Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Software de gestión para Retail

 |   18 de junio del 2013

Un sistema de gestión integrado aporta funcionalidad y efectividad. Debe permitir la integración de diversas interfaces y sistemas, incluyendo dispositivos móviles.

Las empresas comercializadoras mayoristas y minoristas enfrentan mercados cada vez más desafiantes. Fluctuaciones en la demanda, regulaciones cambiantes y una aguerrida competencia local y global, están a la orden del día. Responder a estas exigencias para detectar y desarrollar al máximo las oportunidades de negocio, es una prioridad que las empresas del sector no pueden eludir.

En este sentido, se hace necesario un sistema de gestión que logre funcionalidad y efectividad y que represente una solución que se implemente de manera rápida, predecible y sin traumas para el funcionamiento de la empresa.

La flexibilidad, versatilidad y fiabilidad de la plataforma que se implemente, debe lograr una máxima integración entre importadoras, distribuidoras y tiendas participantes de una misma cadena logística. De hecho, es perfectamente posible que un grupo de empresas, cooperativa o cluster industrial adquiera la solución de manera conjunta.

Su implementación, por otra parte, debe hacerse según la realidad de cada empresa poniendo al  alcance las más efectivas herramientas de gestión diseñadas para optimizar todos los procesos críticos del negocio mayorista, minorista e importador, incluyendo operaciones clave como: compras, producción, suministros, ventas y distribución, inventarios, puntos de venta integración y control, etc.

La plataforma tecnológica debe, además de permitir una completa gestión de puntos de venta, integrar usuarios con gran facilidad y estar en línea con el resto de las operaciones del sistema de gestión. Además, debe permitir la integración de diversas interfaces y sistemas, incluyendo dispositivos móviles.

Algunos beneficios de una plataforma tecnológica según las características enunciadas son:

CONTROL detallado de procesos, costos y precios reales por producto, incrementando las ventas y reduciendo costos en el manejo de la mercancía.

ORGANIZACIÓN y estandarización de procesos, roles, mecanismos de seguridad y auditoría, optimizando el flujo de mercancía.

GESTIÓN  en línea de inventarios e integración completa de puntos de venta.

VISUALIZACIÓN en tiempo real de la información proveniente de todas las áreas de la empresa y de toda su cadena logística.

SIMPLIFICACIÓN de operaciones al eliminar errores, procesos redundantes y recursos innecesarios.

INTEGRACIÓN de principio a fin, tanto de las distintas áreas del negocio como de la empresa con sus aliados, proveedores, distribuidores, etc.

OPTIMIZACIÓN del proceso de toma de decisiones gracias a potentes herramientas de análisis empresarial.

Nuestra recomendación es evitar las limitaciones, costos y pérdidas de competitividad típicas de la mezcla de aplicaciones aisladas y de software “casero”, adquiriendo tecnología robusta y fiable, capaz de brindar soluciones a largo plazo y de alto rendimiento.

(*) El autor es Director de Ventas de SofOS Argentina


Notas relacionadas

Te podría interesar