Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Suma de modos y beneficios

 |   23 de septiembre del 2013

El transporte multimodal consiste en aquel que se realiza utilizando como mínimo dos modos de transporte diferentes y que constituye una sola operación comercial en virtud de un contrato entre el cargador y la empresa de transporte. Aprovechando los beneficios de cada medio de transporte, esta modalidad permite grandes ahorros de costos y aumentos de la eficiencia, sin embargo no se encuentra suficientemente difundido y muchas empresas no cuentan con información clara sobre su operatoria.

Según el artículo primero del Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Multimodal Internacional, por transporte multimodal se entiende; “el porte de mercancías por dos modos diferentes de transporte por lo menos, en virtud de un contrato de transporte multimodal, desde un lugar situado en un país en que el operador de transporte multimodal toma las mercancías bajo su custodia, hasta otro lugar designado para su entrega, situado en un país diferente”. De acuerdo a esta definición, el transporte multimodal se caracteriza por ser: “Una actividad de servicios que consiste en el transporte de mercancías en virtud de un contrato de transporte entre el Operador de Transporte Multimodal (OTM) y su cliente”; “una actividad comercial que debe ser llevada a cabo por operadores calificados de transportes internacionales y que requiere por lo tanto un marco jurídico que garantice normas mínimas en el suministro de sus servicios y un cierto grado de protección de los intereses de las diversas partes comerciales interesadas”, y “una actividad internacional en virtud de la cual las mercancías pasan de un país a otro a merced de diversos modos de transporte”, Organización de Naciones Unidas (UNCTAD). Por estas razones, es necesario definir en primera instancia quién es un transportista multimodal y qué documentación ampara dicho transporte.
TRANSPORTISTA MULTIMODAL U OTM
Las reglas UNCTAD/ICC definen al OTM como: “La persona que celebra un contrato de transporte multimodal y asume la responsabilidad de su cumplimiento en calidad de porteador”. De acuerdo a los principios generales de los contratos de transporte, un transportista es el que concluye un contrato de transporte a su nombre, con un propietario de carga, o acuerda transportar una carga en particular. En este sentido, aquel que recibe una carga de un embarcador para ser transportada a su destino final vía transporte combinado, asume el status de transportista por el entero transporte, independientemente de cuál sea su participación en una parte de la transportación. 
Por lo anterior, se desprende que el transportista contratado bajo estas circunstancias, es el transportista multimodal u OTM.
Sujetos que se desempeñan como OTM:
Operadores de transporte multimodal, operadores de buques.
Operadores de transporte multimodal, no operadores de buques.
Operadores de almacenes.
Expedidores de cargas (Freight Forwarders).
Agente de estiba.
Agente de Aduana, etc.
DOCUMENTO DE TRANSPORTE MULTIMODAL
El documento de transporte multimodal deberá ser un documento expedido por un operador de transporte multimodal, bajo la solicitud del embarcador (consignatario), y negociable como un conocimiento de embarque. De esta manera, este certificado es el recibo de los bienes, expedido por el transportista responsable de la mercancía y evidencia del acuerdo de un contrato de transporte multimodal y más aún, se considera como un documento de título o un documento negociable. Por otro lado, el OTM puede ofrecer servicios puerta a puerta; de puerto a puerta; de puerta a puerto; o complementar el segmento de un traslado en específico. El OTM organiza su propia cadena de transporte, de tal manera que pueda controlarlo por completo, eligiendo de esta forma los modos de transporte y combinaciones óptimas para que la suma de los costos, más sus honorarios, hagan que la elección de dicho transporte sea económico. 
Dentro del ámbito de las empresas navieras, la gran mayoría operan transporte multimodal, y cuentan no sólo con los medios propios para la realización del segmento marítimo, sino, en muchos casos, también poseen los medios terrestres. En el caso de los no propietarios de los medios de transporte, se encuentran: Empresas consolidadoras de carga; Agentes aduanales, y Empresas almacenadoras, entre otros. Independientemente de que el OTM posea o no los medios de transporte, éste deberá ser capaz de ofertar servicios globales que incluyan tanto el transporte y las maniobras, así como el almacenamiento de las mercancías en condiciones óptimas de eficiencia y precio. Deberá atender con eficacia y seguridad las necesidades específicas de las empresas y sus mercancías objeto de comercio exterior, ayudando por ende, a la mejora de la logística del transporte de éstas.
VENTAJAS LOGÍSTICAS
Las ventajas se han puesto de manifiesto con la globalización de las economías, dada la intensificación de la competencia internacional. Los servicios integrados pueden reducir el tiempo de tránsito e incrementar la puntualidad, con efectos directos en la reducción de inventarios; brindar comodidad al usuario el tratar con un solo prestador de servicios, estrechando relaciones comerciales; reducir costos administrativos y de logística, para lograr la sincronía y enlaces internacionales; ofrecer mayor seguridad, especialmente en los puntos intermedios; reducir los gastos de transporte y de otros costos conexos; proporcionar precios previamente acordados para las operaciones puerta a puerta, y finalmente algo muy importante, propiciar nuevas oportunidades comerciales para exportaciones no tradicionales, como consecuencia de mejores servicios de transporte.
UN LENTO DESARROLLO 
Falta de desarrollo a nivel tanto nacional como internacional; falta de conocimiento que presentan la mayoría de las empresas, producto de nula información que se hace de este servicio. A nivel nacional este transporte no presenta operadores que se puedan considerar como importantes, sin embargo las compañías internacionales se han preocupado por desarrollar esta área, sin lograr internalizarla en la mente de los contratantes; casi nula aceptación por parte de las entidades bancarias del documento de transporte multimodal, ya que lo único válido para ellas sigue siendo el B/L como medio representativo del dominio de las mercancías y poca aceptación por parte de las naciones para adherirse al tratado de transporte multimodal. Estos factores han conspirado contra la puesta en práctica de este nuevo método de transporte.
UN FORMATO, TODOS LOS MEDIOS DE TRANSPORTE
Toda la estructura del sistema multimodal está basada en el uso de contenedores normalizados, sean de 20 y 40 pies no sólo para carga general, sino para todo tipo de mercancías. Estos envases están proyectados como para poder ser ubicados sobre camión, sobre ferrocarril y/o sobre o bajo la cubierta de barcos porta contenedores o barcos convencionales fijados con enganchas formalizados. Las medidas de ancho y alto no sólo cumplen todas las regulaciones del transporte carretero y ferroviario, sino que además es posible montarlos sobre los cargueros Boeing 747, posibilitando el envío por vía aérea. La versatilidad es evidente. Se carga en fábrica, tornándose todo el tiempo necesario para ubicar y asegurar la carga de la manera más conveniente; se realiza el despacho aduanero y queda listo para recorrer el mundo sin que los manipuleos y transbordos deterioren el cargamento. 
(*) Doctor en Gestión Avanzada de Empresas en una Economía Globalizada; Profesor de la Línea de Logística, Escuela de Administración y Negocios, Chile.

Notas relacionadas

Te podría interesar