Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

La ruptura de relaciones con Perú perjudicaría el comercio y la exportación

 |   24 de junio del 2009

El mercado peruano es el primer destino de las exportaciones bolivianas. Un quiebre económico-comercial afectaría el intercambio.


    Gary Rodríguez, gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), manifestó  su preocupación por una eventual ruptura de las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Perú, dados los lazos comerciales que ambos países mantienen en la actualidad y que se remontan al siglo XIX.

El administrador afirmó que un quiebre entre las representaciones diplomáticas puede tener efectos complicados ya que el Perú es el principal destino de las exportaciones bolivianas y el principal puerto de salida de los productos nacionales.

—¿Cuál es la balanza comercial entre Perú y Bolivia?

—Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), el valor de las exportaciones bolivianas hacia el Perú en la gestión 2008 fue de 274 millones de dólares, frente a 353 millones de importación en la misma gestión: hay un déficit comercial con ese país de 80 millones.

A pesar del saldo negativo, el monto exportado al mercado peruano en 2008 ha sido el más alto alcanzado en las anteriores décadas.

En lo que va del periodo enero-abril 2009 se mantiene el déficit en la balanza comercial por 34 millones de dólares, luego de haber vendido 59 millones y comprado un valor de 92 millones en el mismo periodo.

—¿Cómo afectaría una eventual ruptura de relaciones?

—En el ámbito andino, el mercado peruano ocupa el primer lugar como destino de las exportaciones bolivianas, esto se vería seriamente afectado en caso de una ruptura económico-comercial.

¿Qué empresario peruano va a querer comprar a un país que no le da las garantías necesarias para cumplir los compromisos de compra-venta? No hay que olvidar que gran parte de los principales productos que Bolivia vende a Perú son también producidos por el área del Mercosur, por tanto, nada le cuesta a Perú comprar de este megamercado, con el cual incluso tiene un acuerdo comercial que alcanzará el libre comercio en pocos años.

El gran perdedor será, una vez más, la industria nacional. La ruptura diplomática termina afectando el comercio debido a que el empresario prefiere comprar en un mercado que le brinde las garantías para asegurar el abastecimiento permanente.

En el campo de los servicios se sentirá aún más esta situación, especialmente en el turismo proveniente de Perú, el transporte de carga internacional, el flujo financiero con este mercado, y no se debe dejar de considerar que un alto porcentaje de la carga boliviana de exportación e importación sale a ultramar a través de puertos peruanos.

Fuente: La Prensa


Notas relacionadas

Te podría interesar