Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Más allá del “Seguro de Transporte”

 |   13 de julio del 2012

La seguridad de las cargas y del servicio logístico no se resuelve simplemente por contar con un seguro, ya que ante un siniestro las pérdidas pueden resultar incalculables.

Consultada por Énfasis Logística, Mirian Ardura, Licenciada en Administración Naviera y Especialista en Transporte Internacional, nos brindó su experiencia sobre el tema y sus consideraciones respecto a la importancia de controlar el riesgo, con el fin de minimizar las múltiples amenazas a las que está expuesta toda operación logística.  

Énfasis Logística: ¿Qué problemática particular presentan los seguros para el transporte de cargas?

Mirian Ardura: Para enfocarnos en esta pregunta es necesario orientarnos hacia lo complejo que puede ser el traslado de una determinada carga, dado que la misma puede tener un viaje de corta duración  (por ejemplo desde el depósito o fábrica de un producto ubicado en Ing. Maschwitz hasta su principal punto de venta que puede estar ubicado en un local en Pilar, solo duraría unas horas) como también puede ser que el viaje de la mercadería sea de larga duración con manipuleo de la carga (movimientos de carga y descarga) en distintos puertos y/o aeropuertos dado la posibilidad del intermodalismo con que contamos en la actualidad.
La vertiginosidad con que comúnmente se trabaja hace que en algunas oportunidades, basándome en mi experiencia, el tema “Seguros” es lo último de lo que nos acordamos. Esto se debe a que básicamente estamos abocados a que el medio de transporte esté en el lugar y tiempo convenido listo para cargar, que la mercadería esté acondicionada en óptimas condiciones capaz de soportar los movimientos propios del transporte (sea marítimo, terrestre o aéreo) incluso hasta que se cumplan con las medidas básicas de seguridad e higiene, pero del Seguro… solo cuando está a punto de partir el camión, buque o avión a su lugar de destino final.
De lo expresado más arriba y a modo de dar respuesta a tan amplia pregunta diría que lo que hace diferente a este tipo de seguros son los llamados “factores de riesgos”, tan importantes al momento de analizar un viaje, que marcan la diferencia de estar más o menos expuestos a un determinado siniestro.
Para explicar con mayor claridad a que se refiere el término “factores de riesgos” podemos definirlos como aquellos factores que ponen en peligro la mercadería durante su traslado. Algunos factores de riesgos a tener en cuenta pueden ser:

•    Medio de transporte a utilizar: Tomando en consideración las factibilidades de robo y maniobrabilidad de la carga en cada uno de ellos utilizándolos en forma alternativa

•    Tipo de mercadería a transportar: Consideraremos en este punto la susceptibilidad al robo y a los daños que pueda tener tales mercaderías.

•    Embalaje: Si la misma es a granel en pallets, contenedorizada, consolidada, etc. Es importante tener en cuenta también el envase del producto (acondicionamiento dentro del envase principal y secundario).

•    Rutas alternativas: Posibilidad de utilizar otras rutas para llegar al mismo destino con menores índices de riesgos.

•    Medidas de seguridad: En algunas ocasiones, ya sea por el tipo de mercadería o por el valor expuesto a riesgo, las aseguradoras solicitan medidas de seguridad tales como seguimiento satelital, custodia armada por seguimiento, etc.

•    Valor expuesto al riesgo: También llamado responsabilidad máxima por viaje, es la suma límite que la aseguradora contempla para ese viaje. En caso de que el total de mercadería cargada exceda ese límite fijado con antelación deberá informarlo a la aseguradora para que realice una extensión del mismo, de lo contrario existiría la posibilidad que la aseguradora no responda positivamente en caso de siniestro.

•    Ámbito de cobertura y sector geográfico: Por donde transita el medio de transporte. Si hablamos de nuestro país, sabemos que existen mapas delictivos y que determinadas zonas son más propensas a robo o daños de la mercadería que otras, por ejemplo, Zarate, Campana, Rosario, etc. esto lo podremos analizar con mayor profundidad cuando abordemos el tema de Piratería del Asfalto, que no será en esta oportunidad. Si hablamos a nivel internacional, y en cuanto a Transporte Marítimo se refiere, creo importante mencionar la “Piratería Somalí” que está asolando y hostigando esa parte del planeta, con lo cual si por algún motivo, causa o razón, su mercadería tiene que pasar por el Canal de Suez o el Golfo de Aden en el cuerno de África, tenga previsto que la tasa de prima que deberá abonar por su seguro se elevará significativamente. Este es otro tema del cual sabemos poco y ha crecido mucho en los últimos años, también para ser tratado en otra oportunidad.

•    Duración del viaje: Lo mencionado más arriba.

Como dije estos son algunos factores que determinan la gran diferencia existente entre el Seguro de transporte y los demás tipos de seguros.

