Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Negocio de carga de LATAM representaría un 25% de ingresos del grupo

 |   20 de julio del 2012

El desafío es explotar la nueva red de conexión al máximo y traspasar a la parte brasileña la estrategia de LAN de combinar el transporte de carga en aviones de pasajeros y cargueros.

La unidad de carga de LATAM trabaja a paso acelerado para lograr, lo antes posible, alcanzar las sinergias por US$ 112 millones proyectadas en este segmento tras la fusión entre LAN y TAM.

También avanza para llegar a representar un cuarto de los ingresos totales del grupo en los próximos cuatro años, ya que actualmente esta área explica el 17% de la facturación, señala el gerente general del Negocio de Carga, Cristián Ureta.

El año pasado, LAN registró ingresos por unos US$ 1.570 millones en carga, mientras que la aerolínea brasileña factura US$ 500 millones en este rubro. La meta que se propuso como unidad es cerrar 2013 con un 75% de las sinergias y terminar el primer trimestre de 2014 con el 100% cumplido.

Esto significa que como área lograrán el objetivo en la mitad del tiempo respecto del grupo en su conjunto. Ello, porque los US$ 700 millones totales de mayores eficiencias por la fusión que la compañía estimó serán a partir del cuarto año de la unión. Ahora el desafío es explotar la nueva red de conexión al máximo y traspasar a la parte brasileña la estrategia de LAN de combinar el transporte de carga en aviones de pasajeros y cargueros.

Para esto, integraron ABSA -la filial de carga que tenía LAN en Brasil desde hace 15 años- con TAM Cargo. Así, la primera controlará los tres aviones cargueros que tienen y un 767-300 adicional que les llegará. La segunda se ocupará de los aviones de pasajeros, ya que 75% del transporte de productos se hará en este tipo de naves.

El hombre a cargo de esta tarea será Pablo Navarrete, ex titular de ABSA, ahora gerente general de carga en Brasil. Además de la flota, para potenciar el negocio en Brasil necesitan reforzar la infraestructura. “Si queremos crecer realmente tenemos que agilizar el servicio a los clientes y la logística de la carga”, sostiene Ureta.

Antes de la fusión, TAM tenía el negocio de carga prácticamente subcontratado y facturaba unos US$ 500 millones, casi un tercio que LAN Cargo. “Cuando uno toma las decisiones de mediano y largo plazo piensa no sólo en pasajeros, sino en carga. Por ejemplo, compra aviones pensando que también tiene que transportar productos o busca la manera de repartir las inversiones en flota entre naves de pasajeros y cargueros”, explica.

El desarrollo de esta unidad tras la fusión tiene cuatro focos. Uno es potenciar la carga doméstica en Brasil, donde quieren subir la participación de mercado en cinco puntos a 55%. “Las oportunidades están en el crecimiento del transporte de las ventas por internet”, comenta Ureta. “Brasil tiene ciudades enormes bastante alejadas y hay que conectarlas bien”, añade.

El segundo enfoque es el mercado de Estados Unidos a Brasil, donde TAM tiene casi 50 vuelos semanales y aviones de cabina ancha que tienen capacidad de hasta 25 toneladas de carga.

“Lo que queremos es que desde el resto de los países de la región podamos apoyar el llenado de los espacios de carga que hacen esas rutas”, dice el ejecutivo. Agrega que dentro del país norteamericano podrán hacer lo mismo con las ciudades de menor ocupación. Otro foco de desarrollo es Europa, donde TAM aporta orígenes como Londres, París, Milán y Barcelona a la red, que se suma los de LAN (Frankfurt y Madrid).

Por último, están las oportunidades que tienen para la región, de países andinos que son grandes productores de perecibles, como flores desde Colombia y Ecuador, espárrago de Perú y salmón de Chile. “Para trasladar esa carga en nuestros vuelos, ya sea cargueros o de pasajeros, tenemos que coordinar los horarios de conexión con los vuelos en Sao Paulo y Río y llenar los vuelos internacionales de TAM”, comenta el ejecutivo.

10% podrían caer las tarifas en las rutas donde hay disponibilidad para incentivar el tráfico. Se trata de algunas dentro de Brasil, que son normalmente en horarios diurnos. También están las rutas hacia Madrid, que no tienen gran demanda. 24 mil toneladas adicionales al año, es el aumento proyectado por la compañía en el transporte de carga (actualmente llega a 1,1 millones de toneladas), lo que equivale a US$ 47 millones más en ventas.

Las cifras actualizadas para el crecimiento del negocio de carga de Latam de este año van entre 3% y 5%. “La crisis internacional no se refleja tanto en la región. Los mercados están bastante estables”, comenta Cristián Ureta. El mercado de Europa, que pesa cerca del 10% en la unidad, no ha estado tan lento, detalla el ejecutivo. “Lo importante de ese continente para nosotros es la carga que viene de Europa a Latinoamérica. El problema es consumo y crecimiento dentro de esa región, pero sus exportaciones, incluso, están más competitivas”, precisa.

Por otra parte, el producto “estrella” que se envía desde Latinoamérica, no sólo hacia el Viejo Continente, sino que a Estados Unidos, que son las flores que salen desde Colombia y Ecuador, no se ha visto afectado. Otro mercado relevante es el de exportaciones de espárrago desde Perú al mundo, que sube a tasas del 10% anual. También está la recuperación del salmón desde Chile, que se envía durante todo el año. Las preocupaciones están en la desaceleración de Brasil, y el caso de Argentina, que ha tenido algunos problemas con las restricciones a las importaciones.

Fuente: El Mercurio de Santiago


Notas relacionadas

Te podría interesar