Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

No más pasajeros que cinturones

 |   8 de enero del 2010

CESVI analizó la importancia de utilizar el cinturón de seguridad en todas las plazas y no superar la capacidad de carga del vehículo.


        Durante este fin de semana, la Agencia Nacional de Seguridad Vial, organismo dependiente del Ministerio del Interior, controlará que no haya exceso de pasajeros en los automóviles y camionetas que circulen desde y hacia los principales puntos turísticos. En este marco, analizamos la importancia de que se respete la cantidad de pasajeros transportados tanto en vehículos y camionetas, teniendo en cuenta que cada ocupante del vehículo debe viajar correctamente sentado en su butaca y con el cinturón de seguridad abrochado.

La Ley de Tránsito en nuestro país obliga al uso del cinturón de seguridad para todos los ocupantes del vehículo. A pesar de esto, un altísimo porcentaje de conductores y pasajeros no usa este elemento básico de seguridad. Pero, también es frecuente ver una mayor cantidad de pasajeros que circulan arriba del auto, excediendo el número de plazas.

En el 45% de los siniestros relevados por CESVI ARGENTINA, donde hubo lesionados graves o víctimas fatales en las plazas traseras, si los ocupantes hubiesen usado el cinturón de seguridad, se podrían haber evitado o disminuido los daños.

Si se excede el número de ocupantes de un vehículo, además de no poder utilizar los elementos de seguridad obligatorios, también se excede el peso del diseño del vehículo por lo que se puede afectar su comportamiento. Además, los pasajeros que viajan sueltos adentro del auto, en caso de choque, pueden salir despedidos del habitáculo o incluso golpear a los otros ocupantes, generando lesiones graves o incluso la muerte.

Asimismo, un aspecto importante a mencionar es que los pasajeros que no utilizan el cinturón de seguridad se pueden ver afectados por la falta de cobertura del seguro. Recordemos que las condiciones del seguro están sujetas a la Ley Nacional de Tránsito; por lo tanto, el no respetar la legislación vigente llevaría a la pérdida de la cobertura.

Es importante tener en cuenta que a 60 kilómetros por hora, el peso del cuerpo se multiplica por 17. Entonces, una persona que viaje sin los elementos de seguridad del vehículo, por más pequeño que sea, por ejemplo un chico de 20 kilos (o aproximadamente 7 años), por la fuerza del impacto, pesará 340 kilos.

Por todo esto, Fabián Pons, Gerente General de CESVI ARGENTINA, afirma: “En general, la gente desconoce los riesgos de transportar más pasajeros en un vehículo de lo permitido por su diseño. De hacerlo, necesariamente, alguien viajará sin su cinturón de seguridad con los peligros que esto implica. Me parece muy oportuno que la ANSV encabece estos controles”.

Para verificar el uso del cinturón de seguridad y que se respete la cantidad de pasajeros que viajan arriba del vehículo, desde este fin de semana la ANSV realizará controles a los vehículos que van a la costa. El director Ejecutivo de la ANSV, Felipe Rodríguez Laguens, explica “controlaremos que el número de ocupantes del vehículo no supere la cantidad de cinturones de seguridad que posea el mismo. En los operativos donde se detecte esta infracción, además de sancionar al conductor, se hará descender del vehículo a todas las personas que excedan la capacidad máxima. Así tratamos de erradicar esta peligrosa costumbre e instamos a los conductores a no emprender ningún viaje con exceso de ocupantes”.

¿Por qué hay tanta reticencia al uso del cinturón de seguridad en las plazas traseras?
La mayoría de la gente tiene la sensación de que la zona trasera del vehículo es la más protegida y, por ende, el uso del cinturón de seguridad no es necesario.  Sin embargo, de nuestros estudios de impactos en diferentes vehículos y de la experiencia recogida en estos 15 años de investigación de siniestros, podemos concluir que circular sin ellos implica el mismo riesgo en todas las plazas.

Los niños en el auto
Un juego peligroso es cuando muchos padres autorizan que sus pequeños hijos viajen en la luneta del auto, desconociendo el peligro que implica en caso de impacto, ya que los niños podría salir despedido del habitáculo o incluso golpear gravemente al resto de los ocupantes.

Los niños deben viajar en las plazas traseras en su correspondiente asiento de seguridad, de acuerdo a su peso y su talla. Los bebés deben utilizar la silla cuna o “huevito”, sujeta al asiento trasero y en el sentido inverso al avance del vehículo hasta los 13 kilos aproximadamente.

Los niños de más de 10 kilos hasta los 18 kilos, aproximadamente, según su tamaño y hasta los 4 años pertenecen al Grupo 1 y necesitarán sillas infantiles de diferentes tamaños, clasificadas por categorías según el peso. A partir de los 15 kilos y hasta los 36 kilos (teniendo en cuenta también la talla y la edad), el chico deberá utilizar un amoldador, que lo eleva para poder abrocharse el cinturón del auto.

En todos los casos, es esencial que las diferentes sillitas o amoldadores queden bien sujetos al auto y, preferiblemente, que a su vez los niños a medida que van creciendo puedan utilizar el cinturón de seguridad inercial. También es importante que el chico esté bien afirmado mediante el cinturón de la propia sillita, ya que si queda suelto, no será igualmente efectiva.

Recomendaciones para colocarse correctamente los elementos de seguridad

CINTURÓN  DE SEGURIDAD
• La banda superior debe pasar entre el hombro y el cuello, es decir, por la clavícula; mientras que la banda abdominal debe pasar por debajo de la cintura sobre los huesos de la cadera (tratando de que los puntos de apoyo en el cuerpo sean estructuras óseas rígidas).
• El cinturón jamás debe estar retorcido.
• La cinta nunca debe pasar por encima de objetos (como el celular o una birome), ya que ante un impacto podrían incrustarse en el cuerpo y ocasionar lesiones graves.  

APOYACABEZAS
• El centro de este dispositivo de seguridad debe estar a la altura de la línea imaginaria de los ojos y regulado de forma tal que quede lo más próximo a la cabeza.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar