Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Para el gobierno la inversión en logística mejorará la competitividad

 |   18 de septiembre del 2013

La presidente Cristina Kirchner anunció que hará fuertes inversiones para recuperar el ferrocarril de carga y el transporte marítimo, como pilares del desarrollo del país.

Durante un acto en Chivilcoy la presidente Cristina de Kirchner adelantó que en la próxima reunión con empresarios y sindicalistas propondrá abrir un debate sobre cómo mejorar la competitividad a través del abaratamiento de los costos en la logística y distribución de la producción. 
“Lo importante es lo que hoy estamos haciendo en toda la industria: la competitividad. El debate es cómo invertimos en competitividad. Es absolutamente indispensable dar una discusión en todo el sector industrial en materia de logística para ser más competitivos, esto significa transporte y muchas otras cosas”, afirmó la mandataria al inaugurar obras de ampliación de una empresa láctea.
“La logística es imprescindible mejorarla porque sino nos vamos a atrancar en el camino”, consideró la mandataria, quien reveló que en la última reunión realizada en Casa Rosada se “olvidó” de comentar el tema. 
Sin mencionarlo, Cristina le envió un mensaje a su ex aliado y titular de la CGT Azopardo, el camionero Hugo Moyano, al destacar que el Estado va a apostar al desarrollo de los trenes de carga para mejorar la logística en la economía doméstica y hacia los puertos. 
“Vamos a hacer todo lo que sea necesario para que el ferrocarril de carga vuelva a ser uno de los tres grandes transportadores junto a la hidrovía y el transporte marítimo para el desarrollo de la Argentina”, sostuvo la mandataria ante un auditorio repleto.
En se marco, reveló que el Gobierno nacional “está haciendo una inversión en materia ferroviaria sin precedentes para la región metropolitana, donde viajan por día 3 millones de personas” y anunció que en el primer semestre de 2014 llegarán 1.060 vagones y 111 locomotoras para el transporte de pasajeros. 
Al repasar las últimas inversiones en el sector, recordó que “los últimos vagones nuevos se compraron hace 50 años y que actualmente el parque tranviarios cuenta con 500 vagones. Además, reveló que el país recibió un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la electrificación del ramal General Roca, que calificó como “una vieja ambición”, y recordó que ya se obtuvo financiamiento para desarrollar el Belgrano Cargas, fundamental para las industrias.
La jefa de Estado dijo que el país tiene “la obligación” de desarrollar ese transporte y confió en que lo logrará porque cuenta con los recursos para hacerlo, como la mano de obra calificada y los fondos obtenidos de la recaudación a la que aportan todos los ciudadanos. En ese sentido, lamentó que el país haya virado hacia un modelo de producción netamente primaria tras la caída del gobierno peronista en el 76 y culpó por ello a los modelos económicos que llevaron a la Argentina por un “camino equivocado”. 
“Cuando Perón hacía vagones y locomotoras en la Argentina, Mao Mao Tse-tung recién comenzaba su revolución con el campesinado en China. Miren cuanto nos hemos retrasado los argentinos con los lavados de cabeza de que sólo teníamos que producir leche y carne”, señaló.
Aunque no dio la fecha, el próximo encuentro entre la Presidente, industriales, banqueros, dirigentes sindicales y funcionarios será el cuarto del año. 
La primera reunión del diálogo tripartito se realizó en Río Gallegos, donde Cristina sentó a los invitados con el desafío de mantener un “debate en serio” sobre cómo desarrollar la economía nacional, según las necesidades de cada sector. En esa oportunidad, les solicitó alternativas para compensar eventuales medidas de baja del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. 
La segunda ronda cara a cara se concretó en la Casa de Gobierno. En ese cónclave se anunció la modificación de Ganancias, lo que determinó que casi 90% de los trabajadores no paguen ese tributo. Para compensar el gasto, se envió un proyecto de ley para gravar la distribución de dividendos y la compraventa de títulos valores que no cotizan en Bolsa, que finalmente el Congreso sancionó.
Durante último encuentro, también realizado en la Rosada, la jefa de Estado anunció mayores desembolsos para financiar a las obras sociales sindicales y cambios en la escalas de facturación de los monotributistas, que disminuyen la presión impositiva en ese sector. 
El eje de la próxima reunión será cómo disminuir los costos de logística y distribución, sin afectar los niveles de producción y el empleo.
Fuente: ambito.com 

Notas relacionadas

Te podría interesar