Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Por un transporte más eficiente y seguro

 |   13 de agosto del 2012

La capacitación y formación de los profesionales del transporte en Argentina ha registrado un crecimiento sostenido durante los últimos años, y ha contribuido en gran medida a la profesionalización del sector. Desde la Fundación para la Profesionalización del Transporte (FPT) se trabaja para continuar con este crecimiento, y también para identificar y alertar sobre los factores que atentan contra la eficiencia y seguridad de la actividad.

En solo nueve años de trayectoria, la Fundación para la Profesionalización del Transporte ha cosechado importantes logros en su esfuerzo por elevar la eficiencia y seguridad del transporte de cargas en Argentina. En esta entrevista con Énfasis Logística, Rodolfo Santolaria -presidente de la Fundación (FPT)-, nos transmite su visión sobre la situación actual del transporte de cargas en cuanto a la capacitación de choferes, a la vez que identifica los desafíos que enfrenta el sector, como la elevada antigüedad del parque, el crecimiento del tráfico vehicular y las deficiencias en la infraestructura vial.  

Énfasis Logística: ¿Cómo definiría el nivel de capacitación de los profesionales del transporte en Argentina?

Rodolfo Santolaria: La capacitación es la principal herramienta que tiene hoy nuestra actividad y pensamos que por el tiempo transcurrido desde que se implementó la obligatoriedad, se ha mejorado sustancialmente la forma de manejo, el respeto, y por ende la seguridad vial. No podemos dejar de reconocer que fue una actividad muy relegada en la formación de choferes como profesionales. Por decisión de las autoridades, hoy se capacita en forma obligatoria. Si miramos lo que hizo Francia, considerada como el mayor centro de formación del transporte en el mundo, comenzando en los años sesenta, y nosotros que recién llevamos nueve años formando choferes, estamos siendo ejemplo en América. Nos falta mucho por recorrer, pero haciéndolo con mucha responsabilidad, como lo venimos haciendo, y con un máximo control, iremos día a día cambiando la imagen del transporte, lo que, a su vez, hará que se lo respete como profesión.
La FPT está trabajando denodadamente para que esto ocurra. Tenemos que tener en cuenta la cantidad de camiones que ingresan año a año como así también de automóviles, lo que hace cada vez más intenso el tránsito vehicular en todas las rutas de nuestro país. Deben extremarse los controles, las medidas de seguridad, y la antigüedad del parque, porque con sólo la capacitación no es suficiente.

E.L: ¿Existen diferencias en este punto entre la Capital, el Conurbano y el interior del país?

R.S: No pueden existir diferencias entre la Capital y las provincias, puesto que la capacitación es la misma en todo el territorio nacional, y la FPT trabaja auditando y verificando el nivel de los cursos para que ello no ocurra.

E.L: ¿Cuál es la importancia de la capacitación en el transporte de cargas?

R.S: A través de la capacitación elevamos el nivel de formación, no sólo de los choferes, sino también de los transportistas, y ello ha permitido jerarquizar el sector.

E.L: ¿Cuál es el nivel de cumplimiento en la inscripción del Ruta?

R.S: En la actualidad, el grado de cumplimiento de la obligatoriedad de inscripción en el Registro Único del Transporte Automotor (RUTA), es muy elevado. En el nivel de transporte interjurisdiccional la falta de cumplimiento de la obligación de inscripción debe ser sin duda muy bajo, como lo demuestra el hecho de que la cantidad de vehículos automotores inscriptos supera las 450.000 unidades de transporte y la cantidad de transportistas (en sus distintas categorías) más de 200.000. Esto ha sido posible en razón de que durante muchos años desde FADEEAC y desde el Estado Nacional se ha puesto como un objetivo de Estado el sostenimiento de un sistema que permite al mismo adoptar políticas de transporte conociendo el parque automotor, su radicación, antigüedad, la especialización de las empresas, dónde se encuentran radicadas, cantidad de personal empleado, entre otros. Evidentemente el sistema sencillo de inscripción y su extensión en todo el país, han resultado un elemento muy valorado por los transportistas al momento de formalizar la inscripción.

E.L: ¿Considera necesario un cambio cultural para lograr un mayor cumplimiento de inscripción?

R.S: En realidad, considero que ese cambio fue logrado por las políticas adoptadas en los últimos años que favorecieron a quienes cumplían con sus obligaciones laborales y legales induciendo así a quienes durante tantos años evadieron sus obligaciones. La cantidad de inscriptos arriba indicados así lo demuestran.

E.L: ¿Qué se debería tener en cuenta al contratar un transporte de cargas para obrar con responsabilidad?

R.S: Todo dador de cargas, para evitar ulteriores responsabilidades solidarias que pudieran invocarles, debe asegurarse de contratar a transportistas que cumplen con sus obligaciones profesionales, ya que en caso de incumplimiento existen sanciones que se le aplican solidariamente. Así, debe asegurarse de que el transportista y sus unidades de transporte estén inscriptas en el Ruta, que los choferes cuenten con la Licencia Nacional Habilitante al día, que las unidades se encuentran correctamente aseguradas y que cumple con sus obligaciones laborales y sociales (conf. Art. 30 LCT).

E.L: ¿Por qué considera que es tan común escuchar noticias sobre accidentes de camiones?

R.S: En realidad la participación de camiones dentro del total de accidentes es infinitamente más baja que con los vehículos particulares y, proporcionalmente, con los vehículos afectados al transporte de pasajeros. Ello no implica que el tema no nos preocupe sino que, por el contrario, es algo sobre lo que siempre trabajamos y para ello insistimos tanto con la capacitación de los choferes. Existen temas estructurales sobre los que también debe trabajarse intensamente, y que coadyuvan en el aumento de la siniestralidad, como la infraestructura vial y la antigüedad del parque móvil. Es una política permanente de nuestra entidad el trabajar para la baja de los accidentes de tránsito y lo demostramos con hechos concretos.


Notas relacionadas

Te podría interesar