Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Se llevó a cabo el 3° Desayuno ARLOG sobre “La problemática laboral en el sector logístico”

 |   9 de junio del 2010

El evento organizado por la Asociación Argentina de Logística Empresaria-ARLOG se realizó el pasado 8 de junio en el Hotel Sheraton de Retiro y contó con la presencia de numerosos miembros del sector.

En esta oportunidad se abordó el tema de “La problemática laboral en el sector logístico” y los panelistas invitados fueron Lucio Zemborain, abogado referente del sector logístico en su problemática laboral y sindical; y Guillermo Battolla, Gerente Recursos Humanos de DHL Supply Chain Argentina.

Abrió el encuentro el Dr. Lucio Zemborain, quien hizo un exhaustivo repaso por la evolución que sufrió el Derecho del Trabajo en los últimos años. En este sentido, contextualizó: “En 2003, cuando Argentina empezó a salir de la crisis y los diferentes actores sociales fueron buscando mejorar su posición, quien lo fue logrando con mayor éxito fue el sector del trabajo motorizado por organizaciones sindicales que conquistaron algunas modificaciones de fondo en el derecho. En este sentido, quizá el sector empresario todavía no logró vertebrar una oposición a este movimiento normativo y jurisprudencial que incrementó los costos de manera sustancial e hizo más rígidas las relaciones laborales”.

Entre las principales modificaciones a la normativa Zemborian destacó:

– La reforma del año 2008 a la Ley del Contrato de Trabajo que contempla la aplicación amplia del “principio de duda”, en donde la prueba está siempre a favor del trabajador.

– Ampliación del principio de “irrenunciabilidad”, el cual actualmente contempla no solo los derechos consagrados en las leyes, estatutos o convenios colectivos de trabajo sino también todo lo previsto en el contrato individual de trabajo. Al respecto, Zemborian sostuvo: “Esto significa, por ejemplo, que si se produjera un acuerdo para reducir derechos que estaban incorporados en el contrato individual de trabajo, el día de mañana el trabajador podría reclamarlos invocando que ese renunciamiento era nulo”.

– Modificación del “contrato de tiempo parcial” que hoy se permite, siempre y cuando no exceda los 2/3 de la jornada legal o convencional, y que ha incrementado los costos ya que el empleador debe aportar sobre el total del básico y el convenio colectivo puede establecer límites. “Los que más sufren esta reforma son sobre los retails, que necesitan de estos puestos de trabajo para poder funcionar los fines de semana”.

– La sanción de la ley 26.431, que redujo los beneficios sociales y fundamentalmente eliminó lo que conocíamos como “tickets canasta”.

– La modificación del artículo 15, el cual establece la homologación de los acuerdos transaccionales, en donde el Ministerio de Trabajo debe analizar si el acuerdo al que se arribó refleja una justa composición de los intereses. Para Zemborain esto es algo arbitrario y subjetivo, con lo que a la larga esta modificación instala ciertas inseguridades, “ya que uno no sabe cuando un acuerdo alcanza una justa compensación porque eso depende del funcionario de turno”.

Zemborain también se refirió al plazo de pago para las indemnizaciones por extensión del contrato de trabajo (ahora el empleador tiene la obligación de realizar el pago en el 4° día hábil) y a la reciente reforma de la ley de jornada de trabajo, que establece 8 horas diarias y el sábado inglés. Sobre esta última, comentó: “Esta ley exceptúa a los gerentes y directores, pero esto motiva que los mandos medios de las empresas tengan derecho y acceso al pago de horas extras cuando trabajen más de 48 horas semanales. El problema es que en la práctica las empresas han armado un esquema de remuneraciones en base a una dedicación full time, y de este modo el excedente de horas extras que realice el empleado se convierte en motivo de futuros reclamos cuando finalice el contrato laboral”.

El punto de vista de las empresas

A su turno, Guillermo Battolla de DHL, estuvo encargado de abordar la actualidad de las relaciones laborales, hizo especial hincapié en la evolución salarial del personal de convenio entre 2003 y 2009, la cual  fue del 219 por ciento.

En cuanto al sector logístico pronosticó que para el 2012 los profesionales de logística tendrán capacidades desarrolladas e incorporarán conocimientos para dar soluciones globales. En ese contexto, sostuvo que los recursos humanos deberán brindar las herramientas para mantenerse competitivos.

Señaló al respecto tres claves a tener en cuenta: las compensaciones (incorporar un premio anual por resultado), el desarrollo (asignar proyectos especiales de distintas áreas y un plan corporativo de capacitación de mandos medios) y la pertenencia (incluyendo, acciones corporativas de comunicación, programas de reconocimiento por logros y actividades de integración e identificación).

Para finalizar, remarcó que la comunidad logística va logrando un lugar y un posicionamiento cada vez mayor. Y expresó que el desafío más grande es lograr una convivencia productiva con los sindicatos.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar