Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Tendencias en la gestión de la cadena de suministro

 |   5 de abril del 2013

El contexto actual representa un verdadero desafío para las cadenas de suministro, que han extendido su alcance y se enfrentan a los altos niveles de incertidumbre que presenta el comercio mundial en estos tiempos. Frente a esta coyuntura, contar con un soporte tecnológico específico es clave para dotar a las cadenas de la eficiencia y agilidad que requieren los mercados actuales.

La logística hoy en día abarca operaciones en todas partes del mundo, y las demandas de los proveedores y clientes exigen que las empresas se focalicen en mejorar y reforzar el alcance de sus operaciones. Infor, como empresa involucrada en la gestión de la cadena de suministro, ha hecho un estudio de la actual situación coyuntural, las tendencias y situación del ambiente global de negocios. Para comenzar podemos mencionar que las características actuales del negocio global son:

Volatilidad:
notamos gran volatilidad en los mercados financieros internacionales con falta de estabilidad hasta en los países más desarrollados.

Incertidumbre: existe una desaceleración global de la economía año a año, con incertidumbre sobre cómo se desarrollará el 2013.

Complejidad: según una encuesta de IDC Manufacturing Insights realizada a empresas de todo el mundo, estas respondieron que las cuatro áreas donde veían que crecería la complejidad eran:

•    Complejidad en el Mercado
•    Complejidad Operacional
•    Complejidad de Tecnología
•    Complejidad en la Cadena de Suministro

Ambigüedad: La ambigüedad es sinónimo de riesgo en los mercados. Actualmente existe una gran ambigüedad entre la aplicación de Políticas Monetarias y Fiscales en 2012, y esto pone en riesgo la economía global. Esta situación se presenta en medio del debate entre la promoción del crecimiento o la lucha en contra de la inflación a través de medidas de austeridad.

Esta coyuntura nos lleva a un estado de riesgo que podemos llamar: “La Tormenta Perfecta”, es decir un evento donde una combinación rara de circunstancias agrava la situación de manera drástica. Ante este escenario, las empresas están evaluando y trazando iniciativas para poder ser más eficientes y rentables en un ambiente difícil, ofreciendo un buen servicio a sus clientes.
Si consideramos las iniciativas que las empresas consideran realizar en los  próximos tres años según el estudio de IDC Manufacturing Insights tenemos:

•    Mejorar la planificación de la demanda
•    Mejorar la satisfacción del cliente
•    Implementar iniciativas de mejoras como “six sigma” y “lean”
•    Alinear mejor la tecnología con el negocio
•    Aumentar el origen de países de bajo costo
•    Mejorar la productividad en la manufactura
•    Disminuir el impacto ambiental
•    Aumentar la capacidad de cumplimentar con las nuevas reglamentaciones
•    Optimizar el diseño de nuevos productos y el proceso de introducción al mercado
•    Mejorar la rentabilidad de los proyectos

Vemos que existe un denominador común en todas estas iniciativas: el SCM, es decir la gestión de la cadena de suministro. La gestión eficiente de todos los procesos logísticos es fundamental para que las empresas brinden un buen servicio siendo rentables. Considerando todo esto es que hemos notado las siguientes siete tendencias principales en SCM Global para el 2012:

•    Complejidad Creciente: la cadena de suministro hoy en día se está volviendo cada vez más compleja, y las empresas mayoristas están experimentando presión tanto de los proveedores como de los clientes para ofrecer valor agregado, un requisito vital para el ambiente competitivo actual. La creciente complejidad de las cadenas de suministro es resultado de la globalización y de la búsqueda de menores costos. El nivel de complejidad en la cadena de suministro puede ser problemático si falta agilidad y capacidad de respuesta.
El uso de BI (Business intelligence) y de Herramientas Analíticas es crítico para mejorar la toma de decisiones en niveles estratégicos, tácticos y operacionales.

•    Velocidad en Aumento: eL 80% de empresas de manufactura que participaron del cuestionario de IDC Manufacturing Insights estuvieron de acuerdo en que la manera de mejorar la toma de decisiones es acelerar los procesos en el negocio, y un 60% mencionó la importancia de acceder a la información en tiempo real. Los fabricantes enfrentan cada vez mayores presiones para ser más ágiles y flexibles. Muchos negocios enfrentan plazos de entrega menores a 48 horas con capacidades pobres de soporte. La búsqueda de eficiencia en el “Fulfillment” (cumplimiento) resalta la importancia de la Excelencia Operativa en los procesos de SCM.

•    Reducción de Costos: los distribuidores luchan para balancear el costo y la demanda de los clientes sin impactar negativamente en los márgenes de ganancias y sin perjudicar el servicio. A medida que luchan para asegurar su posición en la cadena de suministro, las empresas deben considerar el rol que juega la tecnología en permitir estrategias competitivas como la globalización y la consolidación. “Tradicionalmente la efectividad de la cadena de suministro se mide en base a la capacidad de producir resultados finales que impacten en los márgenes y los costos. Sin embargo, al considerar solamente el impacto sobre costos se corre el riesgo de desvirtuar el verdadero valor de la cadena de suministro” Mark Sutton, Sr. Vice President Global Supply Chain, International Paper.

•    “Centricidad” en el Cliente: el mayor acceso a fuentes de información le brinda al cliente un poder sin igual para negociar y para tomar decisiones.
La visibilidad de la cadena de suministro se ubica dentro de las prioridades principales de los negocios, como clave para reducir costos y mejorar los niveles de servicio.

•    3D SCM = S&OP: hoy en día resulta sumamente importante para ser competitivo ser considerado una empresa “Best in class”, esto significa ser eficientes en todos los aspectos. Las empresas deben contar con la capacidad de sincronizar en tiempo real la oferta y demanda de sus cadenas de suministro. La adopción de Tecnologías S&OP (Plan de Ventas y Operaciones) y el desarrollo de procesos robustos asociados con S&OP es crítico para lograr el status “Best-in-Class” en el Mercado.

•    Más Regulaciones: el mundo se ha vuelto extremadamente globalizado y eso significa que no solo hay que cumplir con las normas locales del país de pertenencia, sino también con normas de los otros países donde opera la cadena de suministro. Por otro lado cada vez existen más reglamentaciones, particularmente en el área de Trazabilidad, para las industrias Farmacéutica y de Alimentos y Bebidas. Existe también una mayor preocupación de los fabricantes por adoptar enfoques proactivos más que reactivos. La necesidad de trazabilidad implica mejorar la Visibilidad y la Capacidad de Respuesta de la cadena de suministro.

•    Movilidad y Redes Sociales: las empresas van rápidamente reconociendo a las redes sociales y la movilidad no como una moda, sino como una tendencia que llegó para quedarse y realmente una innovación donde no pueden ni deben quedarse atrás.

Las conclusiones del IDC Manufacturing Insights, Worldwide Manufacturing Supply Chain 2012 han sido las siguientes:

•    La movilidad y las Redes Sociales están transformando la manera de interactuar.
•    Las formas tradicionales de relacionamiento han sido reemplazadas por nuevas formas de comunicación, reporte y promoción.
•    Es imperativo que las empresas inviertan en la incorporación de aplicaciones móviles y dispositivos inteligentes para sus cadenas de suministro.

En un ambiente de incertidumbre económica mundial resulta indispensable la incorporación de la tecnología para poder eficientizar todos los procesos, ser más rentables y gastar menos energía. El ERP tradicional ya no resulta suficiente para enfrentar el ambiente actual que llamamos la “tormenta perfecta”. Las principales limitaciones de un ERP tradicional son las siguientes:

•    Demasiado complejo para cubrir necesidades específicas del negocio.
•    No cuenta con prestaciones colaborativas ni participación en redes sociales para aumentar la productividad.
•    ERP sumamente complejo que no permite integraciones ágiles.
•    No cuenta con prestaciones específicas para cada industria.

Todo esto nos lleva a una conclusión: resulta indispensable para las empresas de manufactura contar con un software de SCM específico para administrar la cadena de suministro, el almacén, controlar el inventario, y todas las operaciones relacionadas con la gestión de logística y distribución.

(*) El autor es Director Regional, Infor Cono Sur.


Notas relacionadas

Te podría interesar