Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Pluscarga presentó la nueva cabina de pintura y la ampliación de su planta

 |   16 de septiembre del 2009

"Gracias a las recomendaciones, sugerencias y reclamos mejoramos y crecemos día a día", dijo Carlos Agustín Minnozzi, gerente comercial de la firma.

 
       El lunes 7 de septiembre, en un cocktail para clientes, empleados y prensa, Pluscarga, empresa especializada en el desarrollo, fabricación y distribución de equipos para el transporte de carga, presentó su flamante cabina de pintura y la ampliación de la planta industrial ubicada en General Rodríguez.

Los asistentes, pudieron recorrer la planta y conocer detalles de la nueva cabina en la cual se pintará toda la producción de Pluscarga, entre las que se encuentran los acoplados, semirremolques, bateas, cajas abiertas y cerradas, volcadoras, equipos roll off entre otros equipos.

El evento contó con la presencia del presidente de la empresa, Nicolás Perrucci; el Gerente General de Pluscarga, Claudio Rigl y Carlos Minnozzi, Gerente Comercial, entre otras autoridades y empleados de la firma.

También estuvieron presentes representantes de la Municipalidad de General Rodríguez, clientes, amigos y autoridades de instituciones y empresas del gremio.

Durante el cocktail los invitados pudieron apreciar la planta en su esplendor y ver los equipos en exposición.

Los discursos

Claudio Rigl, gerente general de Pluscarga, comenzó agradeciendo la presencia de los clientes, las autoridades de la Municipalidad de General Rodríguez, los colaboradores y amigos diciendo que “es un enorme placer en nombre del equipo de Pluscarga darles la bienvenida nuestra planta Industrial de Gral Rodriguez”.

A la vez, hizo un breve resumen de la historia de la empresa diciendo que “Pluscarga se gesta en el año 95 a partir de una frase que me quedó grabada “¿y si hacemos algo con la chapa? Agregándole valor sin competir con nuestros clientes”. Se imaginan todos que el autor de esa frase fue Nicolás Perrucci, y ya en el año 96 estábamos en la planta de Hurlingham”.

“En el año 2000 nos mudamos a General Rodríguez y en el año 2005 encaramos todo el mercado de acoplados y semiremolques. No son tiempos fáciles pero debemos seguir adelante porque de aquí viven 83 familias”, dijo en su discurso.

Carlos Agustín Minnozzi, gerente comercial de Pluscarga, agradeció especialmente a los clientes que “son los que nos apoyaron y nos ayudaron a crecer desde el año 1996. Sabemos que solos este camino no lo podíamos hacer. Sin uds, los clientes, esto no es posible”.

A su vez, dijo que “también aprendimos que gracias a las recomendaciones, sugerencias y reclamos mejoramos y crecemos día a día y estamos en vistas de seguir progresando en este crecimiento fundado en tres pilares fundamentales: la innovación de los productos, el compromiso de nuestra gente y la confianza de nuestros clientes”.

Respecto de la cabina de pintura, dijo que “le otorga como valor agregado a nuestro trabajo la rapidez y la calidad de terminación. Estábamos con una unidad por día y ahora la cabina permitirá pintar 4 unidades diarias y aún más si se incorporan más turnos de trabajo”.

“Queremos llegar a uds con la premisa de seguir estando a su lado, y que nos conozcan y nos vean como un socio, no como un proveedor. Les agradezco que sigan confiando en nuestros productos”, finalizó Carlos Minnozzi.

Por último, el presidente de Pluscarga, Nicolás Perrucci, también agradeció a los asistentes, al equipo de trabajo y fundamentalmente a sus amigos de toda la vida.

“El transporte de carga difícilmente va a ser reemplazado por eso nosotros apostamos a la ampliación de la planta, a la cabina de pintura y esto no termina ahí. Estamos unificando las parcelas para construir un polo industrial referido al transporte en las puertas de Buenos Aires”, anticipó.

La cabina de pintura

Gracias a una importante inversión, la nueva cabina optimizará el trabajo de la empresa en un 60%, ya que la misma se encuentra preparada para pintar un equipo por hora y, gracias a su zona presurizada, se logra una buena terminación sin tener que retocar el equipo.

La nueva cabina posee, 120 metros de largo y 6 de ancho, y se divide en cinco módulos: Cabina de Lavado y Fosfatizado; Horno de Secado de Agua; Cabina de Pintado Fondo; Cabina de Pintado Terminación y Horno de Secado de Pintura.

Gracias a esta nueva adquisición, Pluscarga logrará un inmejorable acabado superficial; condiciones favorables de higiene; un caudal del aire saliente no contaminante y la reducción del tiempo de secado y costos.

Cabe resaltar que las condiciones de secado natural, medio ambiente, requieren entre 20 y 35 hs, en verano e invierno respectivamente promedio. Con la utilización de la cabina de pintado, independientemente de los factores climáticos este tiempo se reduce a 30 – 45 minutos.

A su vez prácticamente no es necesario el pulido de la unidad

Nuevas tecnologías para reducir el impacto ambiental

En esta nueva línea de terminación se implementan nuevas tecnologías que comienzan en la cabina de pre tratamiento y limpieza de superficies.

Durante el proceso se utilizan productos biodegradables y que aportan una protección anticorrosión aun antes de ser pintados los equipos. Estos productos se procesan para producir el menor impacto ambiental.

En las cabinas de pintado se utilizan equipos de abastecimiento a granel de la pintura, estos se encuentran en un sector antiexplosivos fuera del perímetro principal del galpón. Luego se emplea tecnología electrónica de última generación para el mezclado automático de pinturas de 2 componentes eliminando el mezclado manual, lo que garantiza la calidad de los productos aplicados y una mejor terminación.

En todo el sector se emplean diferentes sistemas de vapores y componentes orgánicos volátiles para continuar con nuestra política NO impacto al medio ambiente.

Proceso de pintura

Los equipos ingresan a las cabinas remolcados por un cable de acero y aparejo o auto elevador, allí, las partes son lavadas manualmente en la cabina correspondiente utilizando hidro – lavadora realizando un fosfo – desengrase y un posterior enjuague con agua industrial.

Luego se pasa al horno de secado de agua, el secado se hace con aire caliente. En los lugares donde se acumula agua es necesario utilizar aire comprimido.

El agua de enjuague se trabaja a perdida, es decir todo lo utilizado se colecta en una fosa que luego se envía a la planta de tratamiento de efluentes industriales. El producto químico es recuperado enviándolo a un tanque para su filtrado y titulación o trabajar también a perdida.

Las piezas ingresan a la cabina de pintado del mismo modo que a la de lavado.

En la cabina de pintado se da fondo y terminación, pasando luego al horno de secado de pintura.

Al salir del horno de pintado, las piezas pasan a la línea de armado final.

En la cabina de pintado se da fondo y terminación, pasando luego al horno de secado de pintura.

Al salir del horno de pintado, las piezas pasan a la línea de armado final.

El proceso es discontinuo, por etapas. Cada cabina tiene un solo portón para la entrada y salida, salvo en los pasos de cabinas a hornos en donde el portón corredizo es común a ambas.

Las cabinas de lavado y horno de secado de agua tienen un tablero eléctrico en común donde controlar temperaturas y tiempos de secado, al igual que la cabina de pintado terminación y el horno de secado de pintura.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar