Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Las perspectivas electorales, en el desayuno de ARLOG

 |   7 de mayo del 2015

Según el director de Poliarquía, Eduardo Fidanza, Scioli lleva una ventaja de 10 puntos sobre Macri para la elección presidencial y aseguró que, cualquiera sea el ganador, tendrá una actitud más cordial con los mercados.

Eduardo Fidanza, director de Poliarquía, se encargó de analizar las perspectivas electorales en el primer desayuno de actualización del año organizado por la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG), realizado el 6 de mayo en el Sheraton Hotel de la ciudad de Buenos Aires.
 
El consultor político sostuvo que Daniel Scioli tiene un 30% de intención de voto, Mauricio Macri un 25% y Sergio Massa un 20%. “Las chances de Macri están ligadas al voto del peronismo dividido. La pregunta es qué hará Massa con su 20% de los votos. Por ahí pasa uno de los interrogantes”, indicó. Además, sostuvo que la campaña está “condicionada por los logros del gobierno”, de modo que “se planteará entre lo que el gobierno dio y lo que el candidato opositor pueda quitar”. Insistió: “En el caso de que Macri sea el presidente, asistiríamos a una transformación muy importante del sistema de partidos políticos en la Argentina”, alumbrando a un tercer partido capaz de ganar una elección presidencial.

 

También se refirió a los temas que preocupan a la opinión pública, diferenciando entre los prioritarios para el país, y los de escala personal. “En ambos casos, encabeza la inseguridad, seguida en lo que refiere al país por la corrupción y los problemas económicos, mientras que a nivel personal, por los problemas económicos y la inflación. Cabe señalar que pese a estas señales, la inseguridad no es tema central de las campañas electorales. Desde 1989, el tema central de las campañas es la economía”.

 

En ese sentido, aseguró que “el oficialismo mantiene sus chances, porque la economía, si bien no es la mejor de los últimos años, tampoco es la peor”. De hecho, añadió que “las expectativas sociales vienen mejorando en los últimos meses, entre otras cosas por el descenso real de la inflación de 40% a 25% y, por lo tanto, de las expectativas inflacionarias”. Por eso, destacó la importancia de que este año se vote con una economía como la actual, ya que será recién “el próximo gobierno el que deba considerar el reacondicionamiento de la economía y un ajuste”.

 

Para completar y a pregunta del auditorio, Fidanza se refirió a qué pasará con la gobernabilidad del próximo presidente. “Nos encontramos con un hecho novedoso para la democracia. Tendríamos fuera del gobierno a una ex presidenta que se retira con poder político. Lo importante es que al presidente que llega le queda hacer el ajuste. Y eso podría debilitarlo, y Cristina Kirchner adquirir más protagonismo. Pero hay otro escenario de ajuste gradual, afluencia de inversiones y mejora relativa, por la que ese nuevo presidente se fortalecería”, precisó.

 

Y completó: “Mi percepción es que ya sea Macri o Scioli el próximo presidente, ambos tendrán una actitud más cordial y amigable con los mercados y los protagonistas de la actividad económica. Después, si eso redunda en que la Argentina resista un eventual ajuste, habrá que verlo. Pero ese es el final de ciclo que el kirschnerismo duro se resiste a ver. Un nuevo estilo político, que busca mayor consenso y un mensaje a los sectores de la economía para que vuelvan a creer e invertir”.


Notas relacionadas

Te podría interesar