Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Las nuevas generaciones

 |   24 de octubre del 2016

El avance tecnológico, y particularmente el alto nivel de conectividad y acceso a la información que ofrece, continuamente genera cambios en la sociedad, muchas veces a un ritmo más rápido que su capacidad de asimilarlos. Esto se ve claramente reflejado en el ingreso de las nuevas generaciones al mercado laboral, sobre todo cuando los “nativos informáticos” comienzan a interactuar y trabajar junto a las generaciones ya establecidas, dejando al descubierto las grandes diferencias conceptuales sobre la relación entre la vida y el trabajo que presentan.

Cuando hablamos de generaciones, nos referimos a personas que pertenecen a un mismo grupo etario y que comparten un conjunto de experiencias que hicieron a su formación y que los distinguen de sus predecesores. Ahora bien, la cercanía de edad no es suficiente para considerar a un grupo como de la misma generación. Es necesario identificar un conjunto de hechos históricos compartidos –de carácter macro social-, lo cual marca unos principios comunes de visión de la vida, del contexto y, por supuesto, de un conjunto de valores. Actualmente dentro de una organización puede presentarse la convivencia de distintas generaciones dentro de una misma cultura organizacional: los Tradicionalistas (ya casi inactivos en el mercado laboral), Baby Boomer (nacidos entre 1946 a 1964), la generación X (nacidos entre 1961 y 1981), Y (Millenials – nacidos entre 1982 y 1996) y los recién incorporados al mercado, los “Z”. Hoy en día, la mayoría de los líderes en las organizaciones pertenecen a las generaciones conocidas como “Baby Boomers”. 

 
VIDA Y TRABAJO BALANCEADOS
Al hablar puntualmente de las características de las nuevas generaciones, podemos decir que están muy fuertemente atravesadas por la tecnología, innovación y la hiper conectividad 24 horas los 365 días del año. Se caracterizan por ser “impacientes” y buscar resultados en el corto plazo. 
Otro aspecto importante que viene relacionado con estas nuevas generaciones, tiene que ver con las prácticas de “Work Life Balance”. Hoy en día, al hablar de propuestas económicas, el foco de estas nuevas generaciones no sólo está colocado en lo que a salarios bruto respecta, sino que los beneficios que hacen a un equilibro entre su vida laboral y personal son tan importantes como el aspecto económico. Sobre todo, aquellos que están relacionados con la flexibilidad, como puede ser horario de ingreso flexible, prácticas de teletrabajo, entre otros. En lo que respecta a estilos de liderazgo para estas nuevas generaciones, algo que consideramos clave, vemos cómo las organizaciones en el último tiempo han comenzado a trabajar y a adaptarse a los cambios que ellas exigen en el modelo de liderar. Optan por crear estructuras nuevas basadas en equipos de proyectos, asignándoles roles y brindándoles espacios y oportunidades para que estas nuevas generaciones puedan brillar por sí solas, en lo que bien podríamos denominar un ejemplo de liderazgo basado en el coaching sistémico. Valoran mucho la inclusión en la toma de decisiones relacionadas con las tareas que desarrolla el sector, buscan y valoran un líder que no imponga órdenes sino que por el contrario sea comunicativo, comprensivo, solidario, que sepa enseñar el oficio con pasión y a la vez se haga respetar. Que los motive detectando qué es lo que realmente motiva a cada generación (y no lo que ellos como líderes piensan que motiva a los colaboradores).