É. L: ¿Se realizan seguros a medida de cada tipo de operación específica?


M. A: Continuando con lo expresado en la consigna anterior, me animaría a dar un “sí” rotundo, de hecho cada transporte es distinto a otro justamente si consideramos los  factores de riesgos mencionados más arriba. Con lo cual aliento a los lectores a pedir un análisis especifico por cada traslado que realicen con el solo fin de tener la certeza de estar bien asegurados. En la jerga del Seguro llamamos “productos enlatados” a aquellos seguros que pueden comercializarse en masa sin mayores variantes, como por ejemplo los “seguros de automóviles”, que se encuentran estandarizados por tipo de vehículo, modelo, uso particular o comercial. Están basados en un “scoring” que mide las distintas variables que diferencian un auto de otro, al igual que los “seguros del hogar”, en los que las variables estarían dadas por los riesgos que se pretenden cubrir, ya sea incendio, robo, etc. Son enlatados porque tienen parámetros preestablecidos que no permiten salirse de esa estructura, aún así cumplen con una amplia cobertura.
En cambio en un “seguro de transportes”, también llamado “seguro de carga” o “seguro de la mercadería transportada”, las variables van a estar establecidas por la dinámica de la operatoria del cargador u operador logístico, e inclusive de la cadena logística a la cual esté sometida dicha mercadería. Con lo cual no podemos hablar de productos enlatados cuando de transporte se trata.
Con esto no estoy alentando a los seguros individuales, sino que se tengan  previstos todos los movimientos que pueda realizar la mercadería en un tiempo determinado como para poder armar conjuntamente con su Asesor, Productor o Brokers de Seguros, la mejor alternativa en cuanto a cobertura y precio.
Mi recomendación es sencilla y se encuentra al alcance de su mano, aunque muy pocas veces se hace y es: “leer la póliza”

É. L: ¿Una empresa que realiza un gerenciamiento de riesgos eficiente obtiene alguna ventaja al contratar un seguro?

M. A: Hoy en día, y en buena hora, ha ido en aumento la concientización del gerenciamiento del riesgo (tema por el cual vengo bregando desde hace ya largo tiempo). Durante el transporte la mercadería se encuentra expuesta a diversos daños por corrimientos, golpes, abolladuras, roturas entre otros debido a los movimientos propios del medio transportador, sin mencionar acontecimientos como manipuleo en carga y descarga, choque, notable incremento de material rodante en rutas, robo, etc.  Tal exposición se transforma en riesgos, es decir, factibilidad de que se produzca un hecho desafortunado, lo que trae como consecuencia un perjuicio económico, por tal motivo se torna imprescindible contar con un seguro acorde capaz de solventar tales pérdidas. El gerenciamiento del riesgo es básicamente el control del mismo.
Ahora bien, aquí la pregunta que todos nos hacemos: si estoy contratando un seguro que me protegerá por las posibles pérdidas y/o daños que pueda tener mi mercadería durante el traslado de la misma, ¿por qué tengo que hacer una erogación extra de dinero en cuidarla y más aún realizar un “Gerenciamiento del Riesgo”?
En primer lugar las cosas se pierden para sus dueños y, en segundo lugar, ante un siniestro las pérdidas pueden ser incalculables. Aunque si bien ejecutando la póliza se puede recuperar el valor de la mercadería siniestrada, e inclusive hasta el flete pagado y en algunos casos los gastos aduaneros, lo que no se puede recuperar es la relación comercial que se verá dañada por la falta de entrega de la mercadería en tiempo y lugar convenido, máxime si hablamos de una exportación donde la carga es enviada al exterior, considerando nuestra posición geográfica económicamente hablando.
Asimismo, contar con un control del riesgo hace que esa mercadería sea susceptible de suscripción por parte de las aseguradoras, esto significa que sea aceptada para otorgarle cobertura e, inclusive, que a la hora de establecerse la tasa de prima sea considerada la posibilidad de reducción o rebajas en la misma. Seguramente les habrá pasado en determinadas ocasiones que no encontraban compañía que asegurase un riesgo, esto se da porque el Seguro básicamente se trata de una transferencia de riesgos, donde la aseguradora se hace cargo de los peligros que corre la mercadería durante el transporte, sin intervención en la operatoria comercial propiamente dicha. Con lo cual es de esperar, ya que va a correr con ese riesgo, que se cerciore de que el mismo cuente con las protecciones básicas y elementales.

En conclusión
 
Lo expresado en esta oportunidad es solo un resumen orientado a la práctica habitual, en el cual traté de mencionar los puntos más sobresalientes e importantes, dado que explayarse en la totalidad de lo que significa este segmento amerita una explicación más profunda en todas y cada una de las variantes que se pueden desprender de este tipo de seguro. El tema Seguros y su vinculación con la logística es muy amplio y cuenta con grandes variantes.


Notas relacionadas

Te podría interesar