Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Scania Tucumán incorpora procesos sustentables

 |   6 de junio del 2013

La empresa desarrolló un nuevo sistema de reordenamiento de residuos y un plan para minimizar el consumo de gas natural empleado para la calefacción.

Con motivo de celebrarse el Día Mundial del Medio Ambiente, Scania Argentina pondrá en marcha dos nuevos proyectos sustentables en la provincia de Tucumán: el proyecto de Desemulsión química de emulsiones residuales y un nuevo sistema de calefacción que permitirá reducir el consumo de gas natural.

Proceso de Desemulsión residual

Consiste en realizar el tratamiento de los efluentes líquidos  provenientes de los diversos procesos de producción, mediante un sistema automático de tratamiento de éstos, empleando tecnología y dispositivos de controles en tiempo real, lo que permitirá llevar un control constante de la calidad de los mismos. Este proceso de “Deselmusión” química de emulsiones residuales está destinado a ordenar todo lo inherente a la manipulación, transporte y almacenamiento de residuos tanto líquidos como sólidos, tratando de minimizar los riesgos de derrames o contaminaciones y optimizar los tiempos no productivos de transporte y almacenamiento de los mismos. Este nuevo proyecto permitirá:

•    Mejorar la  limpieza en la planta de efluentes.
•    Mejorar la identificación de los residuos.

•    Reducir el tiempo en carga, descarga, manipuleo y en su disposición final.
•    Eliminar el uso de tarimas, las que quedaban contaminadas y no pueden ser reutilizables.

Reducción del consumo de gas natural

Con el fin de aprovechar los fluidos calientes que actualmente se desechan al ambiente, como también los fluidos que permanecen en la planta, cuya capacidad calorífica no se aprovecha, se desarrolló este nuevo proyecto. Como un compresor convierte en calor la mayor parte de la energía eléctrica que absorbe, se intercaló un sistema de recuperación en el equipo, para aprovechar el calor del aceite de lubricación luego de la compresión. Este calor es entregado a un circuito cerrado de agua, el cual a su vez lo transmite a dos caloventores industriales colocados dentro de la planta, los que calientan el aire.

“La importancia de este proyecto es que se comprobó el buen funcionamiento del sistema, se identificaron las posibles mejoras y se vislumbró un gran campo de aplicación para futuras instalaciones similares, con el objetivo de ir implementando continuamente mejoras en los equipos y procesos con los cuales se obtengan ahorros significativos en materia de consumo y eficiencia energética” asegura Adolpho Bastos, Director Industrial de Scania Producción Tucumán.


Notas relacionadas

Te podría interesar