EL RETO DE LA CONVIVENCIA
La interacción y dinámica entre las diversas generaciones debería ser vista como algo positivo desde el punto de vista de que cada una, caracterizada y desarrollada en contextos históricos, económicos y tecnológicos muy diferentes, da lugar a la diversidad de aportes, pero en la práctica es muy común en las organizaciones que esta sea una de las principales razones de los conflictos que se generan. La principal diferencia radica en lo que los líderes consideran como responsabilidad y compromiso, y cómo lo perciben cada una de las generaciones. Es muy común escuchar a los líderes de generaciones tradicionales, baby boomers, culpar a estas nuevas generaciones por sus formas y características acerca de lo que ellos entienden como sentido de pertenencia, responsabilidad, compromiso, donde claramente presentan sus diferencias. El reto para quienes conducen distintas generaciones de colaboradores está alineado con generar los ajustes que sean necesarios beneficiando la convivencia, el clima y los resultados esperados en cada sector.Un buen conductor y “líder de grupo” deberá ser quien con actitudes, valores y estilo de trabajo pueda lograr los resultados de su sector, aún manteniendo integrantes propios de cualquier generación. Esto representa retos importantes para la diversidad generacional existente dentro del equipo. También será necesario tener en cuenta, a la hora de relacionarnos con cada una de las generaciones, las fortalezas muy diferentes que cada una posee, producto de lo que mencionábamos previamente respecto de los contextos históricos, económicos y tecnológicos.
LAS NUEVAS GENERACIONES EN EL SECTOR LOGÍSTICO
Cuando hablamos de atraer y retener a las nuevas generaciones en rubros como el de logística, el cual suele ser un sector clave de muchas organizaciones con características particulares en cuanto a velocidad de respuesta, compromiso, nivel de interacción y calidad de servicio con los clientes, debemos tener en cuenta que si bien no existe una fórmula ideal, entre otras prácticas la clave estará en la implementación de políticas de compensaciones y beneficios integrales haciendo foco en lo que realmente motiva a las nuevas generaciones. Como explicábamos, muchas veces las empresas suelen creer saber qué es lo que las motiva, sin tener en cuenta lo que consideramos el primer paso para el desarrollo de políticas integrales, que es precisamente establecer canales de comunicación regulares para asegurarse de obtener y escuchar los intereses, inquietudes y actitudes de los empleados hacia la empresa y sus beneficios, según las distintas características de la población. Estas nuevas generaciones, caracterizadas por el dominio de la tecnología, valoran en alta medida beneficios relacionados con prácticas de “Flex time”, las cuales muchas organizaciones lideradas por generaciones tradicionalistas o Baby Boomers, no sienten como algo positivo, limitando muchas veces beneficios tales como horarios flexibles o prácticas de teletrabajo que, en rubros tan particulares como es logística donde la velocidad de respuesta es clave, al igual que esa necesidad y compromiso con el cliente independientemente del horario formal de trabajo, son beneficios que se vuelven clave y pueden generar altos niveles de compromiso y motivación en los colaboradores de las nuevas generaciones, lo que viene asociado y deriva en mayores niveles de productividad laboral y calidad de atención. El mayor desafío va a radicar en que las organizaciones tendrán que entender que el mercado laboral es el resultado de lo que las sociedades generan y las empresas pocas veces resuelven por sí mismas, y que son ellas y sus líderes quienes deberán adaptarse a las nuevas generaciones, las cuales no generan ni dificultades ni beneficios por sí mismas, sino que al igual que el resto de las generaciones viven atravesadas por contextos económicos, políticos, tecnológicos y sociales diferentes. Para ello deberán generar los ajustes que sean necesarios beneficiando la convivencia, el clima y los resultados esperados en cada sector, aprovechando las fortalezas que cada una de las generaciones tiene para aportar a la organización.
NUEVOS PARADIGMAS
Sin duda la incorporación de cada nueva generación al mercado laboral trae aparejados cambios en el mismo. La llegada de estas nuevas generaciones cambiará sin duda la forma de trabajar: personas teletrabajando parcial y en casos específicos de manera full time, prácticas que favorecerán cada vez más el work life balance y estructuras de trabajo más flexibles en cuanto a su conformación y participación, a través de proyectos o programas. El pasaje de la sociedad industrial a la del conocimiento, así como el avance de la información y revolución tecnológica, han generado profundas transformaciones y cambios de paradigmas en muy poco lapso de tiempo. En los últimos años transcurridos la forma en que los medios de comunicación digitales van transformando la manera de hacer negocios y de trabajar son sorprendentes. La tecnología está llevando a que las personas puedan desde cualquier lugar donde tengan acceso a la información lograr más y mejores resultados de lo que tradicionalmente podían hacer desde la oficina, y esto es algo que las nuevas generaciones comprenden y demandan. Así como las redes sociales, como por ejemplo Facebook o Twitter, se convirtieron en una fuerza cada vez más poderosa para llegar al consumidor.
(*) El autor es Director General de HuCap. Autor del libro El Método RESE – Resultados Extraordinarios, Sustentables y Equilibrados.

Notas relacionadas

Te podría interesar