Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

No tan distintos

 |   11 de julio del 2017

Perú vio favorecido el crecimiento de su economía gracias al denominado "súper ciclo de los commodities" que se extendió aproximadamente entre 2004 y 2014. Ahora el país está enfocado en mejorar sus indicadores logísticos en pos de ganar competitividad a través de la optimización de su infraestructura vinculada al transporte.

Consultada por Énfasis Logística, Janet Hernández, Gerente Comercial Logistica 360 “The Supply Chain Magazine”, nos brinda su visión de la actualidad logística peruana, país que a pesar de haber registrado un fuerte crecimiento económico durante los últimos años aún presenta deudas pendientes en cuanto a su desempeño y costos logísticos.
Énfasis Logística: ¿Cómo definiría la actualidad del sector logístico en Perú?
Janet Hernández:
En el Perú se están dando pasos muy importantes para mejorar la logística ya que tenemos una brecha grande de oportunidades por cubrir si se quiere que las pequeñas y medianas empresas sean más competitivas. El 30% de las empresas nacionales presentan un alto nivel de automatización y eficacia en su cadena logística. Este índice se ha incrementado en tres puntos porcentuales en comparación con el registrado en el año 2013. Si bien la optimización de los procesos logísticos significa mayor competitividad y menos costos para las empresas peruanas, aún existen muchas que se rehúsan al cambio, pero esta situación hoy en día está mejorando y las empresas están cambiando y tomando conciencia sobre la importancia de la logística en la reducción de costos innecesarios.
É. L: ¿Aproximadamente, cuál es la participación de los distintos modos en el transporte de cargas?
J. H:
Dependiendo de qué parte de la cadena se atiende la participación varía. Para todo lo que es logística internacional el transporte marítimo es el más importante, seguido por el transporte aéreo y el terrestre. En nuestra región no hay integración ferroviaria y el transporte fluvial internacional se limita básicamente al río Iquitos. La logística internacional se hace principalmente vía terrestre, seguido por la vía aérea, el ferrocarril se usa muy limitadamente y en minera, y el transporte marítimo entre los puertos peruanos (cabotaje) es prácticamente inexistente comercialmente hablando. De hecho ante la última emergencia del llamado “niño costero”, se dio un impulso puntual al cabotaje que esperamos sea la semilla para que se desarrolle.
É. L: ¿Cómo están considerados los costos logísticos en el país?
J. H:
Definitivamente altos, sin tener documentación a la mano te diría que los costos logísticos en el Perú son probablemente los más altos de América Latina. El costo de la logística en el país representa entre el 20% y 30% sobre las ventas, cuando en Chile es de 12% y en Estados Unidos de 8%. En algunos sectores, como el de alimentos, pueden incluso llegar hasta el 50% de la valorización del producto.
É. L: ¿Cuentan con políticas de Estado a largo plazo en el desarrollo de infraestructuras logísticas?
J. H:
Sí, aún hay muchas cosas que el Estado debe hacer para “destrabar” los proyectos de infraestructura. La oferta de infraestructura de la cadena logística va a surgir en la medida que la demanda y la competitividad de nuestros productos pueda hacer justificable esa inversión, ya sea del sector privado o sector público. Lo que pienso personalmente es que haya un integrador, que no solamente sea para temas gubernamentales sino para temas de inversión privada. La logística es transversal para varios ministerios, por ejemplo influye en temas de comercio exterior (Ministerio de Comercio Exterior), en transporte (Ministerio de Transporte), en agroexportación (Ministerio de Agricultura) y así. Muchas veces la sensación es que falta integrar todas las políticas que influyan en temas de logística por más que sean de distintos entes estatales. Y por el lado de la coordinación con los privados, por ejemplo, no puede ser posible que con el boom del desarrollo industrial al sur de Lima, la infraestructura en caminos (salvo la Panamericana Sur) sea tan deficiente: carreteras llenas de hueco o sin mantenimiento; ¿de que vale tener un gran centro logístico que está a 40 kilómetros de la capital, si los últimos 10 kilómetros de recorrido es pura trocha o carreteras en mal estado sin mantenimiento?, hay demasiado dinero que se pierde por estos temas.

É. L: ¿Se está llevando a cabo actualmente algún proyecto en este sentido?
J. H:
Definitivamente. Tenemos 17 proyectos en los que invertirá el gobierno. El gobierno tiene una lista de 17 megaproyectos de infraestructura que totalizan una inversión de alrededor de USD 79,150 millones. Estos proyectos se dividen en dos grupos, los que serán inversión del Estado y los que serán por APPs o Concesiones. Dentro del primero hay 6 proyectos que demandarán una inversión de USD 47,850 millones, mientras que en el segundo grupo hay 11 proyectos con una inversión de USD 31,300 millones.
É. L: ¿Cómo es la actualidad en cuanto a obras o proyectos de integración logística regional?
J. H:
El Perú ha priorizado el desarrollo de una infraestructura de transporte idónea para elevar su competitividad, configurando un estratégico espacio geográfico integrado al mundo; y en especial a la región económica del Asia – Pacífico. En efecto, los Tratados de Libre Comercio, TLC, suscritos por el Perú, han consolidado su apertura e integración económica hacia nuevos mercados. Durante este proceso, simultáneamente, se han realizado importantes inversiones para desarrollar y modernizar la infraestructura vial, ferroviaria, portuaria y aeroportuaria.
É. L: ¿Cuáles son los principales reclamos del sector logístico a las autoridades nacionales?
J. H:
Definitivamente los sobrecostos logísticos. Alrededor de US$20 millones anuales, generados por los sobrecostos logísticos aéreos, son trasladados a los importadores y consumidores. Este problema radica en una interpretación distorsionada del concepto de transporte aéreo dentro de las operaciones de comercio internacional.  Las normas internacionales indican que el costo del transporte aéreo  cubre desde que se embarca la mercadería hasta la llegada del producto al comprador. Sin embargo, en Perú, este costo solo hace referencia al flete, mas no al costo de carga. Esto origina que el importador, al momento de incurrir en el costo de transporte aéreo, tenga que hacer un pago adicional a una empresa de carga, para que su mercadería pueda ser movilizada.
È. L: ¿Cómo es la oferta educativa y de formación logística disponible?
J. H:
Hace muy poco se estableció en el Perú el “Instituto Peruano de Logística Aplicada” (INLOG)  donde se ofrecen las carreras técnicas de Gestión de Logística y Cadena de Abastecimiento, Gestión de Transporte y Distribución, y Gestión Comercial y espacios de puntos de venta. Este es el primer instituto de Logística en el Perú y sus carreras tienen una duración de tres años. Luego las universidades e institutos de capacitación superior están ofreciendo cada vez más cursos, estudios de pregrado y posgrado relacionados con la cadena de abastecimiento.
É. L: ¿Desea comentar algo más?
J. H:
El caso Odebrecht y los pagos de soborno a funcionarios peruanos ha impactado muy fuerte en el Perú, yo diría que ha impactado a nuestro país más que a ningún otro en Latinoamérica. Esto ha sido en los gobiernos de nuestros tres expresidentes, Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Por otro lado también hemos tenido el fenómeno del niño costero a inicios de año lo cual no nos ha permitido avanzar de la forma en que originalmente se quiso.


Notas relacionadas

Te podría interesar