Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Lanzan nuevo Plan de Inversiones en Logística

 |   12 de junio del 2015

El gobierno realizará concesiones al sector privado para proyectos en infraestructura por unos 64.000 millones de dólares, que abarcan carreteras, puertos, aeropuertos y ferrocarriles.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, lanzó hoy en la capital del país el nuevo Plan de Inversiones en Logística, mediante la modalidad de concesiones al sector privado para proyectos en infraestructura por unos 64.000 millones de dólares. La mandataria afirmó en su discurso que se trata del mayor programa en su tipo implementado en la historia del país sudamericano, cuyo propósito es “renovar” el compromiso de su gobierno con el desarrollo del país. Detalló que las concesiones a la iniciativa privada incluyen carreteras, puertos, aeropuertos y ferrocarriles. El acto contó también con la presencia del gabinete de ministros, gran parte de los gobernadores de las diferentes regiones del país, numerosos legisladores, representantes empresariales e inversionistas.


Explicó que el programa se sostiene en cuatro acciones, la primera de ellas consiste en “la ampliación de la cooperación entre gobierno e iniciativa privada en el sector de infraestructura”. El segundo elemento “es una respuesta a la altura de los desafíos que se tienen en logística”.

 

Como tercera acción está “una actuación articulada federativa con los gobernadores” y, finalmente, “una reafirmación del compromiso para retomar el crecimiento económico”. El plan contempla inversiones por unos 64.000 millones de dólares, de los cuales alrededor de 23.300 millones corresponderán a proyectos a realizarse entre 2015 y 2018.

 

Otros 129.200 millones de reales (unos 41.700 millones de dólares) se refieren a obras a partir de 2019, tras el fin del segundo mandato de Rousseff. La presidenta anticipó que como parte de las acciones para recuperar el crecimiento, en breve lanzará el Plan Nacional de Exportaciones, la tercera fase del programa de vivienda “Mi casa mi vida” y el Plan Nacional de Energía en la rama eléctrica, petrolera y de gas.

 

Por su parte, el ministro de Planeación, Nelson Barbosa, detalló que plan tiene el objetivo de aumentar la productividad de la economía y apuntalar el proceso de ajuste para retomar el crecimiento nacional. Actualmente, la tasa de inversión está en 20,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en Brasil, lo que aún es insuficiente para lograr la recuperación económica.

 

La inversión en construcción civil e infraestructura, a su vez, es de 10,4 por ciento del PIB, es decir, menor que en países con economías similares. Expuso que se van a “perfeccionar los marcos regulatorios para agilizar y facilitar las inversiones”.

 

En tanto, el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, indicó que el nuevo plan contará con financiamiento de largo plazo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), que será complementado con la utilización del mercado de capitales. Resaltó que el plan ayudará a mejorar las expectativas de inversión y permitirá dar un “choque positivo” para la productividad y competitividad de la economía brasileña.

 

Sostuvo que del total de las inversiones previstas, las concesiones en carreteras sumarán 66.100 millones de reales (unos 21.320 millones de dólares). En este rubro se incluyen proyectos destinados a mejorar el transporte de granos, desde las regiones productoras hasta los puertos del país.

 

En ferrocarriles, se estiman inversiones por 86.400 millones de reales (unos 27.870 millones de dólares). En el sector portuario, los montos previstos alcanzan los 37.400 millones de reales (unos 12.060 millones de dólares), incluidos nuevos arrendamientos de puertos. En cuanto al rubro de aeropuertos, se concesionarán al sector privado las terminales de Fortaleza, Salvador y Florianópolis, además de otros regionales y de menor tamaño que actualmente son administrados por los gobiernos estatales.

 

Fuente: www.elmundofinanciero.com


Notas relacionadas

Te podría interesar