Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Logística y tecnología de la mano

 |   19 de noviembre del 2012

Las aplicaciones tecnológicas se presentan como una herramienta fundamental para las cadenas logísticas frente a un futuro incierto y caracterizado por una marcada desaceleración económica.

Según estudios recientes, hacia 2016 y debido a un crecimiento más lento del comercio mundial, las compañías de logística se verán obligadas a ajustarse luego de la expansión vivida en la última década. Estas predicciones afectarán a la mayoría de las organizaciones de este tipo, sin embargo, el impacto dependerá de su nivel de preparación para adaptarse a estos acontecimientos. Gartner estima que el 60% de los actuales fabricantes multinacionales se organizarán para gestionar la logística a nivel mundial con el objetivo de obtener economías de escala, generar visibilidad y gestionar los riesgos asociados a la volatilidad de los tipos de cambio, los impuestos y los márgenes de ganancias.

Sin lugar a dudas, las compañías del sector deberán comenzar a prepararse de cara a este escenario que presentará todo tipo de desafíos. Uno de los vectores cruciales que se plantea en la actualidad para optimizar procesos y lograr un negocio cada vez más eficiente y rentable, es la tecnología.

Particularmente, este aliado permitirá marcar una ventaja competitiva y entregar un valor agregado a los clientes. Ahora bien, ¿de qué forma está presente la tecnología en esta cadena? Podemos encontrarla en cada paso. Veamos los siguientes puntos:

•    Definición del Servicio. Para cada servicio, identifican las características, mercados, precios, medidas y la reglamentación necesaria.

•    Ventas y marketing. Al crear y promover el posicionamiento de marca y aumentar las ventas de los clientes actuales y prospects a través de un centro de servicio al cliente.

•    Planificación y gestión. Es necesario asegurar que los pedidos sean tomados de forma precisa en todos los canales. Consolidar las órdenes en los envíos y el modo de optimizarlos.

•    Cumplimiento normativo. Al implementar y gestionar los requisitos de seguridad para la carga y la documentación de los productos que requieran un manejo especial. Gestionar la documentación para importaciones y exportaciones y el despacho de aduana.

•    Ejecución. Para administrar la operación completa, desde la búsqueda hasta la entrega final a través de todos los pasos intermedios.

•    Liquidación. Recopilar todos los costos asociados con la ejecución de embarque y las asignaciones de costos. Proporcionar una facturación precisa y oportuna.

•    Servicio al cliente y centro de operaciones. Supervisar el estado de los envíos, generar alertas proactivas y redirigir los contenedores y envíos en tránsito si es necesario.

Sin importar el tamaño o el volumen de una empresa, es fundamental contar con soluciones que sean aliados para hacer más eficiente, más simple y más económica la logística del negocio.


Notas relacionadas

Te podría interesar