Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Para el 2010 “las expectativas son más optimistas”

 |   21 de mayo del 2009

Lo afirmó Diego Pérez Santisteban, vicepresidente de CIRA, durante el 3er desayuno de ARLOG sobre la situación y las perspectivas del comercio exterior

 
Cerca de 100 personas participaron el martes 19 de mayo del tercer desayuno de capacitación y actualización del año realizado por la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG), en el Sheraton Hotel de la ciudad de Buenos Aires. El eje de la reunión fue la situación actual y las perspectivas del comercio exterior argentino. Disertó Diego Pérez Santisteban, vicepresidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina y director asociado de Deloitte.

Diego Pérez Santisteban, vicepresidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), director asociado de Deloitte y miembro del Consejo Directivo de la Cámara Argentina de Comercio, afirmó que “el comercio mundial exhibe inexorablemente una tendencia generalizada a la baja, debido a una notoria caída de los precios de los productos básicos, a la crisis financiera que provoca el incremento del riesgo país y a la caída profunda de la actividad que se hace sentir en el consumo doméstico y en las expectativas del sector empresario”.

Este escenario, de acuerdo con el especialista, presenta “devastadores efectos sobre las producciones industriales y el empleo en el mundo entero”. En tanto que para el 2010 “las expectativas son más optimistas y se percibe una recuperación de 2,3 por ciento en la economía de América Latina”. Al respecto, señaló que, “a pesar de la abrupta caída del comercio, el saldo de la balanza comercial se mantuvo estable en términos corrientes en los últimos cinco años, en alrededor de 12 mil millones de dólares”.

Otras de las definiciones más importantes de Pérez Santisteban en el desayuno de ARLOG realizado el 19 de mayo pasado incluyeron:

• El comercio exterior argentino fue la primera evidencia clara en el país de la presencia de una crisis, que aún persiste.

• El tipo de cambio real multilateral en marzo era 15,06 por ciento menor al del mismo período de 2003. Recuperar esa paridad requeriría una devaluación nominal del peso relativa al dólar del 19 por ciento.

• La utilización de containers venía incrementándose en mayor proporción que el comercio y el PBI mundial, pero al llegar al 2008 el crecimiento de la oferta había equilibrado la demanda. En proyección hacia el 2011, la oferta de containers supera sensiblemente a la demanda esperada.

• Con el presidente Luiz Lula da Silva, Brasil, hace tres o cuatro años, puso la segunda marcha y se fue para adelante. Nunca hubo una distancia entre Brasil y la Argentina tan grande como la de hoy.

Pérez Santisteban también repasó los números de la balanza comercial argentina. Indicó que “las exportaciones de enero pasado cayeron 36 por ciento respecto de 2008, las de febrero el 24 por ciento y las de marzo el 25 por ciento. Mientras, las importaciones descendieron 38 por ciento en enero, 37 por ciento en febrero y 32 por ciento en marzo.

“Las manufacturas de origen agropecuario siguen siendo el principal producto exportado”, afirmó. En 2008, representaron el 35 por ciento del total de las ventas al exterior, y en el primer bimestre de 2009, el 40 por ciento. En el rubro importaciones, los bienes intermedios encabezan la lista (35 por ciento el año pasado, 34 por ciento este), seguidos por los bienes de capital (22 por ciento en 2008 y 23 por ciento ahora). “En servicios se mantuvo el superávit del comercio pero los volúmenes y el saldo se redujeron. Lo mismo ocurre con la inversión”, completó el especialista.


Notas relacionadas

Te podría interesar