Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Se abriría el diálogo y posibles correcciones a la reforma impositiva bonaerense

 |   25 de septiembre del 2009

Voceros del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, anunciaron que recibirá a la Mesa de Enlace Provincial en busca de consenso.


       Luego de que el Senado de la provincia de Buenos Aires, aprobara el miércoles una reforma impositiva que sube gravámenes al sector rural, el gobierno abrió la posibilidad de hacer cambios al impuestazo. 

De acuerdo a lo que informó Alberto Pérez, Jefe de Gabinete bonaerense, en declaraciones a La Razón, el gobernador Daniel Scioli recibirá a la mesa de enlace bonaerense con la que tratará los puntos más resistidos.

Alberto Pérez señaló la necesidad de buscar consensos y no lesionar actividades pero reconoció que el tema más cuestionado es el de los puertos.

La reunión fue convocada luego de la sanción de la reforma impositiva, rechazada por el sector rural que, pese a su descontento, resolvió postergar la adopción de medidas de fuerza, a la espera precisamente de una convocatoria de Scioli.

Por eso no se descarta que durante esta reunión se les anticipe al sector correcciones a la Ley de Reforma Impositiva sancionada el miércoles.

En ese sentido se expresó Jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez al señalar la necesidad de “buscar consensos” y no “lesionar actividades”.

“Si vemos que alguna actividad se puede ver lesionada por alguna norma, tenemos la racionalidad para, entre todos los actores, buscar el punto de equilibrio entre una mejor recaudación y una competitividad”, admitió.

Los dirigentes agrarios realizaron fuertes protestas contra la medida, porque dicen que no están en condiciones de pagar más impuestos tras la grave sequía que en el último año afectó al país, uno de los principales exportadores mundiales de granos y carne.

Pero la asfixia que están sufriendo las finanzas públicas de Buenos Aires llevó al gobernador Daniel Scioli, a lanzar el alza impositiva, que la semana pasada ya había sido aprobada por la Cámara de Diputados.

“Es un golpe que nosotros no podemos soportar ni tolerar”, señaló a la televisión local Guillermo Giannasi, de la Federación Agraria Argentina, una de las cuatro entidades rurales que mantienen una tensa relación con la presidenta.

El proyecto, que sube los impuestos a la tierra y a la exportación e importación de bienes a través de los puertos provinciales, es clave para Scioli, que el martes insinuó que la provincia podría tener que emitir una cuasimoneda para pagar sueldos y pensiones en caso de no aprobarse la reforma.


Notas relacionadas

Te podría interesar