Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Ministro de Trabajo abordó la problemática laboral en el último desayuno ARLOG del año

 |   26 de noviembre del 2010

Los recursos humanos y la actividad sindical fueron los ejes del evento, llevado a cabo el 23 de noviembre en el Hotel Sheraton de Buenos Aires.

El Ministro de trabajo, Carlos Tomada, disertó sobre el mercado laboral y la posición gremial bajo la moderación de Marcelo Arce, presidente de ARLOG, y José Luis Losada, ex presidente de la asociación logística.

Las necesidades del crecimiento

En referencia a la situación del mercado laboral en el mundo, el ministro destacó que uno de los temas que plantea la crisis internacional es que empezó siendo una crisis financiera, continuó como una crisis económica, y finalmente está quedando resuelta como una crisis de empleo, ya que mientras muchas variables tienden a empezar a corregirse los índices de empleo no. Sin embargo, destacó que en la Argentina: “estamos en una etapa muy clara donde hemos pasado de muchos años de progresiva precarización del empleo y aumento de desocupación, a políticas que parten de los salarios y el trabajo como un elemento más de las políticas macroeconómicas, solamente así se puede convertir a la economía en sustentable. Durante mucho tiempo buscamos la competitividad del lado de los salarios bajos, la degradación de condiciones laborales y la no priorización del cuidado del medio ambiente, que es una competitividad de vida muy corta, ya que simplemente una devaluación de otro país la puede afectar. La competitividad que debemos alcanzar ahora es aquella que se basa en la innovación tecnológica, la calificación de recursos humanos y la generación de puestos de trabajo de cada vez mayor calidad“.

Sobre la necesidad de personal capacitado que genera el crecimiento económico, el Ministro pidió la colaboración del sector privado: “Creo que la actual brecha en relación a la capacidad de la mano de obra requiere un esfuerzo más colectivo, los niveles de inversión del sector privado son muy bajos comparativamente con otros países, solamente se capacita muy específicamente en la operación de una maquinaria o un proceso, y me parece que se debería plantear entre la inversión pública y privada una sinergia indispensable, que implique una visión más estratégica de la capacitación laboral. La responsabilidad social empresaria también debe incluir este tema“.

Las tercerizaciones y los conflictos sindicales

A esta metodología de contratación de personal, que ha crecido notoriamente en el sector logístico, se refirió el Ministro Tomada: “La tercerización es una forma de organizar la producción que ha llegado para quedarse, es un fenómeno que no puede detenerse y atraviesa todo tipo de actividades. Con lo cual, creemos que debe ser preservada pero diferenciada claramente del trabajo en negro. Las tercerizaciones no deben ser formas del fraude laboral, para hacer evasión de responsabilidades y obligaciones“.

Paralelamente al crecimiento de la economía y de la actividad del sector logístico ha crecido la incidencia de los sindicatos, preocupando a muchos empresarios sobre todo por la metodología que utilizan para efectuar sus reclamos, el Ministro de Trabajo comentó al respecto: “Venimos de una etapa de conflictos sociales que han sido reemplazados por conflictos laborales. Los excluidos no tienen otro lugar donde expresarse que no sea la calle para ser visibles. En 2005 el conflicto social empieza a ser sustituido por el conflicto laboral en la medida en que vuelve a aparecer el trabajo. La metodología del conflicto social, sin embargo, quedó instalada y fue apropiada por el conflicto laboral, que históricamente se expresó a través de la huelga. Esto, frente a un gobierno que tomó la decisión de no reprimir la protesta social como una decisión política, hizo que la metodología sea utilizada por el conflicto laboral. La presidenta lo que está planteando es que, en la actualidad, el Ministerio de Trabajo ha recuperado su capacidad de mediación y arbitraje, por lo que hay que volver a los cauces del conflicto laboral, dejando de lado los bloqueos, cortes y esas metodologías”.

Estas explicaciones, sin embargo, no bastaron para calmar las inquietudes de los presentes, y el Ministro Tomada se tuvo que referir al caso particular de Hugo Moyano y sus métodos de presión sindical: “Yo creo que hay una coincidencia general de que hay que tratar de moderar sus metodologías en la medida de lo posible. Pero estamos hablando de conflictos de intereses y puja distributiva, no todo se puede hacer con la armonía que yo quisiera, que sería a través de citaciones y conversaciones. La puja laboral tiene también otros componentes, de un lado y del otro, porque también es violencia no escuchar, ningunear o impedir que haya actividad sindical en una empresa, en contra de todas las leyes. Nuestro compromiso es tratar de disminuir el nivel de conflicto”.

La participación en las ganancias y las paritarias

Con respecto al proyecto de ley que busca reglamentar la participación de los trabajadores en las ganancias de las compañías, tema que causó el rechazo unánime de las cámaras empresarias, el ministro comentó: “Lo que yo puedo decir es que es un derecho constitucional, y me parece razonable que sea reglamentado por una ley discutida en el parlamento. No me parece bien el debate que se plantee desde la postura de que es expropiatoria porque no es así. La participación de las ganancias nace como una propuesta de la iglesia, en dirección a fortalecer el vínculo entre el capital y el trabajo. Después está el tema de cómo se reglamente, pero su origen y sentido están claros”.

Finalmente, y teniendo en cuenta las presiones por volver a hablar de paritarias que surgen de los diversos sindicatos, el ministro Tomada señaló: “La idea que tenemos es tratar de que entre empresarios y trabajadores haya un acuerdo que modere la brecha entre precios y salarios, si los precios se moderan los salarios se pueden moderar y si los precios se disparan los salarios deben acompañar, lo que no queremos es ir en contra de un proceso económico de crecimiento, inclusión y fortalecimiento del mercado interno”.


Notas relacionadas

Te podría interesar