Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Toma de fuerza con sello HINO

 |   28 de septiembre del 2017

La compañía desarrolló una toma de fuerza original para sus camiones, especialmente diseñada para la caja de cambios y que no requiere perforar ni modificar la estructura del camión.

La toma de fuerza o PTO (por sus siglas en inglés: Power Take Off) es un dispositivo mecánico que se adapta a la caja de cambios y permite la rotación de la misma para una futura misión del camión: toma las revoluciones y las transfiere a otra herramienta que las necesite, por ejemplo una camilla de auxilio o, en camiones más grandes, una compactadora de basura.

Sin embargo, instalar una toma de fuerza en un camión por lo general supone una modificación o alteración del conjunto caja de velocidades o motor, con las consecuencias que esto puede implicar: al perforar e instalar este accesorio que no está especialmente diseñado pueden producirse daños que a la larga reducen la vida útil del vehículo. Por eso, desde HINO -la compañía japonesa que comercializa en la Argentina los camiones livianos del grupo Toyota-, se ofrece el dispositivo original instalado de fábrica, un módulo y soporte diseñado exclusivamente para los camiones HINO y la garantía de un funcionamiento armónico de las partes. Además, la caja de velocidades HINO viene con predisposición para la instalación, no siendo necesario realizar ninguna modificación sobre la misma.

“En HINO ya tenemos camiones con PTO que vienen de fábrica porque sabemos que la mayoría de las aplicaciones que se usan hoy en día la necesitan y que venga de fábrica les permite ahorrar tiempo a los clientes -explica Manuel Pardal, ingeniero de Ventas de Hino -. Así, no tiene intervención after market, se reducen las posibilidades de mala instalación, contribuye a una vida útil más prolongada y disminuyen los factores de desgaste”.

La toma puede pedirse al momento de comprar el camión y se incluye en la misma financiación o puede colocarse más tarde y de todas formas cuenta con garantía tanto el dispositivo como la mano de obra.

“La toma de fuerza original HINO posee un dispositivo que alerta al chofer cuando está conectada para que no arranque y así prevenir roturas –señala Pardal-. Además, de manera local se desarrolló un soporte para reducir las vibraciones y sostener el peso propio de la toma para prolongar la vida útil del conjunto caja toma”.

La toma está pensada para trabajar en armonía con la caja y sirve para misiones tan diversas como remolque de auxilio, mezcladora de hormigón, recolección de residuos o brazos grúa. Puede accionarse con un swich desde la cabina y con un regulador opcional, que permite variar las revoluciones y funciona como un acelerador: de cero a 850rpm, entrega 20kg de fuerza en su potencia máxima.

“El desarrollo de la toma significó poder ingresar a un segmento que fue primordial para HINO en Argentina: las planchas de auxilio, y eso nos permitió trabajar con empresas como Rinkel y SOS”, destaca Pardal.

Con la toma de fuerza, HINO sigue sumando prestaciones que hacen de sus camiones un producto integral y confiable, listo para su carrozado y completamente garantizado.


Notas relacionadas

Te podría interesar