Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Señal de alerta en la infraestructura

 |   5 de diciembre del 2011

El subsecretario de puertos de la provincia de Buenos Aires fue uno de los oradores iniciales del XXI Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, y advirtió sobre los desafíos estructurales de la logística nacional.

Luis Abot, destacó el crecimiento en la conectividad portuaria argentina en los últimos siete años, dio cifras sobre el estimado de crecimiento de diversos sectores productivos y llamó a establecer una sinergia entre los distintos actores para encarar las obras de infraestructura que los puertos y el sistema logístico necesitan para acompañar este fuerte crecimiento que se esta dando en la Argentina.

“Nos encontramos en un momento muy particular de nuestro país y también internacional con una incertidumbre por la crisis internacional. Este seminario nos invita a reflexionar sobre los temas que hoy nos preocupan y en primer lugar quiero mencionar que según la UNCTAD, la Argentina creció un 43 % en conectividad portuaria en los últimos siete años, por encima de México, Perú y Brasil, es algo que nosotros tenemos muy en cuenta porque habla de un sistema integral de logística que incorpora puertos, transporte fluvial y terrestre, caminos, aeropuertos, ferrocarril. Esta es una buena noticia sin dudas, el diagnostico del sistema portuario hoy es bueno. Estamos en un buen momento pero hay que hacer obras de infraestructura de cara al futuro para llegar al 2020 en las condiciones optimas.”

También la CEPAL dice que el sistema portuario regional está hoy a la altura de las circunstancias pero que el crecimiento previsto para el 2020 exige reformas en la infraestructura para no perder competitividad o tener cuellos de botella de difícil solución para el movimiento de carga. Estamos bien pero se enciende una señal de alerta en la infraestructura, tenemos que realizar obras, reformas, en las estructuras portuarias de cara al futuro. Sabemos que si hablamos del tipo de obras que tenemos que hacer el 2020 no es una fecha lejana, hay que empezar ahora. Otro elemento particularmente destacado es la forma en que la industria naval incide sobre los puertos concretamente por el tipo y tamaño de los buques que se construyen y que nos marcan las condiciones para que nuestras infraestructuras sean adecuadas a los grandes buques, que están creciendo por la preocupación por la baja de costos y los fletes, impulsado también por las obras en el canal de Panamá y su nuevo tamaño, lo que tenemos que tener en cuenta para planificar la logística para mover las cargas en esta relación que hay productor consumidor.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar