Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Reflexiona Director de OMC sobre comercio exterior de la región

 |   9 de abril del 2010

Dio consejos sobre cómo mejorar el intercambio de mercancías.

A su paso por Costa Rica, Pascal Lamy, Director General de la Organización Mundial de Comercio, brindó a esta nación algunos consejos de cara a la mayor apertura comercial que busca este país, y reflexionó sobre la situación centroamericana.

 

“Costa Rica se ha beneficiado de su política de apertura. Pero globalización es más que comercio abierto. Si tomamos en cuenta el crecimiento, la competitividad, la estructura de comercio, de hace 20 años a ahora ha cambiado completamente. Esto se debe a que las políticas internas se han complementado con las de comercio, entonces la transformación se da a un nivel económico y social razonable. Por tanto, los beneficios no son sólo porque la política de comercio sea abierta, sino también porque las políticas internas encajan adecuadamente”, reflexionó Lamy durante una entrevista con el periódico La República. Sin embargo, para el futuro —recomendó— Costa Rica necesita encontrar una mayor conversión entre acuerdos preferenciales y multilaterales.

 

Sobre el TLC que Costa Rica recientemente firmó con China y la preocupación de los empresarios locales por este convenio, el directivo de la OMC comentó que no sólo hay que pensar en ese país asiático como un gigante exportador, “también es un enorme importador, es una calle de dos vías”; por lo tanto, afirmó, no sólo se deben ver los números brutos del comercio.

 

Otra problemática costarricense es el arancel al plátano exportado a Europa. “Hemos puesto fin a una larga historia terrible; el próximo paso será que la Unión Europea se asegure de que la reducción arancelaria beneficie a los consumidores”, apuntó Lamy al respecto.

 

Al ampliar el tema hacia Centroamérica, el líder de la OMC reflexionó sobre los esfuerzos de integración de esta región: “No creo que exista una alternativa a la integración regional para los países pequeños y medianos. La pregunta real es dónde están las prioridades de la integración regional”.

 

Considerando el plan Mesoamérica que propone una interconexión vial, argumentó, los beneficios de algo como eso serían muy grandes sin lugar a dudas, pero sólo si se eliminan los controles fronterizos que crean una ruptura de la cadena logística que es enormemente costosa, condicionó.

 

“Tal vez lo que se necesita es revisar la lista de metas y pendientes para hacer sólo aquellas que son muy importantes. Esto tiene que ver con una plataforma estratégica para insertar la región con Norte y Sudamérica, y el resto del mundo”, recomendó.

 

¿En términos de desregulación de la economía debería haber límites?, preguntó el diario La República. Lamy aseveró: “la apertura es una cosa y la desregulación otra. Eso es muy importante. Los países eligen si regulan o no, pero si se abren y mantienen sus regulaciones el único compromiso debe ser que se regule a los extranjeros igual que a los locales”.


Notas relacionadas

Te podría interesar