1964 fabrica un amplio porfolio de marcas como Nougat o Bonmetique.  Pablo Plumari, Gerente nacional de Ventas de la empresa, explica que la logística está tercerizada desde hace más de 10 años, pero que hace unos 7 meses trabajan con un operador nuevo. En forma interna hay una persona responsable y cada 10 días se realiza una reunión para analizar la marcha del sector.

Por su parte Darling Store, una empresa que se dedica al diseño, fabricación y venta de indumentaria de aeróbic, tiempo libre y trajes de baño para mujeres y hombres, no tiene un departamento propio dedicado al tema, porque el volumen de carga no lo justifica. Daniel Endler, socio de la firma, explica: “cuando el traslado es cercano, lo realizamos nosotros mismos. Y cuando es más lejos contratamos expresos, con los que mandamos la mercadería a cada provincia y a cada local”.

Cetrogar es una importante cadena de artículos para el hogar con 57 sucursales en 11 provincias, lo que la convierte en una empresa muy reconocida e importante en el Noreste Argentino. Antonio R. Pereyra, su Gerente de Logística, explica que “el Departamento de Logística es propio y toda la estructura de gestión, pero no así el transporte: mantenemos un mix entre transporte propio y tercerizado, más exactamente camiones semirremolques para larga distancia”. La empresa maneja la dualidad entre semirremolques y móviles de menor porte desde sus centros de distribución hasta sus sucursales, de acuerdo a cada localidad y su reglamentación para el ingreso a la ciudad.

El caso de Fontenla, la fábrica de mobiliario premium, es muy particular, porque el traslado de productos se realiza desde la empresa fabricante al cliente particular.

Roberto Fontenla, su Presidente, cuenta que su empresa tiene un departamento propio dedicado al tema, aunque es pequeño. “Tenemos un jefe de logística y expedición, con un segundo que lo asiste en la organización de los envíos diarios. El día anterior dejamos toda la carga lista, y después desarrollamos las entregas. En los espacios libres entre una y otra distribución, movemos la mercadería a los locales”, detalla.

Eligiendo al mejor

A la hora de contratar operadores logísticos, las pymes eligen según varios criterios. Por ejemplo, si hay que hacer el transporte al interior o a Capital.

Para elegir con quién trabajar, lo importante es establecer lazos fuertes, y mecanismos aceitados de comunicación y ejecución entre áreas centrales y las bases operativas. “La experiencia previa y el grado de especialización en operaciones del interior son un buen indicador de la capacidad de respuesta que va a poder brindar el operador”, indican en TASA Logística.

Cetrogar, por ejemplo, ha desarrollado un abanico de proveedores porque terceriza el servicio desde su centro de recepción en Buenos Aires para abastecer a los centros de distribución, y eventualmente a las sucursales en forma directa. Según Pereyra, es para “manejar una fuerte oferta de transporte a las distintas plazas, aprovechar las altas frecuencias de cada transporte según su cabecera, mantener una constante negociación de costos por competencia y balancear la oferta con la demanda”.

Fontenla tiene trasporte propio en Capital y GBA, y hasta 70 u 80 Km. de su planta. Para llegar más lejos, los productos se embalan en fábrica, y se los traslada hasta el expreso que llega al interior. “En general este es un ítem que abona el cliente, y le damos la posibilidad de elegirlo”, explica su Presidente.

Para realizar exportaciones traslada el mobiliario al depósito fiscal, y desde ahí se lo carga en containers. “Para llevar el mobiliario a Brasil o Chile, por ejemplo, el camión viene a la planta, carga y vuelve al depósito fiscal como un camión cualquiera. Tenemos distintos expresos para el interior del país, para Brasil y Uruguay, para Chile”.

En el caso de Darling, contrata expresos para llegar a Ushuaia o al Chaco. Pero una vez en el depósito cada empresa de camiones consolida la mercadería y la distribuye a los puntos de venta con vehículos más chicos. “Trabajamos con unas 20 empresas porque tenemos convenios por zona, y cada transporte cubre un área diferente. Pero a veces el cliente elige una u otra, porque le resulta mas barato o le parece mejor”, dice Endler.

Para Plumari, que realiza el 60% de las ventas al interior, el mejor sistema es trasladar los productos al depósito del operador, en el GBA, que se ocupa de que lleguen a las distintas localidades del interior. “Nosotros sugerimos qué operadores nos parecen mejores en cada zona, pero el cliente elige”, dice Pablo Plumari.  La empresa cambió de sistema hace 7 meses, porque su operador anterior no llegaba a pequeños pueblos del interior sino que almacenaba los productos y luego los enviaba a los diferentes destinos con otros operadores más pequeños. Esto producía varios cambios de manos que terminaban perjudicando el embalaje, por ejemplo. Por eso eligieron un nuevo proveedor logístico teniendo en cuenta su conocimiento del rubro cosmética y del canal, las referencias de sus clientes, y su calidad de servicio.

¿Qué problema puede haber?

Sin duda, una Pyme tiene menos “espalda” que una empresa grande cuando surgen problemas. ¿Cómo resuelven una situación de desabastecimiento o evento especial en una plaza determinada? “Un aspecto problemático era la fragilidad de ciertos envases pero, al entregar desde un solo lugar, se redujeron enormemente los riesgos”, dice Pablo Plumari. Y también reclama: “Cada vez llegan menos trasportes a las localidades chicas del interior. Hay pedidos que tardan mucho, por ahí 10 días”. La particularidad de los envíos que hace Fontenla “a domicilio” hace que su mayor complicación sean los horarios de sus clientes particulares. Aunque el empresario señala: “Otro problema serio que estamos teniendo es la falta de combustible, que a veces causa demoras. Es un fastidio tener todo preparado y haber coordinado un montón de aspectos, y no poder hacer el envío por falta de nafta”

Al tener 57 sucursales, para Cetrogar el problema es diferente. “La particularidad es la distancia vs. tiempos de abastecimiento desde nuestro Centro de Recepción en Buenos Aires a los distintos Centros de Distribución. Por eso, nuestras mayores herramientas son la coordinación, previsión y comunicación”, dice Pereyra. Pero señala que “en casos puntuales, coordinamos el abastecimiento directo al local sin que pase por nuestro Centro de Distribución madre. Es una manera de optimizar tiempos”.

Respecto a la inseguridad, lo más habitual en las Pymes es contratar camiones con seguro, custodia satelital, etc. Fontenla apunta un indicador: “Hace poco enviamos mercadería a Chile, y el seguro nos obligó a contratar custodia hasta Campana. Eso nos da la pauta de que el cordón de Buenos Aires debe ser la zona de mayor riesgo”. Y el gerente de Cetrogar concluye: “La inseguridad no es el mayor problema de la Logística del interior, pero tomamos las mismas medidas que estando en Buenos Aires”.


Notas relacionadas

Te podría interesar