Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Presentaron resultados del 4º Censo Nacional de Mermas y Prevención de Pérdidas

 |   27 de agosto del 2010

En 2009 las cadenas de supermercados perdieron más de 600 millones de pesos por causa de las mermas por vencimientos, errores administrativos y averías.

La consultora Hasar presentó, durante las 7º Jornadas de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) realizadas entre el 25 y 27 de agosto en el Centro Costa Salguero, las conclusiones del Cuarto Censo Nacional de Mermas y Prevención de Pérdidas.
 
El estudio se realizó con el patrocinio de Sensormatic y el auspicio de la Asociación de Supermercados Unidos. Contó con la participación de las cadenas más importantes del país: Carrefour, Cooperativa Obrera, Cordiez, Cormoran, Coto, Día, Disco, Eki Descuento, Jumbo, La Anónima, La Reina, Libertad, Toledo, Wal Mart y Zanetti Golosinas; que representan el 76% del total de facturación del sector del Retail y un 82% si se toman en cuenta los metros cuadrados de los salones de ventas.

Resultados del estudio

La merma a nivel nacional sobre ventas del año 2009 fue del 1,60%, lo que equivalió a más de 600 millones de pesos de pérdida para estas empresas. En una distinción geográfica, el porcentaje de la merma para Capital Federal y GBA fue de 1,74%, mientras que para el resto del país fue de 1,44%.

Las mermas se debieron principalmente a: vencimientos (24,65%), errores administrativos (12,92%), averías (11,22%) y, en menor medida, al hurto externo (7,14%) y al hurto interno (3,20%).

Sobre la base del total de cadenas que participaron, un 66% respondieron total o parcialmente el cuestionario destinado a entender los aspectos vinculados con las mermas en productos perecederos. En la mayoría de los productos la merma estuvo relacionada con los vencimientos (carnes rojas 33,42%, aves 44,97%, fiambres y quesos 44,94%, lácteos refrigerados 28,78%, frutas y verduras 59,70%).

En cuanto a los errores administrativos, los más mencionados fueron los problemas relacionados con errores en el conteo del inventario (17,27%), error de tipeo de la cajera (13,82%) y errores en el registro durante la recepción de la mercadería (13,22%).

Como principales formas de hurto externo se detectó la sustracción de productos en bolsas de aluminio (35,76%) y el ocultar mercancías en prendas, bolsos y carteras (27,10%). En lo que respecta al hurto interno, tres de las metodologías que mayor peso tuvieron, al igual que en años anteriores, fueron el despachar mercadería sin facturarla (27,45%), el consumo en la tienda (22,28%) y la mercadería camuflada dentro de la ropa o maletines (19%).
 
Centros de distribución

Del total de cadenas participantes, aproximadamente el 85% aportó datos para la confección de las siguientes conclusiones:
– La merma resultante en las operaciones de los centros de distribución para el sector del Retail está en el orden del 0,51% sobre la valorización del inventario a precio de costo;
– Los valores de mermas más importantes se asocian con cadenas más pequeñas, en tanto que los índices más bajos están alineados con las grandes cadenas;
– Aquellas cadenas donde los conteos de mercadería se hacen de forma más espaciada, son las que mayores diferencias de inventarios informan, en tanto que el resto, es decir aquellas que tienen frecuencias más pequeñas para la toma de inventarios, son las que manifiestan tener índices de mermas inferiores;
– En todos los casos informados la toma de inventarios se realiza mediante colectores de datos (hand held), haciendo uso de la tecnología de códigos de barras para la identificación de los productos en los almacenes, lo que reduce notoriamente la posibilidad de errores del conteo en lo referido a la identificación de los productos.
– Las situaciones que con mayor frecuencia son identificadas como las generadoras de las diferencias de los inventarios son: consumo interno (24%), errores de picking/preparación/expedición (24%), errores en la toma de inventarios (14%), errores administrativos (10%), entre otros.
– Los controles comúnmente utilizados para detectar las mermas son: auditores de inventarios (35%), circuito cerrado de TV (35%), revisión aleatoria del personal (10%), revisión forzada (10%), entre otras.

Seguridad y Prevención

En cuanto a la inversión en seguridad que realizaron las cadenas el estudio mostró, al igual que lo sucedido en años anteriores, que los recursos humanos designados a la vigilancia interna y externa ocuparon el mayor porcentaje del presupuesto de seguridad (72,72%), seguido por la compra de equipos y tecnología (9,88%).

Entre las medidas de prevención comúnmente utilizadas por las cadenas que formaron parte de la muestra se destacaron: la auditoría interna, estanterías bajo llaves en punto de venta, guardias uniformados outsourcing, programas de concientización, entre otras.

“Confiamos en que el presente estudio y sus resultados sean un disparador para que las cadenas ya convencidas de la utilidad de estos indicadores, continúen midiendo sus mermas como paso fundamental para el debido control y disminución de la misma, y para que aquellas otras que a la fecha todavía no tengan incorporada como práctica habitual este tipo de mediciones, comiencen cuanto antes, y que tanto unas como otras, lo hagan al mayor nivel de apertura posible, porque cuanto más amplia sea la información recogida y aportada para este tipo de análisis, mayor será el valor agregado que recibirán a cambio de participación. Poder prevenir las pérdidas, a partir de la correcta identificación de las mismas y la posterior adopción de medidas correctivas, resulta ser un diferencial competitivo para el sector supermercadista” expresó Enrique Vitale, responsable de Hasar Consultoría.


Notas relacionadas

Te podría interesar