Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Se realizó el 5° Desayuno ARLOG sobre “Redes de Valor en Logística”

 |   21 de julio del 2010

El evento tuvo lugar el pasado 20 de julio en el Hotel Sheraton de Retiro de la Ciudad de Buenos Aires.

Bajo la temática “Redes de valor en logística” se desarrolló el 5° desayuno de actualización y capacitación organizado por la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG).

El evento tuvo lugar el pasado 20 de julio en el Hotel Sheraton de Retiro y contó con una nutrida asistencia de público vinculado al sector logístico. En esta ocasión los disertantes invitados fueron Fabián Szulanski, Director del Centro de Investigación de Dinámica de Sistemas del ITBA y Adrián Herz, Director Adjunto del Departamento de Ingeniería Industrial del ITBA. Entre los ejes desarrollados se destacaron: las redes como una forma de pensamiento; cómo participan en la cadena logística; condiciones que se requieren para su funcionamiento.

Situación actual de las cadenas de suministro

El primero en tomar la palabra fue Adrián Herz, quien a modo de introducción hizo un repaso por la problemática actual que presentan las cadenas de suministro. En este sentido, enumeró algunos de los aspectos principales que complican su gestión:
– El fenómeno de la globalización deteriora o fortalece algunos de los eslabones de la cadena en relación a la decisión de dónde comprar y almacenar.
– Canales de distribución: existe una tendencia a eliminar procesos o eslabones que no agregan valor y generan conflictos, ya que pone en evidencia intereses contrapuestos dentro de la cadena.
– El rápido avance de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones a veces no está alineado con la mejora de la performance de la cadena y ocasiona dispersiones en aquellos integrantes que mejor uso hacen de estas tecnologías.
– Productos de consumo masivo: la tendencia generalizada a incrementar sustancialmente la variedad de productos complica la gestión de la cadena generando sobrecostos o puestos difíciles de valorar.
– La intensa competencia local e internacional en ocasiones hace que se pretenda reducir el tiempo de lanzamiento de productos al mercado, lo que ejerce presión sobre la cadena.
– La estandarización de productos y servicios hace que para destacarse como cadena integrada haya que tener un desempeño de excelencia y, por lo tanto, sigue siendo dificultoso distinguirse claramente de la competencia.
A modo de conclusión, Herz destacó: “Siempre que indagamos las causas de comportamientos no deseados se suele llegar a la conclusión de que hay errores en la comunicación y la sincronización”. Además hizo especial hincapié en que “las mejores prácticas exigen un enfoque colaborativo en red”.

Las “Redes de Valor” en el ámbito de la logística

El segundo disertante fue Fabián Szulanski, Director del Centro de Investigación de Dinámica de Sistemas del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), quien se metió de lleno en el concepto de “Red de Valor”, a la cual definió del siguiente modo: “Red de interrelaciones que genera valor económico y otros beneficios a través de intercambios complejos y dinámicos entre dos o más individuos, grupos u organizaciones. La misma no es secuencial ni está estructurada en base a jerarquías”. Luego enumeró diversos ejemplos que representan el modelo de colaboración en red, entre ellos los cluster industriales o de servicios; comunidades de aprendizaje, que giran alrededor de comunidades académicas con el objetivo de compartir aprendizajes; y comunidades de práctica, que giran alrededor de una temática determinada.
Szulanski destacó que el objetivo último de la red es la generación de “valor” y se refirió a distintas herramientas de gestión operativa de las experiencias de la red de valor. Para ellos desarrolló los conceptos de “satisfacción”, “buen servicio” y “experiencia”, sobre los que dijo: “Una experiencia en la que ofrecemos mucho más que un producto o servicio nos servirá como punto de anclaje para retener a nuestros principales clientes. Esas experiencias deben ser memorables, mediante la estimulación de los cinco sentidos, de las emociones, de la racionalidad, del relacionamiento con experiencias positivas anteriores y de la propensión a una acción concreta por parte del cliente”. A modo de reflexión afirmó: “De lograrse esto contaremos con una red de valor deleitada, que nos hará experimentar un efecto exponencial de valor percibido en nuestros productos o servicios, lo que impactará en las ventas y en los ingresos económicos”.

En cuanto a la consulta realizada por el público sobre si la red de valores eventualmente eliminaría el puesto de Director de Supply Chain, Szulanski contestó: “Lo ideal sería que hubiera un Gerente de Proyectos que integre aquellos nodos de la red que sean necesarios para cada proyecto, y es posible que siempre algún nodo de logística esté involucrado; pero la función igual va a seguir teniendo a un líder”.


 


Notas relacionadas

Te podría interesar