Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Los piratas del asfalto apuntan a las camionetas

 |   23 de octubre del 2015

Un informe indica que en el último año se cometieron un promedio de 120 robos por mes a nivel nacional, siendo el blanco del delito las camionetas antes que los camiones por su facilidad en el accionar.

Según el último relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la venta ilegal moviliza un mercado negro de $52.700 millones por año, en un muestreo de 454 ciudades que concentran el 78,6% de la población, donde se encuentran formatos comerciales tipo Saladitas y puestos ilegales.

 

Dentro del comercio clandestino, la piratería del asfalto es uno de los temas que más preocupan. Según datos de la Mesa Interempresarial de Piratería de Camiones se estima que, desde junio de 2014 a junio de este año, se cometieron un promedio de 120 hechos por mes a nivel nacional. En este sentido, se ha verificado una preferencia en el robo de camionetas por sobre los camiones, dado que robar camionetas es mucho más fácil y se requiere menos infraestructura para cometer el robo.

 

La preocupación por el crecimiento de la piratería va de la mano al avance de la tecnología que “se verifica en cada área de la sociedad, e incluye también a los delincuentes, quienes apelan a dispositivos cada vez más modernos para cometer delitos y huir de la policía, lo que está llevando a los robos de carga a un nuevo nivel” señala el Ing. Gabriel Mysler, Gerente General de Iturán, empresa que se dedica al recupero vehicular y monitoreo de flotas.

 

LAS MERCADERÍAS MÁS BUSCADAS

 

Entre las mercaderías más buscadas, se roba todo aquello que se pueda revender o que ya tengan lugar de colocación segura del producto. Por eso, alimentos y bebidas son el principal rubro, con un 30% de los ataques, indumentaria con un 22%, seguido de autopartes con un 19%, según datos aportados por la misma fuente. Para Gabriel Mysler, Gerente General de Ituran, “Uno de los factores más importantes en los robos es la velocidad para reducir la mercadería para poder sacarse de encima la prueba del delito. Por ello, los alimentos no perecederos, cigarrillos y medicamentos son tan buscados”.

 

MODALIDADES DE ROBO

 

En cuanto a la modalidad, robar las cargas sin vigilancia sigue siendo el robo más común. Si bien los delincuentes están cada vez mas sofisticados, no se descartan muchos robos al azar y por descuido.

 

A diferencia de los robos de autos, hay mucha más logística, planificación previa y tecnología involucradas en el robo de camiones y camionetas. En muchos robos de camiones y grandes cantidades de mercadería involucrada, muchas veces hay inteligencia interna que “vende” datos referidos al camión que va a salir, el destino que lleva esa mercadería y con el recorrido de la ruta para facilitar la intersección del mismo. “Habitualmente los camiones se roban con otro vehículo de apoyo y puede transbordarse la mercadería o no. Contrariamente a lo que se cree, muchas veces el trasbordo de un camión robado a otro se hace en calles muy concurridas y a plena luz del día. Simplemente se colocan los móviles culata contra culata y en minutos se pasa la mercadería”, señala el ejecutivo de Ituran.

 

LA TECNOLOGÍA COMO FACTOR PRINCIPAL

 

Al ser la tecnología un factor cada vez más determinante en el éxito de los delincuentes, el secreto fundamental para disminuir y acotar la cantidad de robos es dificultar al máximo la tarea de los delincuentes. La seguridad de mercadería y camiones necesita de mucha sofisticación y capacitación permanente.

 

En muchos casos, los delincuentes inhiben los dispositivos de seguridad del camión mediante una acción llamada Jamming en inglés, y consiste en bloquear las señales del GPS y las de comunicación del vehículo haciendo imposible que sea seguido por el centro de monitoreo, por lo cual es como si “desapareciera” del mapa. En este aspecto, “existen soluciones que permiten detectar si un camión está siendo inhibido y en este caso, se puede detener automáticamente el camión cuyo sistema de seguridad está siendo inhibido o se pueden accionar inmediatamente las luces y la bocina como alarma. Además, contamos con herramientas que complementan la tecnología GPS como la tecnología de radio frecuencia que no es inhibible y permite localizar el camión en condiciones adversas” comenta Ing. Mysler.

 

En cuanto a la tecnología para la seguridad, existen sensores de aperturas de puertas que avisan si son abiertas en zonas no permitidas, alertan por desenganche de trailers, o la apertura de traba de puertas traseras no autorizadas, también se trazan rutas predeterminadas llamadas “ruta segura” que permiten detectar si el camión sale del recorrido predeterminado. Se realizan monitoreos en tiempo real para poder visualizar cambios de conducta en el vehículo, también se flexibilizan los horarios de salida y recorridos para poder evitar ser predecibles. 

 

Una vez ocurrido el robo, la tecnología de radiofrecuencia posibilita el monitoreo de la mercadería robada para facilitar su recuperación. “Se pueden utilizar estratégicamente señuelos en la mercadería, de este modo, si el camión y la mercadería dejan de viajar juntos, se puede suponer un robo y se pueden rastrear y recuperar los productos robados”, explica el directivo de Ituran.

 

CONSEJOS DE SEGURIDAD

 

El experto de Ituran comparte algunos consejos de seguridad, y agrega que “muchas veces se trata de tener presente el sentido común para evitar un robo”:

 

1. Cuanto menos gente sepa la ubicación de los sistemas de seguridad, mejor.
2. Cuanto más moderna tecnología de geolocalización y mayores dificultades le pongamos al ladrón, mejor.
3. Cuanto menos previsible sea nuestro recorrido y los horarios, mejor.
4. Cuanto más estudiemos la logística necesaria para reducir la mercadería robada y más dificultemos su distribución, mejor.
5. Cuanto más capacitado esté nuestro personal de seguridad, mejor.
6. El secreto es ser creativos, estar atentos y, por sobre todo, apoyarse en empresas probadas, con tecnologías que evolucionan y se adelantan al delito.
7. Ser proactivo y no reactivo es el mayor secreto.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar